viernes, 25 de diciembre de 2009

Resumen de Noticias (I)

Primer envite de las cenas festivas, saldado con muy buena puntuación desde el punto de vista de lo sólido, creo que muy buena también en lo tocante a los maridajes y sobresaliente en cuanto a lo vínico.
Se me han pedido informes detallados de los vinos que desfilen por mi mesa estos días, así que ahí va el primer bloque de noticias desde el frente.
- Cava Gramona Imperial Brut Gran reserva 2005 (DO Cava; Xarel·lo, Macabeo, Chardonnay; Gramona): un cava gran reserva, con crianza en cava de entre 3 y 4 años, y del que ya se ha hablado largo y tendido en otros blogs que frecuento. Amarillo dorado claro, perlaje fino y continuo, reflejos dorados. Aromas agradables de intensidad media, frutos secos, algo de bollería, tostados, fondo de fruta. En boca entra muy bien conjuntado, quizá el carbónico un pelín destacado, buena acidez, muy agradable y suave. Un buen cava, sin ninguna duda, al que creo que la Chardonnay le aporta personalidad.
- Chablis Domaine Gérard Vuillen 2006 (AOC Chablis; 100% Chardonnay; Domaine Gérard Vuillen): me deseó Oscar Gallifa de VadeBacus,  que el chablis me diese "faena", y vaya si me la dio. Qué vino tan complejo e interesante. Amarillo pajizo evolucionado, con ribetes dorados, algo apagado. En nariz es uno de los vinos más curiosos que he probado, con avellanas, frutas (pera, melocotón), caucho, y unos aromas dulzones flotando por encima. En boca siguen las sorpresas, entra anunciando un vino más bien dulce, pero pasa totalmente seco, a la vez que suave y sedoso, dejando claros recuerdos de su fase nasal. Un vino nada sencillo, interesante, para sentarse con calma e irlo explorando.
- Jean León Cabernet Sauvignon Reserva 1998 (DO Penedés, 85% Cabernet Sauvigon, 15% Cabernet Franc; Jean León): difícil expresar todo lo que me transmitió este vino. Granate apagado, ribetes evolucionados ya atejados, profundo, limpio. Aromas elegantes, complejos, serios, intensos, destacando tostados, especiados, toques de vainilla, y bien oxigenado, moras. Su paso por boca es delicioso, pleno, aterciopelado, con un retronasal de tostados y fruta madura, y unos taninos muy dulces y muy bien integrados, que dejan un postgusto largo y claro de madera de calidad. Un vino casi perfecto, difícil de olvidar.
- Champagne Roger Coulon Brut Tradition Premier Cru (AOC Champagne; 50 % Pinot Meunier, 25% Pinot Noir, 25% de Chardonnay; Roger Coulon): también le debía a Oscar mi comentario sobre este champagne. Amarillo pajizo claro, perlaje muy fino y persistente, elegante. Nariz donde destacan los frutos secos y pan tostado, con un fondo nítido de frutos rojos. En boca es suave, con una acidez agradable, carbónico integrado, no muy largo. No es un mal champagne, pero tampoco me ha parecido de los mejores que he probado.
- Don PX (DO Montilla Moriles. 100% Pedro Ximénez. Toro Albalá): color ámbar, brillante, limpio, invita a beber. Aromas de buena intensidad a pasas y miel, muy goloso y sugerente. En boca es muy agradable, goloso y aterciopelado sin ser empalagoso, largo pero que apetece repetir. Casi a temperatura ambiente es muy fluido y suave. Uno de mis PX preferidos.
Dos descubrimientos quedan en el archivo de esos vinos para repetir una y otra vez. El Chablis por complejo, interesante y curioso; y el Jean León por elegante, serio, redondo, y su casi perfección.

lunes, 21 de diciembre de 2009

Feliz Navidad

Empecé este blog desde la absoluta humildad de un novato con ganas de decirle al mundo los vinos que le gustaban, los libros que le transportaban, la música que le elevaba el alma, los restaurantes donde gozaba.
Casi sin darme cuenta, me he ido sintiendo unido a un grupo de gente a la que no conozco en persona, pero que me da la sensación de llevar compartiendo con ellos mucho tiempo y muchas experiencias.
A todos los que os pasáis por aquí con asiduidad o de vez en cuando, que sólo echáis un vistazo o dejáis vuestras impresiones y ayudáis a construir este sitio, a los que, conmigo, compartís vinos, música, ideas y vivencias. A todos vosotros, que paséis unas muy felices fiestas y que el nuevo año sea al menos igual de bueno que éste al que le queda muy poco.
Salud!

sábado, 19 de diciembre de 2009

Etiquetas

Al hilo de un reciente post en uno de los blogs que sigo, me he puesto a pensar en el tema del etiquetado del vino.
Según la vigente regulación europea sobre el etiquetado de los productos vinícolas, la información que debe constar obligatoriamente en la etiqueta de un vino es: la categoría del vino (vino de la tierra, denominación de origen, ...); el volumen nominal del producto (p.e. 750 ml); el nombre y la dirección del embotellador, responsable legal ante el consumidor; el grado alcohólico volumétrico total (% vol.) con un margen de desviación máximo del 0,5%; el país de origen, en caso de exportación o de importación.
Muchos elaboradores incluyen en su etiquetado las medallas y premios ganados, temperatura recomendada de servicio, sugerencias de maridaje y notas de cata, que es una información que puede resultar útil e interesante para algunos sectores dentro de los consumidores de vino.
Personalmente, me gustaría que el etiquetado incluyese siempre la o las variedades con las que se ha elaborado el vino y si es posible sus porcentajes, el tiempo y tipo de crianza, algún detalle importante sobre la elaboración y fecha de embotellado o degüelle en el caso de espumosos. Creo que esta información ayudaría al consumidor a saber que se va a encontrar al descorchar la botella, y va a aportarle elementos de juicio para valorar si lo que está bebiendo se parece a lo que dice el elaborador que ha hecho.

jueves, 10 de diciembre de 2009

Petit Verdot

Tras haber probado en un restaurante un Petit Verdot de Casa de la Ermita, y haber leído las maravillas que de esta variedad cuenta el Marqués de Griñón en su libro Entender de Vino, decidí hacerme con algunos varietales de esta uva de distintas bodegas y hacer un pequeño estudio organoléptico.
La Petit Verdot, variedad originaria de Francia, está considerada como una de las uvas más caprichosas de Burdeos. Necesita para madurar correctamente años calurosos, y aún así, no siempre se consigue una maduración correcta. Se ha usado tradicionalmente para aportar color y aroma a otros vinos, pero cuando madura plenamente, de origen a vinos finos, aromáticos y elegantes. Es España se cultiva sobre todo en Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Región de Murcia y Comunidad Valenciana.
Los vinos catados fueron:
- Casa de la Ermita Petit Verdot 2005 (DO Jumilla, Casa de la Ermita): Granate intenso, apagado, ribetes granatosos. Nariz compleja, intensa, moras, hierbabuena, piel de naranja; posteriormente balsámicos y toque mineral (grafito). En boca entrada tánica, retronasal mineral, acidez final algo excesiva. Bastante largo. Hubo de vérselas con unos entrantes de foie de pato y queso de cabra, y luego unas chuletillas de cordero con alioli de manzana, y se portó.
- Finca Antigua Petit Verdot 2006 (DO La Mancha, Finca Antigua): Rojo cereza, ribete violáceo, capa media. Aromas poco intensos de moras, floral (lavanda?), cacaos. En boca vivo, suave, taninos muy dulces y final agradable, corto. Remojó un entrecot de ternera a las finas hierbas, muy bien conjuntados.
- Enrique Mendoza Petit Verdot 2005 (DO Alicante, Enrique Mendoza): Rojo picota, ribete granate. Aromas de intensidad media, licoroso, frutas negras, floral, balsámico. En boca es suave, buena acidez, mínimo amargor final, retronasal balsámico. Le tocó medirse con un conejo al horno a la murciana, que igual le pudo un poco.
- Dominio de Valdepusa Petit Verdot 2004 (DO Dominio de Valdepusa, Pagos de Familia de Marqués de Griñón): Rojo cereza oscuro, cubierto, ribete granate vivo. Aromas de intensidad media florales, mora, lácteos, herbáceos, algo balsámico y tras un par de días, regaliz. En boca es sedoso, buena acidez, retronasal herbáceo y ligero y agradable amargor final. Duración media. La compañía fueron unos volovanes rellenos de champiñones salteados y un confit de pato con castañas, y se llevaron de maravilla; creo que aún se quieren.
El Casa de la Ermita fue el vino con mayor intensidad aromática, el más sorprendente en nariz, pero un poco recio y tosco. El Finca Antigua es un vino fácil, donde más noté el toque floral de la Petit Verdot, pero sin nada muy destacable. Del Enrique Mendoza me esperaba más, me pareció el menos "varietal" de los cuatro. El vino del Marqués de Griñón es un vino muy bien hecho, redondo, donde no parece sobrar nada; sólo le faltaría un poco de intensidad aromática.
Lo ideal, la intensidad y variedad aromática del Casa de la Ermita y la sedosidad, redondez y final del Dominio de Valdepusa. Si tuviese que escoger uno sólo, el del Marqués de Griñón sería quizá el elegido.
En resumen, vinos interesantes, que aportan notas distintas en nariz y que se caracterizan por un final amargoso diferente, que puede no gustar, pero que si está bien integrado es curioso y agradable.

domingo, 6 de diciembre de 2009

Cata - Recetario

El pasado viernes asistí a lo que se denominó Curso Recetario Especial Fiestas. Una reunión en la que se nos propusieron una serie de platos sugerentes para la época de fiestas que se acerca, con consejos e ideas sobre su elaboración, y sugerencias de maridaje. Asimismo, catamos ocho vinos, de 4 tipos diferentes, como ejemplo práctico de lo sugerido.
Entre los platos, desde un sencillo y gustoso entrante como el salpicón de marisco (maridaje sugerido: blancos de poca acidez), pasando por pescados como besugo al horno (tintos jóvenes) o salmón al cava (blancos o espumosos con crianza), hasta llegar a los contundentes capón al champán (tintos de guarda), pavo al níspero (espumosos frescos, tintos jóvenes), y cochinillo, bien al estilo segoviano o castellano (tintos de guarda con cuerpo y tanicidad).
Los vinos catados fueron, nuevamente de acuerdo con la época, grandes vinos todos ellos.
- Albariño Valdamor 2008 (DO Rías Baixas, blanco joven 100% Albariño, Valdamor): Amarillo pálido con reflejos dorados y verdosos. Buena intensidad aromática, frutal (pera, melocotón) y un punto vegetal. En boca es un vino potente, con una acidez viva, muy agradable y muy frutal, largo. Un albariño ganador de varios premios, y que sigue estando entre los grandes, aunque no sea de los ultraconocidos.
- Tokay Furmint Château Megyer 2007 (100% Furmint, Château Megyer): Amarillo pálido con reflejos acerados y dorados. Nariz de buena intensidad, sobre todo floral (rosas) y tras un rato plátanos, con un punto dulzón. En boca es seco, vivo, fresco, con retronasal donde aparecen ahumados y mantequilla. Primer vino húngaro que no sea un Tokay dulce que pruebo. Interesante y agradable.
- Ogga 2004 (DOCa Rioja. Tinto Reserva 100% Tempranillo. Viña Hermosa-Santiago Ijalba): Picota muy oscuro y muy cubierto, con ribete granate apagado. Aromas muy complejos, lácteos, ahumados, frutos negros maduros, punto balsámico. Al cabo de un rato aparecen café y toffee. En boca tiene una buena acidez, es carnoso y vinoso, astringente pero equilibrado. Un enorme vino que iba creciendo según pasaba el tiempo. Aunque ya es muy disfrutable, creo que un año o dos más de botella lo harán impresionante.
- Flor de Pingus 2005 (DO Ribera del Duero. Tinto con crianza, 1005 Tinta fina. Dominio de Pingus). Picota oscuro de alta capa, ribete granate. De entrada, muy cerrado en nariz, con aromas de tinta. Poco a poco surgieron mantequillas, eucalipto, especias. En boca resultó potente, pero áspero y tánico, un poco desestructurado. Los aromas de la crianza se han cargado casi toda la fruta, y el vino necesita mucho tiempo para abrirse. Igual hay que darle más años de botella, pero sin disgustarme, me defraudó un poco.
- Cattier Premier Cru Brut Antique (AOC Champagne. 75 % Pinot Noir y Pinot Meunier, 25 % Chardonnay. Maison Cattier): Amarillo dorado con reflejos dorados y perlaje fino y continuo. Nariz delicada, con frutos rojos muy tenues, bollería y avellanas. En boca es fresco, cremoso, con un carbónico muy bien integrado y con recuerdos de los frutos rojos. Un champagne muy muy bueno, como aperitivo o para cenar con él.
- Dom Pérignon Vintage 2000 (AOC Champagne. 55% Chardonnay, 45% Pinot Noir. Dom Pérignon): Amarillo pajizo evolucionado, con reflejos dorados. Aromas intensos y complejos, destacando ahumados, frutos rojos, frutos secos y un mínimo toque cítrico. Su paso por boca es pleno, con muy buen carbónico, serio e intenso, con recuerdos de frutos rojos y un toque dulzón. Dom Pérignon es uno de los champagnes con mayúsculas, y este Vintage 2000 es soberbio.
- Dulce Cristal-lí (DO Alicante. Blanco dulce 100% Moscatel de Alejandría. Vins del Comtat): Amarillo pálido con reflejos dorados y verdosos. Intensos aromas típicos de la moscatel, piel de limón, frutas de hueso, almizclado, recuerdo de hinojo. Untuoso en boca, de buena intensidad, largo y elegante, con recuerdos de albaricoque. Es uno de los moscateles dulces que más me gustan, muy rico y goloso.
- Pedro Ximénez San Emilio (DO Jerez. Dulce, 100% Pedro Ximénez. Lustau): Color caoba claro, reflejos ambarinos, brillante. Aromas muy intensos a pasas y pan de higos. En boca se muestra untuoso, fino, elegante, goloso y muy largo. Un PX exquisito.
Casi seguro que alguno de estos vinos aparecerán en la mesa en estas fiestas.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en internet

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que...
1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecúen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Si estás de acuerdo con este manifiesto, ayuda a difundirlo. Publícalo en tu blog, en tu cuenta de Facebook, mándalo por mail a tus amistades, etc.

martes, 1 de diciembre de 2009

Encuentros con el Vino (y III)

Y al fin, el último de los menúes de Encuentros con el Vino al que hemos asistido este año. Elegimos el restaurante El Xato, en el precioso pueblo de la Nucia. Un pequeño y coqueto restaurante, muy bien montado, con un ambiente muy agradable.
Empezamos con un Cremoso de mullaor de sangatxo con espuma de tortilla de patata. Ni idea de lo que era esto, pero una investigación internáutica nos aclaró que el sangatxo es una parte del atún cercana a la espina dorsal. Y el mullaor es una especie de fritada. Así pues, tenemos una fritada de atún en textura de crema con una espuma de tortilla de patata por encima. Rico y curioso al notar esos sabores con esas texturas. Empezamos la parte vinícola con un cava Joan Raventós Brut Reserva Heretat (DO Cava. Macabeu, Chardonnay, Parellada. J. Raventós Rosell). Aromas de avellana y algo de bollería. Seco y armonioso en boca. Se nota mucho la Chardonnay. Buen cava.
Seguimos con un Carpaccio de galeras con azafrán y cremoso de calabaza y almendras. Sorprendente conjunción de sabores, donde quizá el azafrán adquiría el protagonismo absoluto, y desmerecía un poco el resto del plato. Estuvo acompañado por un interesante Chozas Carrascal Las Tres 2008 (DO Utiel-Requena. Blanco fermentado en barrica. Chardonnay, Sauvignon Blanc y Macabeo. Chozas Carrascal). Amarillo pajizo con reflejos verdosos, brillante. Nariz compleja, donde destacan frutas blancas, melocotón y notas de bollería (maloláctica?). En boca es seco, suave, muy frutal. Interesante vino del que no me importaría hacerme con alguna botellita.
El toque otoñal lo puso un Salteado de setas con morcilla y tagliateli de calamar. Delicioso salteado, setas en su punto y plenas de sabor, y unas finas tiras de calamar que aportaban un buen contraste. La enjundia de este plato requirió un Torres D’Anguix Barrica 2006 (DO Ribera del Duero. Tinto roble 100% Tinta del país. Torres de Anguix). Rojo picota intenso, brillante, ribetes violáceos. Intensos aromas a caramelo de mora, balsámicos y un toque ligero de vainillas. En boca tiene una buena acidez, taninos mínimamente verdes y un retronasal afrutado muy bueno. Un buen ejemplo de los tintos de corta crianza de Ribera.
Sorpresa de sabores y quizá plato del día, Canelón de Ternera y trufa con bechamel de mascarpone. Ternera suave que se deshacía, bechamel de mascarpone que le daba un punto especial, y el aroma de la trufa negra. Riquísimo. El vino elegido fue un Vega Guijoso 2006 (DO Pago Guijoso. Tinto crianza. Merlot, Cabernet Sauvignon, Tempranillo, Syrah. Sánchez Muliterno). Rojo picota, capa media, ribetes algo evolucionados. En nariz, complejo, con fruta roja, ahumados, monte bajo, un punto de pimienta blanca. En boca es suave, sedoso, muy redondo. Invita a beber más de una copa.
El plato principal fue un Tostón a la naranja con clavo y boniato rojo. Bien presentada ración de cochinillo en su punto, con un fondo de naranja diferente a lo habitual. Muy bueno. El vino para este plato fue un  Viña Consolación 2003 (DO Pago Guijoso. Tinto reserva 100% Cabernet Sauvignon. Sánchez Muliterno). Rojo granate con ribetes atejados, algo apagado. Aromas de crianza con vainilla, balsámicos, y al fondo pero notándose fruta madura y quizá pimentón. En boca redondo, sedoso, taninos plenamente integrados y suaves. Muy buen vino, lejos de la robustez de otros Cabernets.
Primer postre, Frutos rojos, yogurt griego y peta zeta. Delicioso frutos rojos con una exquisita espuma de yogur griego y un puntazo divertidísimo de peta zetas, que se oían explotar desde el otro lado de la mesa, acompañados por un Darimus Syrah Dulce (VT Cartagena. Tinto dulce 100% Syrah. Bodegas Serrano). Quizá el vino más raro que he probado nunca. Rojo picota, reflejos violáceos, denso. Aromas extraños a yodo y hierbas aromáticas. En boca una entrada muy rara, nuevamente con ese toque yodado, y después un final muy dulce y muy largo. Desde luego, un vino extraño que no me deleitó demasiado.
Para terminar, Soufflé de turrón y helado de miel. Muy rico. Lo acompañamos no con vino, sino con un Licor de Caramelo Joseph Cartron. Muy rico y goloso.
Una gran experiencia la comida en El Xato, quizá la que más nos gustó de las tres, con muy buenos platos y deliciosos vinos (reconozco mi debilidad por los de Sánchez Muliterno, a pesar del patinazo del Flor de Divinus). Experiencia que mejoró Paco Cano, sumiller de la casa, presentándonos a Cristina, su señora y alma de la cocina, y permitiéndonos visitar su bodega, con unas 850 referencias de vinos y más de 100 en destilados. Ah, y que prometió cuando volvamos hacernos un coupage de sus más de 40 variedades de café.

domingo, 29 de noviembre de 2009

Encuentros con el Vino (II)

Segunda degustación de las jornadas de Encuentros con el Vino. Esta vez hemos elegido el restaurante Mesón de la Costa, basándonos principalmente en los vinos que presentaba el menú, y en lo apetitoso que, a priori, sonaban algunos platos. De entrada dos detalles, la simpatía y desenfado de los camareros, y la barra de pan entera en la mesa, acompañada de una sobrasada muy buena.
Primer entrante, uno de los platos que nada más verlos en el menú, nos hizo salivar. Vieiras gallegas con virutas de Joselito. Buena mezcla de vieiras, no muy grandes pero si muy jugosas y sabrosas, con un sofrito de cebolla y unas virutitas de esa delicia que es el jamón Joselito. Muy muy buenas. El vino fue un Javier Sanz Villa Narcisa Verdejo (DO Rueda. 100% Verdejo. Javier Sanz Viticultor). Amarillo pálido con algunos reflejos verdosos. Aromas muy agradables de pera y hierba cortada, con algo de cítricos. En boca bastante neutro, fresco y frutal. No soy un entusiasta de los verdejos, pero este no estuvo mal.
El segundo entrante fueron unas Colas de gamba roja con ajos de las Pedroñeras y huevo frito de las gallinas de “Pepe”. Gambas, guindilla, ajos tostados, huevo...una delicia de plato. El ajo y el huevo pedían algo que limpiase la boca y la preparase para el siguiente envite, y de eso se encargó un Ática Pinot Noir Brut Rosé (DO Cava. 100% Pinot Noir. Parató Vinícola). Precioso color frambuesa con matices cereza. Nariz floja, sobre todo frutal, y paso por boca alegre, carbónico bien integrado, refrescante, con un punto tánico de la Pinot. Cumplió muy bien su cometido.
Siguiente entrada, Escalopín de foie sobre compota de melocotón y crujiente de galleta de manzana. Buen foie a la plancha, con una lámina delgada de manzana tostada y crujiente muy rica. El maridaje en este caso fue sorprendente, un Bestheim Riesling Reserve (AOC Alsace. 100% Riesling. Bestheim). Amarillo pálido, reflejos verdosos. Intensidad media, destacando caucho y fruta de hueso. Seco, con buena acidez, se entendió a las mil maravillas con el foie. Es el primer Riesling de Alsacia que pruebo, esperaba más, pero no estuvo mal.
Último entrante, Enredo de fettuccini y setas de temporada. El otoño tiene que notarse, y este plato estaba muy bueno; bien condimentado y respetando el sabor de las setas. Sorpresa de la jornada, el Palacio de Sada Rosado (DO Navarra. 100% Garnacha. Bodega de Sada). Hermoso color frambuesa con delicados matices violáceos y azulados. Aromas intensos a frutas rojas (fresa, frambuesa) y un mínimo toque especiado al fondo. Paso por boca fresco, goloso, un punto dulzón. Muy buen rosado.
Primer plato, un contundente Taco de merluza con tomate frito de la “Abuela Lola” y ñoricas de Guardamar. Buena merluza, exquisito tomate frito (pelín salado) y ricas ñoras. Un reto al que se enfrentó, y salió bien parado, el Heretat Vall-Ventos Sauvignon Blanc (DO Penedés. 100% Sauvignon Blanc. J. Raventós Rosell). Amarillo dorado, reflejos dorados brillantes. Aromas curiosos y nuevos para mí, con cítricos, piña, flores blancas. Fresco y equilibrado, aguantó el tipo ante la fuerza del tomate y las ñoras.
El plato principal, cuando ya nuestros estómagos pedían tregua, fue una Paletilla de cochinillo lechal al horno con sus patatas. Crujiente, jugosa, riquísima. Unas patatas que tenían un punto simplemente perfecto. La compañía fue quizá el mejor vino del día, un Silvanus Crianza (DO Ribera del Duero. 100% Tinta del país. Asenjo & Manso). Bonito rojo picota bien cubierto, ribetes violáceos. Buena intensidad, con mucha fruta roja madura en primer plano, apareciendo luego vainilla, cacao y ahumados. En boca es robusto, con buena acidez y unos taninos suaves, destacándose las maderas. Excelente Ribera, donde el roble aún no le ha ganado totalmente la batalla a la fruta.
Fin de fiesta con una Fusión de turrón, café y chocolate con almendras tostadas. Otra delicia del día, batido de turrón, con café al fondo, chocolate flotando y salpicado de almendras. Seguro que era pecado o delito. Se llevó bien con una copita de Don P.X. (DO Montilla Moriles. 100% Pedro Ximénez. Toro Albalá). De color ámbar brillante, intensos aromas a pasas y miel. Goloso y muy largo. Un PX joven que es uno de mis favoritos.
Fuera de programa, José Mota, sumiller y encantadora persona que nos atendió a lo largo de la comida, presentándonos y explicándonos platos y vinos, nos preparó un exquisito gin tonic de Citadelle Gin con tónica Fever Tree. Una suave y aromática ginebra francesa elaborada con 19 especias (entre ellas almendras españolas) y una refrescante tónica india, sin sabores ni aromas artificiales. Un detalle la preparación de la copa, con virutas de corteza de lima y el hielo justo. Luego del digestivo gin tonic, nos enseñó la bonita y bien surtida bodega del restaurante. Dos plantas, con barra, sitio para organizar catas, y un reservado con sofás y mesa de centro que invitaba a quedarse horas. De lo excelentemente surtida que estaba no voy a decir nada, que se me humedecen los ojos.
En fin, nos dijeron que el menú del Mesón de la Costa era espectacular, pero no que íbamos a comer tanto y tan bien, que nos iban a tratar de forma tan agradable, y que se nos iban a pasar más de tres horas en un suspiro.

sábado, 28 de noviembre de 2009

Míticos

Llevan 39 años como grupo, sin cambiar de miembros, de estilo ni de imagen. Sus temas no son ningún alarde de virtuosismo. Pero no puedo evitar sonreir cada vez que escucho a este par de viejos sureños barbudos. Como me hacen disfrutar.




sábado, 21 de noviembre de 2009

Encuentros con el Vino

Del 16 al 29 de Noviembre, Bodega Selección junto con varios restaurantes de la provincia, organizan las Jornadas Gastronómicas de Encuentros con el Vino. Una serie de menúes maridados con varios vinos, buscando la armonía y el buen conjunto final.
Ayer hemos asistido a la que espero no sea la última de nuestras visitas a estas jornadas, en concreto al Restaurante Dársena, que nos ofrecía un menú a priori sencillo, maridado con unos vinos conocidos y apetecibles.
De entrada unos Berberechos y mejillones vapor al laurel, que se presentaba como un plato sin misterios y simplón, pero que resultó ser un entrante delicioso. Berberechos riquísimos y mejillones más que buenos, con un rico caldo al laurel. Como compañía, Manzanilla Papirusa (DO Jerez- Manzanilla, 100% Palomino Fino, Emilio Lustau). Amarillo pálido brillante, reflejos acerados. Intensos aromas a brisa marina, salinos, con un toque de frutos secos. Paso por boca seco, fino, punzante. Deliciosa manzanilla, que acompañó de maravilla a los bivalvos.
Segundo entrante, Coqueta de pulpitos en salsa con un toque picante. Una pequeña porción de coca, cubierta por unos ricos pulpitos en salsa americana picantona, sencillo pero muy bueno. El maridaje fue con Cava Casteller Brut Nature (DO Cava, Macabeo, Xarel-lo, Parellada; Covides). Amarillo pálido, reflejos amarillo limón y acerados. Aromas a manzana verde y frutos secos. En boca tiene un carbónico muy bien integrado, es suave y frutal. Gustó mucho y conjuntó bastante bien con el plato.
Primer plato serio, Bacalao frito con tallarines de sepia sobre fondo marinero. Buen bacalao frito, con unas virutas de sepia y un suquet marinero, todo muy agradable. El vino fue un Flor de Divinus 2006 (DO Pago Guijoso, 100% Chardonnay, fermentado en barrica, Sánchez Muliterno). Uno de los vinos estrella de la noche, y una decepción. Amarillo dorado, reflejos dorados. Nariz muy apetitosa, intensa, con melocotón, vainillas, lácteos, que invitaba a probar. En boca, descompensado, con un peso enorme de la madera, que había eliminado casi toda la acidez y hacía el vino bastante pesado. Una pena, porque el Divinus que había probado en otra ocasión, me había encantado.
Siguió el que se convirtió en el plato estrella de la noche, Degustación de arroz con setas de invierno aromatizado con romero. Sencillamente delicioso. Meloso, intenso aroma a romero, setas en su punto. Riquísimo, y demostrando por qué el Dársena es uno de los mejores sitios para comer arroz en Alicante. Acompañó al arroz un Erre Punto 2008 (DOCa Rioja, 100% Tempranillo, maceración carbónica, Fernando Remírez de Ganuza). Un poco de miedo le tenía a este vino por experiencias anteriores, pero esta vez estuvo muy bien. Rojo cereza oscuro, ribetes violáceos muy vivos. Como siempre, aromas intensos y deliciosos, hasta juguetones, de fresas, natas, chicle. Una nariz que hace sonreír. En boca me esperaba el final verde y amargoso de estos vinos, pero se ve que el llevar un año embotellado le ha sentado muy bien, lo ha ablandado y ha pasado por boca con una buena acidez, pero suave y agradable. Sin complicaciones, y estuvo muy bien con el exquisito arroz.
El plato principal fue un Magret de pato con pan de higo a la pimienta de Sechúan. Correcto, con una bonita armonía de colores en su presentación. Remojado con un Marqués de Legarda Reserva 2004 (DOCa Rioja, Tempranillo, Graciano, Mazuelo; Bodegas de la Real Divisa). Un Rioja clásico, rojo granate apagado, capa baja, ribete marronáceo. Nariz dominada por la madera (ahumados, toque balsámico) con un fondo tenue de fruta madura. En boca sedoso, suave, con la madera siempre en primer plano. Un vino correcto pero que no impresiona.
El postre fue el segundo momento álgido de la noche. Strudel de manzana con helado de canela. Nada más probar, cejas levantadas y cara de sorpresa. Delicioso. El maridaje fue con un Bahía de Denia Moscatel VND (DO Alicante, 100% Moscatel de Alejandría, Bodegas Xaló). Amarillo pálido con algún reflejo verdoso, brillante. Muy aromático (frutas blancas, toques florales) como corresponde a la Moscatel. En boca goloso, suave y muy rico.
En resumen, una muy buena cena, mejor de lo que inicialmente esperábamos, y un maridaje muy bien elegido, donde destacaría la manzanilla con los berberechos y mejillones, el cava con los pulpitos (lo que más me sorprendió) y el maceración carbónica con el delicioso arroz.

domingo, 15 de noviembre de 2009

Biblioteca vinícola

Aunque comparto la idea de que el vino se aprende en la copa, creo que nunca están de más las bases teóricas y toda la información que se tenga sobre un tema que nos encanta. Así, me ido haciendo con una biblioteca vitivinícola muy básica y reducida, pero creo que suficiente para empezar.
- La Cata de Vinos, de Lluis Manuel Barba. Fue el primero, con el que me inicié en el mundo vitivinícola. Sencillo, cubre temas como nociones básicas de elaboración de vinos, cata, maridaje, conservación, etc.
- El Mundo del Vino Contado con Sencillez, de Cristina Alcalá. Un poco más profundo y extenso que el anterior, trae incluso algunas ideas muy básicas de enología.
- Entender de Vino, de Carlos Falcó, Marqués de Griñón. El que más me gusta de todos los que tengo, y que sin duda recomiendo. Toca todos los temas, con un interesante apartado sobre vino y salud y una extensa sección sobre maridaje. Muy divertido de leer.
- 43 Temas Sobre Vino. Manual Completo para el Aficionado, de Carlos Andrés. Cubre también todos los temas básicos sobre el mundo del vino, explicando bastante los procesos de vinificación y con unos capítulos muy curiosos sobre psicología del vino y el vino y la música. Es quizá el que menos me ha gustado, pero no está mal.
- Cómo Leer la Etiqueta de un Vino, de Fernando García. Más específico, se centra en la regulación del sector vitivinícola español y en los detalles de las denominaciones de origen.
- Atlas Ilustrado de los Vinos del Mundo, de Editorial Susaeta. Aunque a veces es un poco desordenado, sobre todo en algunas regiones europeas, está muy bien tratado el tema de las variedades de uva y las regiones vinícolas de mundo.
Ayer mismo he adquirido Uvas y Vinos, Guía Completa de Variedades y Sabores, de Oz Clarke y Margaret Rand. Y estoy a la espera de encontrar en alguna librería Descubrir el Gusto del Vino de Émile Peynaud.

lunes, 9 de noviembre de 2009

Casa de la Ermita Petit Verdot

Uva identificada como la más antigua de Burdeos, aunque algunos postulan su origen hispánico. De maduración difícil, sólo llega a su plenitud en años de sol excepcional.
Da origen a vinos de color intenso y profundo, de aromas diferentes y complejos y de sabores muy largos.
Sólo he probado un varietal de Petit Verdot, el Casa de la Ermita Petit Verdot 2005 (DO Jumilla). Un tinto con 12 meses de crianza en roble francés y americano.
De intenso color granate, algo apagado, con ribetes también granatosos. En nariz es un vino complejo y diferente a lo que estoy acostumbrado a probar, intenso, destacando en primer plano la fruta madura (moras), con hierbabuena y piel de naranja, para posteriormente aparecer los balsámicos y un toque mineral (grafito). En boca tiene una entrada bastante tánica, con un retronasal donde destaca su mineralidad, y un punto de acidez final algo excesivo. Bastante largo.
Me han dicho que no es el mejor varietal de Petit Verdot español, pero de momento es el único que he probado, y la verdad es que me ha resultado muy interesante. Un vino complejo y diferente, que igual quiere algo más de botella para acabar de redondearse.
En cualquier caso, habrá que hacerse con dos o tres varietales de otras casas (había pensado en Enrique Mendoza, Finca Antigua y Dominio de Valdepusa) y estudiar esta uva tan sorprendente.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Frase

"¡Ay de los que no gustan del vino!, tienen algún mal pensamiento, y temen que el vino se lo haga revelar".
Caderousse en El Conde de Montecristo, de Alexandre Dumas

viernes, 30 de octubre de 2009

At Newport

He leído por ahí, y comparto, que la esencia del jazz está en el directo. En directo es cuando el músico de jazz puede volar, dejarse llevar, crear sin ataduras.
Muchas grabaciones en directo son auténticas joyas, por la música que allí se ha registrado, por la magia del momento, o como el disco que voy a comentar, por una serie de detalles de calidad, sensaciones, humanidad y posteriores acontecimientos.
En el Festival de Jazz de Newport de 1957 actuaron tres Señoras del jazz y, para mí, de la música vocal: Ella Fitzgerald, Billie Holiday y Carmen McRae. Las actuaciones de los días 4, 5 y 6 de Julio se recogieron en un disco que salió al mercado en 1958 bajo el título de Ella Fitzgerald and Billie Holiday at Newport. Se remasterizó y se reeditó en CD en 2007.
En este disco se marcan claramente las tres distintas personalidades que poseen las tres damas. Ella Fitzgerald es la alegría y el cariño; Billy Holiday es el desgarro y el sentimiento; Carmen McRae es la presencia y la potencia.
Ella Fitzgerald canta un Body and Soul y un Lullaby of Birdland preciosos, se atreve con el scat, y dedica una tema (I Can't Give You Anything But Love) a Louis Armstrong por su cumpleaños, además de imitarlo, haciendo las delicias del público. Billie Holiday es una voz desgarrada, que sale de las tripas, cantando un My Man y un I'll Remember April que llegan a poner los pelos de punta, sobre todo cuando pensamos que murió dos años después (la historia de la muerte de Lady Day da para un post entero). Carmen McRae salta al escenario y lo llena de voz; su Skyliner y su Our love is Here to Stay son poderosos.
Una genialidad del disco es que no se eliminaron todos los problemas que hubo, y que le dan un toque humano precioso. Problemas de tempo y tono entre Ella y su banda, los músicos de McRae que llegan tarde y tiene que empezar con otros....
Un disco que, si bien no es un alarde de virtuosismo de ninguna de tres de las grandes del jazz, es una delicia escuchar.

miércoles, 21 de octubre de 2009

Italia

Piamonte, Toscana, Chianti, Barolo, Barbaresco, Marsala, nombres que todo aficionado al vino conoce.
Dentro de la enorme variedad de vinos italianos que existe, y obviando un Rosso di Montepulciano y un Chianti que probé en Milán y de los que, desgraciadamente, no recogí datos, puedo comentar estos cinco.

- La Sagrestana Montepulciano d'Abruzzo 2007 (DOC Montepulciano d'Abruzzo. Tinto. 100% Montepulciano. Bodega La Sagrestana). Rojo cereza oscuro, capa media, ribetes violáceos apagados. En nariz bosque húmedo, mineral y fondo afrutado. Poco equilibrado, no me resultó agradable.

- Rocca delle Macìe Vino Nobile di Montepulciano 2004 (DOCG Vino Nobile di Montepulciano. Tinto con crianza. Sangiovese, Canaiolo. Bodega Rocca delle Macìe). Rojo granate con ribetes teja. Aromas intensos, predominando los terciarios especiados, balsámicos, con fondo de fruta en compota. En boca algo áspero inicialmente, con un toque dulzón, pero final agradable. Más agradable según vas saboreándolo. Buen vino.

- Beni di Batasiolo Barbaresco 2005 (DOCG Barbaresco. Tinto con Crianza. 100% Nebbiolo. Bodega Beni di Batasiolo SPA). Granate con ribetes teja, capa muy baja. Aromas de frutas en licor y balsámicos intensos. En boca seco, taninos suaves, duración media. Interesantísimo vino, que quizá necesite más botella.

- Rocca delle Macìe Vernaccia di San Gimignano 2004 (DOCG Vernaccia di San Gimignano. Blanco. 100% Vernaccia di San Gimignano. Bodega Rocca delle Macìe). Amarillo dorado brillante, algún reflejo verdoso. Delicadamente afrutado, frutas frescas. Fresco y suave en boca, con un final secante. Interesante y peculiar.

- Vernaiolo 2004 (DOCG Chianti. Tinto joven. Sangiovese, Canaiolo, Merlot. Bodega Rocca delle Macìe). Rojo rubí ya algo apagado, ribetes granate. En nariz es vinoso, algo picante. Elegante y fresco en boca, con poca tanicidad y final corto.

Me queda en casa por probar un Chianti Classico Riserva 2004 también de Rocca delle Macìe, y tengo muchas ganas de catar un Barolo. Todo se andará.

lunes, 12 de octubre de 2009

Án Negre

Hace poco comentaba en un blog del que soy asiduo, mi ignorancia sobre los vinos mallorquines, y pedía recomendaciones. Pues bien, no he hecho caso a lo que se me recomendó allí, pero sí a lo que me sugirió un colega mallorquín hace poco.
Hace un par de días he podido probar el Án Negre 2001. VT Illes Balears, tinto con crianza, Callet de viñas viejas complementada con Fogoneu y Mantonegro, de Bodegas Ánima Negra. Rojo granate con ribetes rubí y algún asomo teja, con posos. Nariz muy intensa y compleja, con predominio de frutas maduras (ciruelas) y en compota, especias, balsámicos (pino), y tostados. En boca es sedoso, con cuerpo, acidez suave y un tanino final muy agradable, con una duración muy buena.
Un vino más que interesante para disfrutar con él acompañando platos con cierta enjundia.

sábado, 10 de octubre de 2009

Extremadura

La única DO extremeña es Ribera del Guadiana, perteneciendo algunas zonas a la DO Cava, y produciéndose además los Vinos de la Tierra de Extremadura.
De la DO Ribera del Guadiana hemos hecho un pequeño recorrido vinícola, que incluyó varios vinos.

- Vigua 2008 (Tinto joven. 100% Tempranillo. Compañía Vinícola del Guadiana). Rojo picota algo apagado, frutal, fresco en boca, algo ácido con un final secante. Nada del otro mundo.

- Monasterio de Tentudia 2002 (Tinto con crianza. 100% Tempranillo. Bodegas Viña Extremeña). Rojo granate, ribetes atejados. Aromas intensos a madera, cueros y tostados, con fondo frutal. Buen cuerpo, aterciopelado, taninos integrados. Un buen vino, el que más gustó.

- Payva 2006 (Tinto con crianza. Tempranillo, Mazuelo Graciano. Bodegas Martínez Paiva). Rojo granate, ribete granate apagado. Aromas muy frutales a frutas maduras y algo de especias. Paso por boca suave, fresco, con final agradable. Gustó bastante.

- Señorío de Orán 2005 (Tinto con crianza. 100% Tempranillo. Bodegas Ortiz). Rojo cereza oscuro, ribetes violáceos. Nariz de intensidad media, agradable y frutal, con algún ahumado. Fresco, acidez agradable y retronasal frutal, con final medio. Una copa agradable.

- Valdequemao 2004 (Tinto con Crianza. 100% Tempranillo. Sociedad Cooperativa San Isidro). Rojo cereza intenso, algo falto de brillo. En nariz fruta roja y especias, balsámicos. En boca muestra una acidez un poco descompensada, con unos taninos finales suaves. No acabó de convencer.

sábado, 3 de octubre de 2009

Nombre Clave y Tinto Dulce

Sea por moda, por fama, porque queda bien o porque realmente son buenos aficionados y forma parte de la evolución natural de los aficionados pudientes, muchos famosos se han apuntado al carro de poseer o ser socios de viñedos o bodegas. Así, Sting es propietario de una finca en Italia donde se produce entre otras cosas un Chianti, Cliff Richard es propietario de una bodega en Portugal, Jarno Trulli posee una bodega en el Abruzzo, Beckham adquirió una propiedad en Napa Valley, Gerard Depardieu es copropietario de unas 11 marcas, entre ellas una bodega en el Priorat...
También famosos españoles se han apuntado, como Roberto Verino con su bodega Terra do Gargalo en la DO Monterrei, José Luis Cuerda con San Clodio en Ribeiro, Joan Manuel Serrat con Mas Perinet en Priorat, y varios otros.
En Junio de 2009, Antonio Banderas se hace con parte de la bodega Anta Natura, que pasa a denominarse Anta Banderas. Esta bodega, inicialmente de carácter familiar, elabora varios vinos tintos y un rosado, amén de aceite de oliva.
Hoy, comiendo en el restaurante Marabierta (un sitio que nos encanta por sus vistas al mar, la tranquilidad y su milhojas de manzana con foie, queso de cabra  y bacalao ahumado), y tras decirnos el maître que no podía servirnos el Ferratus que habíamos pedido, nos ofreció y aceptamos el A16, según su web, la joya de la corona de Anta Banderas. Elaborado con Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Merlot, con crianza de alrededor de 16 meses en barricas de roble francés nuevo. Es un vino de un bonito color granate con ribetes también granatosos. De intensidad aromática media, muy agradable, con mucha fruta madura (frambuesas, ciruelas) en primer plano, dejando sitio luego a los ahumados, algo de vainilla e incienso. En boca es muy sedoso, frutal, con un retronasal donde aparecen de nuevo claramente los ahumados, unos taninos suaves bien integrados y de duración media larga. Nos ha gustado mucho, estando dispuestos a pedirlo en alguna comida con amigos para sorprender.
Fuera de programa nos han invitado a una copita de Recóndita Armonía, un tinto dulce de Bodegas Gutiérrez de la Vega. Monastrell (80%), Syrah y Cabernet Sauvignon con 3 meses de crianza en roble americano. Color cereza oscuro, brillante, aromas intensos a fruta muy madura licorosa (higos, ciruelas pasas), aterciopelado y muy muy goloso en boca, con unos taninos finales sorprendentes.
Dos vinos muy agradables, de los cuales el A16 ha sido una placentera sorpresa.

viernes, 2 de octubre de 2009

Redes Sociales

Nunca he sido un gran fan de las redes sociales, aunque fui miembro de Orkut en sus principios, cuando todavía Gmail era por estricta invitación y Orkut igual.
Trasteando de nuevo en Orkut, he encontrado un par de comunidades sobre Vino y Música a las que me he unido. También me he encontrado, cacharreando un poco por la web, con una "Red Social de los Aficionados y los Profesionales del Vino" llamada WineClan. Ésta última está promovida por Mercados del Vino y la Distribución, y aunque de entrada no tiene mala pinta, espero que no acabe siendo un mero escaparate publicitario y que acabe inundándome el correo de publicidad.
Veremos como va la cosa, y si resulta interesante, lo comentaré.

domingo, 27 de septiembre de 2009

Casi olvidado

Ya hacía mucho tiempo que no lo sentía, y casi había olvidado este pequeño enorme placer.
Un río limpio y claro que baja ronroneando entre tablas, pequeños saltos y chorreras. Una orilla limpia, con su verde vegetación. Los insectos que pululan alrededor. Tranquilidad, paz, silencio.
Y ellas, las preciosas truchas comunes, salvajes y bravas, alimentándose de insectos en distintas fases de su ciclo vital. Una caña de mosca en la mano, una pequeña imitación al final del bajo, pensando si se parecerá a lo que están comiendo, procurando llevar esa imitación hasta donde está la pintona, hacer que la mosca se pose y baje por el agua de la forma más natural posible. Ver como la pequeña trucha sube y saca la boca del agua para atraparla imitación, sentir como pelea, carreras, saltos, intentando librarse del anzuelo. Al fin, tocarla, liberarla suavemente, admirarla, y ver como se aleja.

domingo, 20 de septiembre de 2009

Ejercicio de Cata

Ayer asistí al que espero sea el primero de una serie de ejercicios de cata donde hemos utilizado el sistema de puntuación sobre 100 puntos. Catamos y puntuamos cuatro vinos, sencillos ya que era la primera vez.
Se trataba no sólo de apreciar y distinguir las sensaciones visuales, olfativas, sápidas y táctiles de un vino, sino de aprender a puntuarlas según su calidad y cualidades, para intentar obtener una valoración global del vino lo más exacta e imparcial posible.
De lo aprendido ayer destacaría:
1º) La cata a ciegas elimina prejuicios y pone las cosas en su sitio. Un Laudum Barrica de 2006, que antes no compraría para casa ni pediría en un restaurante, obtuvo la mayor puntuación de los vinos catados. Gustos y prejuicios aparte, resultó un vino bien hecho, al que aún le falta terminar de integrarse un poco.
2º) Es muy difícil eliminar por completo la influencia del gusto personal sobre la valoración de un vino. A un Abando Crianza de 2001 le dí la puntuación más baja, con excepción de un vino que ya estaba pasado de fecha. Está considerado por muchos entendidos como un gran vino, pero ni la botella que ya había probado en casa, ni la que catamos ayer, acabaron de gustarme, lo cual influyó negativamente en la impresión general.
3º) Los vinos jóvenes, de buena capa, brillantes y aromáticos, parten con ventaja respecto a vinos más entrados en años. El Viña Alarba Garnacha Viñas Viejas de 2008, con sólo dos meses en barricas de roble, tiene un color cereza oscuro brillante, de capa muy alta, con unos ribetes violáceos plenos de juventud que anticipan unos aromas frutales (fresa, moras) deliciosos. Todo esto le hace partir con una puntuación muy alta antes de llegar a la fase gustativa. Creo que estos sistemas de puntuación  fallan al penalizar vinos por sus colores apagados y sus capas mucho más bajas, que son lo normal y esperable en los vinos de guarda.
4º) La primera impresión es muy importante en una cata, y en las catas profesionales para elaborar guías y concursos, a veces es la única que se tiene en cuenta. Pero a veces hay que esperar un poco y darle una segunda oportunidad a los vinos. Un Gromejón Crianza de 1994, ya prácticamente muerto y sin ninguna virtud, recuperó algunos aromas agradables y se hizo casi bebible hacia el final de la cata.
5º) La práctica es fundamental. Ayer fui capaz de detectar fallos en los vinos (falta de equilibrio y armonía en uno, oxidación y estragos del tiempo en otro) y excepto en una de las muestras, me he desviado sólo 3 puntos de la puntuación otorgada por el director de la cata. Esto sería impensable hace un par de años.
En resumen, ha sido un ejercicio muy interesante y entretenido, que espero seguir haciendo, ampliando el abanico de vinos, catando vinos con defectos, etc.

viernes, 18 de septiembre de 2009

Infancia Extraviada

Compré este disco hace muchos años, en vinilo por supuesto, porque se lo vi a un compañero de clase cuyos gustos musicales compartía. La primera vez que lo oí me sonó raro, totalmente diferente a lo que me esperaba, incluso casi aburrido. Pero después de algún tiempo arrinconado, me puse a escucharlo. Y me enamoré de él.
Misplaced Childhood es el tercer disco de estudio de Marillion. Un álbum conceptual que trata sobre el amor, el éxito, la infancia y la inocencia perdidas, desde el punto de vista más íntimo de Fish, que con las letras de este disco se consagró como el poeta del rock que es.
Es uno de los grandes discos de la historia del rock sinfónico y progresivo. Su música, sus armonías y las impresionantes letras de Fish, lo han hecho merecedor de tal honor. Desde la romántica Kayleigh, la sugerente Bitter Suite, la preciosa Childhood's End?, hasta la guerrera Heart of Lothian, son joyas musicales.
Después de conocer el grupo gracias a esta grabación, me hice con todos sus discos  hasta esa fecha, y descubrí otras joyas como Script for a Jester's Tear. Al final vino Clutching at Straws, cuya portada nos hizo temernos lo peor a quienes nos encantaba el grupo, temor que se hizo realidad cuando Fish  se marchó (a una amiga y a mi nos bailó una lagrimilla en el ojo) y Marillion dejó de ser lo que era (lo siento, pero para mí Marillion sólo es Marillion con Fish como cantante).
Pero olvidemos eso y deleitemonos con Misplaced Childhood, un disco para escuchar muchas veces, saborear sus letras, maravillarse con el interior de la edición en vinilo (también idea de Fish), y dejarse llevar.


domingo, 6 de septiembre de 2009

Cata-Degustación Septiembre

Ayer asistimos a la primera cata-degustación post verano en Bodega Selección, donde probamos unos 10 vinos, entre los cuales nos llamaron la atención:
- Vera de Estenas Madurado en Barrica (DO Utiel-Requena. Viñedos y Bodegas Vera de Estenas): 50% Bobal, 50 % Cabernet Sauvignon, Tempranillo, Merlot y Syrah. Complejo, frutal, floral, herbáceo. Sabroso, algo tánico. Interesante vino, como no podía ser de otra forma viendo las variedades.
- Viña Alarba Garnacha Viñas Viejas (DO Calatayud. Bodegas y Viñedos del Jalón): 100% Garnacha tinta de cepas de entre 40 y 100 años. Rojo cereza oscuro. Frutal, toques minerales. Suave y sedoso. Un agradable varietal de garnacha para el verano.
- Viña Alarba Garnacha-Syrah (DO Calatayud. Bodegas y Viñedos del Jalón): 70% Garnacha, 30% Syrah. Rojo picota. Recuerdos de moras y frambuesas, con alguna especia y algo de cacao. Equilibrado y agradable. Otro buen descubrimiento, donde la syrah deja su marca.
Se vinieron a casa una botella de cada uno de los dos ultimos.

lunes, 31 de agosto de 2009

Galicia

Las vacaciones en Galicia han servido, sin proponérnoslo, para hacer un recorrido enológico por las DO gallegas como nunca había hecho. Unas cuantas comimdas familiares y la posibilidad de probar vinos por copas han permitido en unas 3 semanas probar y disfrutar de una bonita cantidad de vinos.
Entre los tintos, los mencía han sido los protagonistas insdiscutibles. En los blancos, mi querida uva albariña se destaca, con 5 vinos de la DO Rías Baixas probados en estos días, incluyendo un muy muy curioso albariño de vendimía tardía que no conocía.
La lista:

- Crego e Monaguillo (DO Monterrei. Bodegas Crego e Monaguillo. 100% Mencía): Picota, ribetes violeta. En nariz destacan las frutas rojas con un toque mineral. Algo seco, con buena acidez, no muy largo. Buen vino.
- Pingadelo (DO Valdeorras. Bodega Virgen de las Viñas. 100% Mencía): Rojo picota, ribetes violáceos. Aromas frutales (moras). Estructurado, final algo seco. Mencía algo más rudo que el anterior.
- Casal Novo (DO Valdeorras. Adega o Casal. 100% Godello). Amarillo pálido, brillante. Muy afrutado (cítricos, piña). Boca con buena acidez, fresco, suave, mucha presencia de la fruta. Muy buen representante de la uva godello.
- Adega do Val (DO Ribeira Sacra, subzona Amandi. Bodega José Pérez López. Garnacha, Mencía): Rojo picota, brillante, ribete amoratado. Aromas frutales y florales (violetas). Vivo, pero sedoso y suave. Los amandi son los mencías que más me gustan.
- Ponte da Boga (DO Ribeira Sacra, subzona Riberas do Sil. Adega Ponte da Boga. 100% Mencía): Rojo cereza oscuro. Nariz con mucha fruta roja (frambuesas). Vivo, fresco, alegre. No memorable, pero se bebe bien.
- Real Bantiño (DO Ribeiro. Bodegas Barbantiño. Treixadura, torrontés, loureira y lado): Amarillo pálido, límpio. Aromas a fruta de hueso, herbáceos. Paso por boca ácido, algo untuoso. Un ribeiro agradable de beber.
- Viña Reboreda (DO Ribeiro. Bodegas Campante. Palomino, treixadura, torrontés y godello): Amarillo pálido, brillante. En nariz recuerdos frutales y florales. Fresco, alegre, afrutado también en boca. Un cásico del ribeiro.
- Castiñeira (DO Rías Baixas. Bodegas Lagar de Pintos. 100% Albariño): Amarillo pajizo pálido, algún reflejo verdoso. Aromas frutales (melocotón, algo de piña). En boca suave, agradable, frutal. Un albariño sin grandes pretensiones.
- Abadía de San Campio (DO Rías Baixas. Bodegas Terras Gauda. 100% Albariño): Amarillo limón, reflejos verdosos. Nariz muy afrutada (cítricos, pera). Paso por boca alegre, fresco, muy agradable. El hermano menor del mítico Terras Gauda, muy bueno.
- D. Pedro de Soutomaior (DO Rías Baixas. Adegas Galegas. 100% ALbariño): Amarillo dorado intenso, brillante. Aromas no muy típicos de los albariños, con frutos secos y humo por encima de un fondo frutal. En boca es potente, con buena acidez y largo. Un albariño distinto, no es de mis preferidos.
- Davide (DO Rías Baixas. Davide Bodega y viñedos. 100% Albariño): Amarillo pajizo brillante. Nariz suave con cítricos, manzana. En boca buena acidez, suave, largo. Para tomar más de una copa.
- Pazo de Barrantes Vendimía Tardía (DO Rías Baixas. Bodega Pazo de Barrantes. 100% Albariño): Amarillo oro con reflejos dorados. En nariz está presente la fruta (cítricos, piña, melocotón) pero envuelta por aromas más complejos (vainilla). En boca es untuoso, combinando acidez y dulzor de forma peculiar, final persistente. Un vino distinto, recordando un poco a un Sauternes pero con la presencia de la uva albariño. Muy interesante.

miércoles, 15 de julio de 2009

Pintia

La DO Toro gana cada día más fama y nombre dentro y fuera de España.
A pesar de que hasta hace poco tenía un casi absoluto desconocimiento sobre los vinos de esta denominación, últimamente he podido probar y dusfrutar de varios. Si hace no mucho me inicié en los vinos de Toro con un nada deslumbrante Liberalia Cuatro de Liberalia Enológica, he probado el magnífico Cyan, que he comentado en un par de posts anteriores, y recientemente he podido disfrutar de un vino que tenía muchas ganas de probar, Pintia.
Bodegas Pintia es el proyecto de las archifamosas Bodegas Vega Sicilia en la DO Toro. Un vino que empezó a elaborarse a partir de la cosecha de 2001, y del cual se ha comercialziado hasta la de 2006.
El que he podido probar ha sido el Pintia 2003, añada calificada como excelente. Elaborado con 100% Tinta de Toro, 100 % maloláctica en barrica. Crianza en barrica nueva 70% Francés Nevers y 30% Americano durante 13 meses. Resto de crianza en botella hasta su venta en 2006.
Es un vino complejo, rico en matices, fino y elegante. Picota oscuro, capa alta, ribete granate apagado ya con algún asomo atejado. Nariz intensa y compleja, con balsámicos destacables, fondo de frutas negras, tostados, recuerdos licorosos, café, toffee...En boca es elegante, de buena intensidad, entrada algo secante, con recuerdo de los balsámicos y la fruta, y final medio-largo.
Un señor vino, para saborear y disfrutar bien acompañado de platos serios como caza, buey y otras carnes a la parrilla. En nuestro caso, acompañó a un solomillo de cerdo asado con pimienta y romero, que estuvo a la altura.

miércoles, 8 de julio de 2009

Cyan 2002

En un pasado post sobre una degustación de vinos de la región del Duero, comenté como me había impresionado el Cyan Vendimia Seleccionada. El otro día, comiendo en un restaurante, nos decidimos a pedir otro Cyan. En esta ocasión se trataba de un Cyan 2002, Bodegas Garanza, DO Toro. 100% tinta de toro, con 14 meses en barrica.
Picota bien cubierto, ribete granate algo apagado. Nariz muy intensa, con frutos rojos en licor y alegres notas balsámicas; tras agitar la copa y pasar un rato, un clarísimo aroma a compota de ciruelas. En boca es aterciopelado, con recuerdos de fruta y tostados, unos taninos muy bien integrados y muy largo.
Un vino que se está convirtiendo en uno de nuestros favoritos.

jueves, 25 de junio de 2009

Valencia

La semana pasada tocó ir a Valencia. Poco turismo cuidadano, pero amén de otros sitios dignos de visitar en condiciones, el turismo gatronómico y enológico incluyó dos sitios difíciles de superar.
- Ximo Sáez: Coqueto restaurante, de tamaño medio, con un reservado muy acogedor, situado en el distrito L'Eixample-Gran Vía. Cocina moderna de origen mediterráneo, basada en la materia prima. Disfrutamos de un jamón de Sánchez Romero Carvajal simplemente soberbio; espuma de patatas bravas original y deliciosa; huevos templados con trufa exquisitos; y una sorprendente presa ibérica, presentada en forma de milhojas, con lonchas de jamón y finísimas lonchas de patata frita. Sublime. Todo fue convenientemente regado con una magnum de Summa Varietalis 2004 del Marqués de Griñón (DO Dominio de Valdepusa) perfectamente presentada y servida (incluído el envinado de las copas) por el sumiller. Rojo cereza brillante, aromas intensos muy frutales con balsámicos y especias, paso por boca con una acidez deliciosa y unos taninos muy bien integrados. La segunda botella, ésta de 0,75 y que era del 2005 resultó aún más fina y elegante, con un paso por boca más sedoso. Al final, charla con el propio Ximo Sáez, una persona muy agradable y que disfruta mucho con su trabajo, que nos invitó a una copita del Pedro Ximenez que compra sólo para él y su familia.
Un restaurante muy agradable, comida deliciosa, atención magnífica, y muy buena bodega. Para repetir sin duda ninguna.
- Vertical: Situado en la 9ª planta del Confortel, justo frente a la Ciutat de les Arts i les Ciéncies, de espacios amplios y con unas preciosas vistas. Definen su cocina como dinámica y mediterránea, con gran respeto a la materia prima. No hay carta, sólo un menú degustación que cambia periódicamente. En nuestro caso, aparte de varios aperitivos de la casa, destacar la crema de foie con trufa blanca, un sabor muy intenso en una textura muy suave, y el arroz negro con rape, setas y habitas, en su punto, con una original y bien traida mezcla de sabores y texturas. El aperitivo del postre era una espuma de frambuesas y casis con cereza, muy rica. En este caso, y aconsejados por la sumiller (una muy profesional y simpática chica brasileña), acompañamos el menú con champagne André Crouet, elaborado con pinot noir; aromas delicados de frutos secos (almendras y avellanas), y a pesar de un perlaje casi inexistente, una explosión deliciosa de carbónico en boca. Mencionar nuevamente el agradable detalle del envinado de las copas, y la más que amena charla posterior con la sumiller.
Un restaurante para sorprender y deleitarse con la comida y las vistas.

lunes, 15 de junio de 2009

Comida con Invitados

Me encanta cocinar. Y cocinar para invitados es una gozada, siempre con un punto de ansiedad (¿Les gustará?) (¿Estará todo bien?).
Este pasado sábado tuvimos invitados a comer, en total eramos 8 a la mesa. Entre los invitados...un cocinero, toma ya reto!
Tostas de foie y cebolla caramelizada (para una invitada que no le gusta la cebolla, se las hice con una reducción de Pedro Ximenez), pastel de cigalas y gambas con un fondo de crema de espárragos, pollo asado con piña (un hermoso pollo de corral de 4 kilos que me habían regalado) acompañado de piña salteada con cebolla, ajetes y piñones, y de postre una tarta de galletas, natillas y cobertura de chocolate fondant.
El maridaje, para las tostas y el pastel, un Olvena Chardonnay 2008 (DO Somontano). Amarillo limón, matices verdosos. Muy aromático (cítricos, flores blancas, mantequilla) y muy fresco y agradable en boca. Para el pollo, Urban Oak Roble 2005 (DO Ribera del Duero). Rojo cereza, ribetes violáceos. Nariz intensamente frutal, con paso por boca fresco y vivo. A los postres, Vi de Gel Riesling-Muscat de Gramona (DO Penedés), Mistela Los Frailes, Pedro Ximenez Real Tesoro y Limoncino (comprado en Milán).
En general, tanto platos como vinos, fueron saboreados y alabados; y cocinero y repostera, felicitados.
Prueba superada.

domingo, 7 de junio de 2009

Región del Duero

El sábado 6 de Junio asistimos a una degustación de vinos de la región del duero (Ribera del Duero, Bierzo, Toro, VT de León, VT Castilla y León, Douro, y Porto), donde pudimos catar unos 50 vinos.
Empezamos por blancos elaborados a partir de Verdejo y Sauvignon Blanc, y rosados de variedades Tempranillo y Prieto Picudo. Nada que me sorprendiese especialmente, salvo algún rosado de prieto picudo, cuyos aromas me resultaron atrayentes.
Entre los tintos, Alta Pavina Citius, Dehesa la Granja, Páramo de Guzmán, Palacio de Arganza 1982, Vega de la Reina Gran Reserva 1987, Callejo Reserva 1996, Vega Sicilia Valbuena 1999, Protos Gran Reserva 1999, Palomero 1999, Valtravieso Reserva 2000, Cyan Vendimia Seleccionada Mágnum 2000, Señorío de los Baldíos Reserva 2001...
Difícil describir las sensaciones de probar tantos vinos y tan buenos, pero destacaría:
- Palomero 1999: Intenso y complejo en nariz, balsámicos, especiados, fruta madura, madera fina. Redondo, sedoso, largo.
- Valtravieso Reserva 2000: Buena intensidad, frutas negras, ahumados. En boca es lleno, con taninos que aún pueden integrarse más.
- Cyan Vendimia Seleccionada Mágnum 2000: quizá el vino que más me impresionó. Nariz muy intensa, balsámicos, especias, chocolate. En boca mucho cuerpo, sedoso, redondo, muy largo. Grandísimo vino.
Estos vinos tienen sus hermanos pequeños, que también catamos, y que no tienen nada que envidiarle a sus mayores, pero costando algunos incluso la mitad.
Destacaría también un Cigales (Valdelosfrailes), un Douro (Quinta do Portal) y un Bierzo (Casar de Burbia), que me sorprendieron gratamente, y que he de catar con más calma.

martes, 26 de mayo de 2009

Noches de Jazz




El cartel del Festival de Jazz de Alicante de este año.
Roy Haynes (ya le he visto en directo, pero siempre apetece), Al di Meola (muchas ganas de verle en concierto), Manhattan Transfer (que decir de estos clásicos, ¿tirarán mas por el jazz vocal o por sus escarceos poperos?), Spyro Gyra (leyendas de la fusión), la Big Band de Carla Bley (desconocida musicalmente para mí), y todas las noches, una banda de Dixieland (imposible no mover los pies y dar palmas con el viejo buen jazz de New Orleans).
En fin, a por los abonos y a disfrutar de 5 noches placenteras. ¿Nos vemos por allí?

lunes, 18 de mayo de 2009

Evolución

Los aromas y sabores de un vino van cambiando desde que se abre la botella y se empieza a servir. Varias aproximaciones al mismo vino en tiempos distintos nos aportan sensaciones diferentes, apareciendo aromas que incialmente no estaban, reduciéndose en intensidad aromas inicialmente destacados, etc.
La evolución que siguió el otro día un Carmelo Rodero Roble cosecha del 2007, por inesperada en un vino tan joven, y por tan cambiante, me hizo dfisfrutar enormemente.
A la vista, picota oscuro, brillante, ribetes morados, capa baja. Nada más abierto, y a copa quieta, aromas muy poco intensos (decantar o no decantar, la eterna duda), donde destacaban los terciarios (balsámicos, especiados). Tras agitar la copa, aumentaron un poco en intensidad los mismos aromas. Pasados unos minutos, empezó la maravilla. De repente, de su escondite, salieron las frutas: fresas, frambuesas, incluso recordaba un maceración carbónica, y los aromas de la crianza pasaron a un segundo plano, siendo además de predominio los tostados y las vainillas. Luego de unas horas, un olfateo furtivo, y sorpresa, aparecen notas de levadura y bollería.
Ni que decir tiene que todo esto, acompañado de un paso por boca fresco, frutal y muy redondo, hizo que el vino triunfara en la mesa.
Un vino rico en aromas, y el ver como van evolucionando, cambiando, apareciendo y desapareciendo con el tiempo, son motivo de disfrute y admiración.

viernes, 15 de mayo de 2009

Una Joya

Duke Ellington y John Coltrane son dos figuras fundamentales de la historia del jazz. Del duque se ha dicho que es el mas grande compositor americano de todos los tiempos, y `Trane ha influido en generaciones enteras de músicos, y sigue haciéndolo. Algunas veces, los genios se encuentran. Ocasionalmente, crean juntos. Y a veces, surge la magia, el milagro, la belleza. Cuando dos genios de estas características se unen, el resultado no es sólo música, es mística, es historia. Eso es lo que representa el disco grabado en 1962 y editado con el sencillo título de Duke Ellington & John Coltrane.
7 canciones, 35 minutos de gloria musical. Coltrane entiende e interpreta con un sentimiento y una profundidad impresionantes las composiciones de Ellington y Strayhorn. El piano de Ellington suena suave, dulce, hasta angelical en algunas piezas. Elvin Jones, Sam Woodyard, Jimmy Garrison y Aaron Bell completan la lista de músicos que dejaron para la posteridad este disco. Siete temas que son, como he leído a alguien decir de este álbum, el material del que están hechos los sueños.
Sólo una sugerencia, bajad la luz, cerrad los ojos, y escuchad la versión de In a Sentimental Mood recogida en este disco. Vuestra vida no volverá a ser la misma.


miércoles, 13 de mayo de 2009

Barcelona, semana pasada

Por cuestiones de trabajo he estado la semana pasada en Barcelona, ciudad que me encanta, y que me hace disfrutar enormemente cada vez que voy. Hubo tiempo para el disfrute, y amén de Luz de Gas y de tapeo por la Rambla y la Plaza Real, he podido conocer tres nuevos restaurantes, donde hemos comido y bebido muy a gusto, y donde lo hemos pasado muy bien.
- ICHO. Cocina de autor japonesa. En realidad, un sitio bastante ecléctico, donde lo mismo te sirven nigiri de anguila asada que papada de cerdo ibérico. Personalmente disfruté con un combinado de sushi y sashimi muy bueno (el corte del sashimi un poco grueso para mi gusto), un delicioso tartar de atún sobre crema de tofu al wasabi y pesto de rúcula y de postre un bizcocho dorayaki (con alubias rojas, helado de haba tonka, crujiente de yuba y salsa de café). Y en plan experimentación, el vino elegido fue un Bierzo, si señor, Bodega del Abad. Curioso maridaje, que resultó tener éxito. En resumen, un japonés curioso que no estaba nada mal.
- Can Fusté. Cocina de mercado con algún toque actual. Atención muy esmerada (cierto que íbamos con echufe), y comida tradicional muy buena. De entrantes unos guisantes con jamón como hacía tiempo que no comía y un tartar de atún riquísimo. De plato principal, una carrillada de cerdo ibérico a la que ni sobraba ni faltaba nada. Con la comida, unas cuantas botellas de Marqués de Murrieta Reserva y a los postres Kripta Brut Gran Reserva, un cava que he de catar con calma y saborear más. Una grandísima cena en un sitio donde sin duda habrá que repetir.
- Mas Bacus. Enoteca y espacio gourmet, recetas creativas de raíces tradicionales. Dudo mucho que ningún aficcionado barcelonés al vino desconozca este sitio. Nos prepararon una mesa entre estanterías de vino, donde mis ojos no paraban de deambular de anaquel en anaquel, queriendo probarlo todo. Empezó la noche bien, con una pequeña cata de cavas del grupo Freixenet, muy amena y muy divertida. La carta es inabarcable, y nuestro anfitrión la repetía de memoria. Nos deleitamos con unas croquetas variadas, de queso idiazabal, de setas y de bacalao, cada una acompañada de su salsa propia. Luego, foie gras torchón, simplemente celestial, y que ecelipsó al resto de entrantes. Como plato fuerte, unas mollejas de cordero con pasas, que aún con el recuerdo de los entrantes, quedaron flojas, pero que estaban muy buenas. Los vinos pasaron por Naia (rueda verdejo que me sorprendió gratamente, siendo como soy poco aficcionado a ellos), Paso a Paso 2007 (DO La Mancha, juvenil y muy muy rico), Alice creo que del 2003 (DO Priorat, y como corresponde, con una personalidad y una presencia impresionante), y para finalizar, un licor de hierbas tradicional cuyo nombre no recuerdo. Con semejante menú, y la presencia de nuestro anfitrión, explicando, enseñando y catando con nosotros, la experiencia fue memorable, y sin duda, para volver.
En fin. Barcelona es una continua fuente de placeres, a la que no me resisto a volver una y otra vez.

domingo, 3 de mayo de 2009

Irregularidad

Time Out de The Dave Brubeck Quartet es la primera incursión seria del jazz en las métricas irregulares. Saliéndose del 4/4 clásico del jazz desde los tiempos de New Orleans, Brubeck navega por composiciones que abordan métricas como 9/8, 5/4 o 3/4.
Blue Rondo a la Turk empieza con una sección en 9/8, agrupada de forma poco habitual como 2-2-2-3, y tiene después partes en 4/4 como introducción al solo de saxo. El conocidísimo Take Five se desarrolla completamente en 5/4. Three to Get Ready oscila continuamente entre el 4/4 y el 3/4. Y es curioso, pero todas estas métricas, que podríamos decir que están alejadas de lo que estamos acostumbrados a oir, no solo suenan bien, si no que tienen mucho swing.
En palabras de Dave Brubeck, Take Five era sólo un experimento en métrica irregular, lo más lejano de su mente era crear un éxito. Pero así fue. El disco fue todo un éxito, y muchos de sus temas forman parte de cualquier repertorio de standards de jazz.
En el disco, además de Brubeck, participan Paul Desmond al saxo alto, Eugene Wright al bajo y Joe Morello a la batería. Una gran banda que logra con las composiciones de Brubeck un disco magnífico, que merece la pena escuchar, analizar y disfrutar una y otra vez.

sábado, 2 de mayo de 2009

Mundodisco

Un mundo plano sostenido por cuatro elefantes que viajan por el Multiverso a lomos de una enorme tortuga, Gran A'Tuin. Una ciudad, Ankh Morpork, inundada, quemada y reconstruida muchas veces, y en cuyo río puede dibujarse la silueta de un cadáver. Un bibliotecario transformado en orangután debido a la cantidad de magia acumulada que fluye por la biblioteca de la Universidad Invisible, que sigue en su puesto, entre otras cosas, por lo difícil que es encontrar bibliotecarios que puedan sostener libros con los pies. Una bruja, Yaya Ceravieja, temida por todos, pero a la vez a quien todos recurren para solucionar cualquier problema de salud. La Muerte, que conoce la vida de todos y cada uno, y que suele tener episodios depresivos por tener que trabajar aún con una guadaña, cuando ya algunos han entrado en la era de las motosierras. Un venerable guerrero de 87 años, Cohen el Bárbaro, vestido sólo con un taparrabos de cuero, especializado en encontrar tesoros, sacerdotes malvados y vírgenes en apuros. Un baúl con cientos de patitas, el Equipaje, que sigue a su amo a cualquier parte, incluso a través de las membranas de la realidad y los continuos espacio-temporales, ignorando a cualquiera que se interponga en su camino, o comiéndoselo. Y Rincewind, un aprendiz de mago expulsado de la Universidad Invisible debido a que el más poderoso hechizo saltó de un libro a su cabeza y le inutilizó para aprender cualquier otro; especialista en correr para huir de situaciones peligrosas, en las que tiene una gran habilidad para verse envuelto; con pánico al suelo, ya que es el suelo y no las alturas lo que te mata; que afirma que al huir lo importante no es "hacia donde", si no "lejos".
Todos estos personajes nos arrancan muchas sonrisas, y más de una carcajada, a los seguidores de Terry Pratchett y su saga de Mundodisco. Personajes habituales de la literatura fantástica como trolls, enanos, magos, alquimistas, guerreros, se dan cita en sus libros, pero tratados, tanto los personajes como los temas, de una forma que sólo Pratchett sabe hacer.
Humor absolutamente irreverente y surrealista para hacernos vivir historias que nacen en el género fántastico. Explicaciones desternillantemente absurdas de las situaciones vividas por sus personajes. Un uso del lenguaje en ocasiones muy particular. Todo hace que sea una auténtica delicia leer sus obras.
Sobre Mundodisco ha publicado 34 obras, algunas traducidas al castellano y otras no, además de otras novelas y libros relacionados o no con Mundodisco. Destacar que las ediciones en castellano no han seguido el orden en que las obras fueron publicadas en inglés, y aunque no es determinante leerlas en orden, si es recomendable.
Imprescindible lectura para los amantes de la literatura fantástica, y para cualquiera que quiera tener durante varios días una sonrisa continua en los labios.

viernes, 1 de mayo de 2009

Viudas y Burbujas

Hace un par de días he asistido a una cata-presentación de los champagnes de Veuve-Clicquot.
Primero una interesante y amena introducción sobre la historia de la marca, sus viñedos, su filosofía, y sobre todo, la señora Clicquot-Ponsardin. Esta buena mujer, tras quedarse viuda y embarazada, toma las riendas del negocio familiar e introduce algunas mejoras, sin las cuales no sería posible el champagne como lo conocemos hoy día, como el hacer reposar las botellas inclinadas para lograr el depósito de los sedimentos en el cuello y, tras el degüelle, obtener un vino limpio y claro. También cambia el tradicional color blanco de las etiquetas por el amarillo (actualmente el pantone del color de las etiquetas de Veuve Clicquot está registrado) y expande el negocio comprando nuevos viñedos. Por estas y otras cosas, la señora Clicquot fue llamada la "Grande Dame de Champagne".
Tras esto, la cata propiamente dicha de tres champagnes de la marca.
- Veuve Clicquot Brut Etiqueta Amarilla. Vino de uvas procedentes de hasta 60 diferentes pagos, con una proporción de 50% Pinot Noir, 30% Chardonnay y 20% Pinot Meunier. Amarillo pálido, brillante, con algún reflejo verdoso débil y matices acerados. Nariz muy agradable, donde a pesar de ser sólo un 30% del coupage, destaca mucho la chardonnay, aportando aromas cítricos, fruta blanca, mantequilla y alguna nota floral. En boca es fresco, alegre, con acidez suave y final muy agradable. Un champagne para cualquier ocasión.
- Veuve Clicquot Rosé. Proporciones similares al brut etiqueta amarilla, pero utilizando hasta un 12% de vino tinto. Tiene un color rosa pálido, con reflejos ambarinos y cobrizos muy bonitos. En nariz se nota la presencia de los tintos de pinot noir, con presencia de frutas rojas, sobre todo frambuesa. Paso por boca muy agradable, notándose levemente la astringencia de los taninos, muy bien ensamblada con la acidez. Final algo más largo. El que menos me gustó. A pesar de las modas, no acaban de convencerme los rosés.
- Veuve Clicquot Vintage 2002. El último millésimé de la marca, hecho con vinos procedentes de 17 pagos, todos ellos grand o premier crus, con un coupage de 60% Pinot Noir, 7% Pinot Meunier y 33% Chardonnay. Amarillo dorado, con reflejos dorados brillantes. Nariz mucho más intensa y compleja, con notas florales, cítricas, algún atisbo de especias. En boca es sedoso, intenso y complejo, con astringencia bastante más marcada y con un sorprendente dulzor. Aparecien nuevamente los citricos y las frutas blancas. Final bastante largo. Gran champagne, complejo, intenso y muy muy rico. De los de sacar en ocasiones y quedar como un señor.
En general una más que agradable experiencia, y como siempre, deliciosos champagnes los de esta casa, cuyo lema, el de la señora Clicquot, es "Una sola calidad, la mejor".

miércoles, 22 de abril de 2009

Una nueva criatura

Un vino que te sorprende, un disco que no te cansas de oir, un restaurante donde te hacen disfrutar, un libro que te transporta. Todo esto forma parte de los pequeños y grandes placeres de la vida. A veces mucho mayores por inesperados, a veces más deliciosos por reincidentes, pero siempre bienvenidos y recordados. Y para recordarlos y compartirlos, los homenajeo en un nuevo blog. Que lo disfruten.