lunes, 6 de julio de 2015

Vinos Europeos de Lidl

Hace un tiempo nos enteramos de una promoción de vinos internacionales en Lidl. Y aprovechando una visita a uno de sus establecimientos, decidimos traernos a casa varios de los vinos que formaban parte de esa campaña. Más allá de la recomendación del Châteauneuf-du-Pape que nos habían hecho en Twitter, no teníamos referencias de ninguno de ellos. Así, y sin esperar grandes obras de arte de la vinicultura, se vinieron a casa cinco vinos que hoy quiero compartir.
Domaine de Pignan es una bodega cuyos orígenes se remontan a 1855, y actualmente elaboran varios vinos dentro de las AOC Châteauneuf-du-Pape, Côte du Rhône y como Vin de France. El Domaine de Pignan Châteauneuf-du-Pape 2008 (AOC Châteauneuf-du-Pape,  64% Garnacha, 13% Monastrell, 12% Syrah, 11% Cinsault, Counoise, Terret noir, Vaccarèse y Muscardin) se elabora a partir de frutos de viñedos viejos y tiene una crianza de 14 a 18 meses en barricas de 1 a 4 vinos. Es un vino de color rubí de capa baja, con algún destello teja. La nariz no es muy compleja, pero si agradable, muy frutal, con cerezas y frambuesas sobre algún recuerdo como de clavo. En boca es suave, sedoso, muy redondo, frutal y con una acidez agradable. Un vino sencillo y rico, de repetir.
Aún en Francia, y sin salir del Ródano, probamos el Cru de la Vallée du Rhône Saint-Joseph 2012 (AOC Saint-Joseph, tinto con crianza, Syrah, Monastrell, Garnacha). No tenemos datos del elaborador, y es un vino de color rubídeo con ribete aún algo amoratado; nariz de intensidad media, con frambuesa, cereza, canela y alguna discreta punta especiada; en boca es ligero, frutal, suave y rico. Un vino sin grandes complejidades, pero muy rico de beber.
Seguimos el viaje europeo parando en la Toscana, con dos vinos dentro de la Denominación Chianti. Corte Alla Mura Chianti Riserva 2010 (DOCG Chianti Riserva, tinto con crianza 80% Sangiovese, 205 Canaiolo; Sensi Vigne e Vini) es un vino de color granate de capa media, con ribete granate. La nariz es poco intensa, con aromas terrosos, de fruta roja y algo especiado. En boca tiene buena acidez, marca la madera y es un tanto secante y diría que tiene algo de verdor. Se dejó beber, pero es poco expresivo. El segundo vino italiano de esta compra fue el Fortezza dei Colli Chianti Classico 2012 (DOCG Chianti Classico, tinto con crianza, Sangiovese y cabernet Sauvignon, Fortezza dei Colli); de color rubí de capa media baja con algún destello atejado, mostró una nariz de intensidad media, algo confusa, con maderas, guindas en licor y algún barniz; en boca acidez correcta, algo tánico, poco definido y en general poco agradable. No acabamos la botella y no repetiríamos.
Acabamos el recorrido europeo a través de los vinos de Lidl en Alemania, en concreto en la región de Pfalz con este Riesling Halbtrocken 2013 (DO Pfalz, blanco joven 100% Riesling; Sommerauer Schlossbergkellerei). Se trata de un vino de color amarillo pálido con reflejos verdosos. En nariz muy cítrico, con jazmín y algún deje amielado. El paso por boca revela buena acidez con una mínima huella de dulzor y un final algo amargoso. No es nada del otro mundo, y palidece ante un Riesling "de verdad", pero se dejó beber.
Un pequeño recorrido por Italia, Francia y Alemania de la mano de Lidl, con resultados dispares; una par de vinos que no me importaría volver a beber y alguno que no creo que nunca vuelva a entrar en mi vinoteca.