sábado, 25 de mayo de 2013

Hoy El Vino Tendrá Que Esperar

Hoy tocaba escribir un post sore los vinos de Xurxo, de Albamar. Sobre las tres añadas que he probado, incluida la primera, 2006. Sobre como han evolucionado con el tiempo. Pero tendrá que esperar.
Hoy algo mucho más importante ha pasado a ocupar su lugar. Algo que puede hacer que en Galicia no podamos ni tener vino.
Por favor, mirad el vídeo completo y luego, si tenéis un mínimo de sensibilidad y amáis Galicia, sumaos a la iniciativa.

sábado, 18 de mayo de 2013

Presentación de Bodegas Artadi

Ayer por la tarde noche disfrutamos en Bodega Selección de Alicante de uno de los eventos vinícolas que más ganas tenía de que llegara. De la mano de Marga Linares, apasionada comunicadora, pudimos conocer más de cerca la idea y el proyecto de un hombre en la presentación de Bodegas Artadi.
Juan Carlos López de la Calle es un hombre de viña y de vino, un apasionado del terruño que fue abanderado de la renovación riojana allá por los últimos ochenta. En 1985, como descendiente de la cooperativa Cosecheros Alaveses, nace el proyecto Artadi Bodegas y Viñedos, con el objetivo de elaborar vinos con clase y personalidad, vinos de terruño, moldeados desde su origen y base fundamental, el viñedo, y que han alcanzado las más altas cotas de calidad y prestigio.
El secreto de la calidad de los vinos de Artadi es el cuidadoso y esmerado trabajo en la viña, los bajos rendimientos, la selección casi obsesiva del fruto y la intervención justa para dejar que el campo y la uva se expresen en cada botella.
En 1996, el grupo adquiere unas 10 Ha de viñedo en Santa Cruz de Artazu, Navarra, y se crea el proyecto Bodegas y Viñedos Artazu. Actualmente poseen unas 20 Ha, plantadas casi en su totalidad con Garnacha, y elaboran vinos jóvenes blanco, rosado y tinto bajo la marca Artazuri; y un tinto de crianza, Santa Cruz de Artazu, que se elabora con Garnacha de un viñedo que tiene, que se sepa, al menos 90 años. El "viñedo de Teresa", ya que Teresa, la heredera de esas tierras, tiene ya 90 años, y recuerda ir al trabajar en el desde niña.
De Artazu probamos el Artazuri Rosado 2012 (DO Navarra, rosado 100% Garnacha). Un rosado de sangrado, de color frambuesa claro, con toques de hoja de cebolla, muy bonito. Nariz intensamente frutal, con cerezas y frambuesas, y con puntas herbáceas, alejado de otros rosados más "golosina". En boca es fresco, de muy buena acidez, algo goloso, con un agradable amargor final que invita a otra copa. Evoluciona de maravilla con el tiempo, haciéndose más apetecible. Un rosado rico y refrescante del que seguro que beberemos más de una botella este verano.
Fruto del interés común entre Bodegas Agapito Rico y Bodegas Artadi por elaborar vinos de calidad en tierras levantinas, nace en Pinoso el proyecto Bodegas y Viñedos El Sequé. 20 Ha de terrenos calizos, pobres en arcilla, a unos 650 metros de altitud, plantados fundamentalmente con Monastrell, con algunos viñedos muy viejos, y algo de Syrah, habiéndose arrancado casi la totalidad de la Cabernet y la Tempranillo. Pudimos probar los dos vinos que elabora esta bodega en tierras alicantinas.
Laderas de El Sequé 2012 (DO Alicante, tinto joven, 85% Monastrell y 15% Syrah), se elabora manteniendo un 30% del vino en grandes barricas de 500 litros, que se mezcla con el vino procedente de los depósitos de acero inoxidable en cada uno de los cuatro embotellados anuales. Es un vino de color picota cubierto, con ribete violáceo. A copa parada aromas muy lácticos, de golosina de fresa y nata, algo de moras, y un puntito especiado. En boca es seco, frutal, amargoso y fresco, con una cierta nota de verdor. Se deja beber, pero es un vino que nunca ha acabado de convencerme del todo.
El otro vino de esta bodega que catamos fue El Sequé 2010 (DO Alicante, tinto con crianza 100% Monastrell). Con una crianza de 12 meses en barricas nuevas de roble francés, nos muestra un color picota de buena capa, con ribete violáceo y granatoso. Nariz elegante, de buena intensidad, con ahumados, balsámicos, fruta negra muy madura y especiado. En boca, seco, con buen cuerpo, frutal, tanino dulce y muy buen final, que por momentos dejaba un recuerdo de pepitas de uva. Un buen vino, muy rico.
El corazón de Artadi está sin duda en la Rioja Alavesa. Allí poseen unas 85 Ha de viñedo propio, fundamentalmente Tempranillo, aunque con algo de Viura. Cultivo totalmente respetuoso con el medio, sin utilización de productos químicos de síntesis, intentando recuperar los ancestrales ciclos del viñedo, y desde hace unos tres años siguiendo las pautas de la biodinámica. Elaboran un blanco con crianza, algunos tintos jóvenes, y distintos tintos de crianza, hasta llegar a sus vinos fetiche: Pagos Viejos que es el máximo exponente del concepto bordelés de mezcla de terruños, y sus vinos de pago: Valdeginés, La Poza de Ballesteros, El Carretil, y el vino de culto Viña El Pisón. Obviamente, en una presentación como la de ayer, no esperábamos probar los vinos top de la bodega, pero si pudimos comprobar como sus vinos menos famosos tienen una calidad muy alta.
Empezamos con Artadi Tempranillo 2010 (DOCa Rioja, tinto con crianza 100% Tempranillo). Dos pisados y remontados diarios y 12 meses de crianza en barrica de roble francés para un vino elaborado a partir de los viñedos más jóvenes. De color picota con ribetes violáceos y rubídeos. En nariz, fruta muy madura, caramelo y una punta de vainilla. En boca, fresco, frutal, muy agradable a pesar de un punto final de tanicidad. Un vino sencillo, pero de calidad, que podría ir de lujo con una barbacoa.
El otro vino riojano que disfrutamos se diferencia del anterior sólo en la edad de los viñedos, que en este caso tienen más de 25 años. Mismo método de elaboración, y misma crianza para el Artadi Viñas de Gaín 2010 (DOCa Rioja, tinto con crianza 100% Tempranillo). Viste de color picota muy cubierto, con ribetes violáceos y rubídeos. Nariz más compleja, frutal, especiado, con algo de cacao y notas minerales. En boca, también más presencia y cuerpo, frutal, con recuerdos ahumados y balsámicos, tanino muy elegante y muy buen final. El vino que más me gustó de la sesión, un vino ya más serio y creo que con una muy buena RCP.
Artadi, un proyecto que hace vinos de gran calidad y personalidad en todas las regiones en las que está presente. Elaboradores del que es, para mí, unos de los mejores vinos de España, Artadi Pagos Viejos. Una bodega que, junto con Remírez de Ganuza, Allende y algún otro, marcan la pauta y el camino a seguir en esa llamada "Rioja Moderna".

domingo, 12 de mayo de 2013

Primer Encuentro con Artadi Pagos Viejos 2010

Hace unos días descorchamos la primera botella de este vino, comprada en avanzada en Julio de 2011 y recibida en Octubre de 2012, con lo que lleva ya unos 6 meses descansando en mi vinoteca.
No es ahora momento de extendernos hablando de Artadi, porque eso llegará en un post próximo, así que vamos solamente a hablar de esta delicia de vino.
Se elabora a partir del fruto de viñedos con unas edades entre 35 y 80 años, de pagos privilegiados localizados en Laguardia, Elvillar y Leza, entre 450 y 700 metros de altura, asentados sobre suelos arcillo-calcáreos. Viñas cultivadas en vaso, con una densidad 3200 cepas/Ha y un rendimiento medio de 3500 Kg/Ha. Vendimia manual en cajas de 15 Kg, selección de racimos y bayas, vinificación en depósitos abiertos de madera con maceración en frío durante 24-48 horas y fermentación durante 10-12 días con dos pisados diarios y un pequeño remontado. Maloláctica en barrica y crianza de 15 meses en barrica nueva de roble francés.
El resultado es una maravilla llamada Artadi Pagos Viejos 2010 (DOCa Rioja, tinto con crianza 100% Tempranillo, Artadi). Viste de color cereza picota con precioso ribete aún violáceo, de buena capa, quizá muy tenuemente velado, supongo que cosas de no maltratar el vino con filtrados y estabilizaciones intensas. Aromas seductores y elegantes, con baile de frutos rojos (frambuesa, cereza, grosella), vainilla, suaves recuerdos de cacao y puntas finales minerales. En boca destaca su acidez fresca y su frutosidad, con un paso muy elegante y con presencia, y con un tanino tremendamente dulce y ya integrado, que contribuye a un final que inmediatamente pide otra copa.
La bodega dice de este vino: "conjunción de peculiaridades que nos ofrece la posibilidad de disfrutar de frutas poderosas y aromas complejos en el paraje de Valdeginés, de la madurez de La Poza y de la larga e intensa mineralidad de El Carretil".
Yo digo que es un vino adulador, seductor y sugerente, increíblemente disfrutable ya, pero con un prometedor futuro de desarrollo de aromas terciarios y aumento de la complejidad.

miércoles, 1 de mayo de 2013

El "Otro" Vino de Peter Sisseck

A estas alturas no vamos a descubrir a ningún aficionado al vino quien es Peter Sisseck ni los dos principales vinos que elabora, Flor de Pingus y sobre todo el celebérrimo y carísimo Pingus.
Después de que sus vinos estuvieron plenamente establecidos como un referente de calidad del panorama vinícola español, Sisseck decide embarcarse en un nuevo proyecto: trabajar con viticultores tradicionales de la Ribera del Duero e intentar aprovechar al máximo la calidad de viejos viñedos en vaso de Tinto Fino para elaborar lo que podríamos decir que es su vino más personal. Sisseck estuvo codo a codo con Pablo Rubio, de Alonso del Yerro, intentando identificar los viñedos con mayor potencial; se trabajó intensamente para recuperar los suelos, arrasados después de años de uso y abuso de química, y para volver a trabajar las viñas de forma natural; hubo de esforzarse mucho para cambiar la mentalidad de los productores de uva, a quienes siempre se les había premiado más por la cantidad que por la calidad; y al final, logró conseguir el tipo de uva sana y equilibrada que deseaba. De estos viticultores, de estos viñedos y con estas uvas, nace en 2007 Psi.
La añada 2010 es la cuarta de este vino. Elaborado con uvas de cepas de más de 30 años, procedentes de 6 pequeñas parcelas de grandes zonas de la Ribera del Duero, trabajadas por viticultores vinculados al proyecto. Vendimia y despalillado manuales, fermentación con levaduras indígenas en tanques de cemento, maloláctica en tinos y barricas de roble usados, sin trasiegos, y crianza de 18 meses en barricas de roble francés de segundo y tercer año, de los cuales algunos han sido usados para la crianza de Pingus y Flor de Pingus. Embotellado sin filtrar ni clarificar.
Psi 2010 (DO Ribera del Duero, tinto con crianza 100% Tinto Fino, Dominio de Pingus) es un vino de un precioso color cereza de capa media, con ribete rubí, limpio y brillante. Nada más acercar la copa a la nariz, intensos y elegantes aromas de moras, chocolate y vainilla, que luego van evolucionando y dejando paso a la fruta roja, la tierra mojada, las especias y el tomillo. En boca llama la atención sobre todo su carácter muy frutal, fresco, con una buena acidez y un paso envolvente, apareciendo al final un tanino muy sedoso e integrado; se notan a veces un poco los 14º, pero no molestan en absoluto. En conjunto ha hecho que me viniesen a la mente los vinos de Goyo García Viadero.
Un vino espléndido, muy disfrutable, que creo que gustará a los que huyen de la cara más maderosa y de gran extracción de la Ribera.
Esta ha sido la primera de las tres botellas que compré en avanzada en julio de 2011 y que llegaron en octubre de 2012. Veremos hacia donde evoluciona, aunque ahora mismo es una delicia de vino.