jueves, 14 de julio de 2016

Froggy Wine de Luneau Papin

Cuando una persona que conoce tus gustos y que nunca te ha defraudado con sus recomendaciones habla bien de un vino, debes por lo menos escuchar lo que dice.
La Melon de Bourgogne es una casta francesa de uva blanca de origen borgoñón, pero cultivada sobre todo en el Loira, donde se la conoce como Muscadet, y es la base de los vinos de las denominaciones Muscadet, Muscadet Sèvre et Maine, Muscadet Côtes de Grandlieu y Muscadet Coteaux de la Loire. Es el resultado del cruce entre las castas Gouais Blanc y Pinot Blanc, y su cultivo ocupa unas 11000 Ha en Francia. Da origen a vinos frescos y ligeros y tiene buenas condiciones para su crianza sobre lías.
Pierre-Marie Luneau dirige el Domaine Pierre Luneau Papin, una propiedad situada en Le Landreau, en la región de Muscadet, con unas 50 Ha de viñedo. Utilizan viticultura orgánica, vendimia manual, fermentación en acero inoxidable y sus vinos suelen tener distintos tiempos de crianza con lías. Elaboran algo más de una docena de vinos blancos, rosados y tintos con las castas Melon de Bourgogne y Gamay.
El vino del que oí hablar a Santiago, de Coalla Gourmet, y del que me hice con una botella, es el Froggy Wine 2014 (AOC Muscadet Sèvre et Maine sur Lie, blanco con crianza con sus lías, 100% Melon de Bourgogne, Domaine Pierre Luneau Papin). Cultivo orgánico y viticultura integrada, vendimia manual, clarificación en frío del mosto, fermentación a temperatura controlada de 20º y reposo con sus lías durante 7 meses dan como resultado un vino de color amarillo pálido con algún destello verdoso, con aromas, muy frutales de buena intensidad a manzana y ciruela claudia con algo de heno mojado; en boca es frutal, con una acidez muy viva, algo amargoso y con una marcada mineralidad al final.
No se dejen confundir por la etiqueta, es un vino fresco, alegre y agradable, pero no es un zumito de frutas insulso. Es un vino de calidad con una RCP muy buena.