sábado, 21 de mayo de 2016

Tres Grandes Champagnes

Ya hace algún tiempo me hice en Coalla Gourmet con un lote de tres botellas de champagnes "especiales" que han estado reposando en mi vinoteca, y que una vez bebidos y disfrutados, comparto con los lectores de este humilde blog.
Champagne Marc  Hebrart es un pequeño productor de la champaña con viñedos premier cru situados en Mareuil-Sur-Aÿ y del que ya hemos hablado en este blog a propósito de su Brut Blanc de Blancs. En esta ocasión el champagne de este productor que les propongo es el Marc Hebrart Rive Gauche / Rive Droite Extra Brut Grand Cru 2005 (AOC Champagne, 60% Pinot Noir, 40% Chardonnay; Champagne Marc Hebrart). Segunda añada en salir al mercado de esta cuvée limitada fruto del ensamblaje de tres viñedos excepcionales: Montaigu en Chouilly, La Justice en Oiry y Pruche en Aÿ. Dos viñedos, por tanto, Grand Cru de la Cote des Blancs (orilla izquierda de La Marne) plantados con Chardonnay, y un tercero, también Grand Cru, plantado con Pinot Noir en la orilla derecha del río. La vinificación se realiza en barrica de roble, con levaduras indígenas, sin filtración y con dosage mínimo. El resultado es un champagne de color amarillo pajizo, brillante, con burbuja muy fina y elegante. Nariz de buena intensidad, seria, con flores blancas, cítricos, ahumados y notas de pan tostado y bollería. En su paso por boca es frutal, seco, algo justo ya de acidez, lleno, largo y con un carbónico muy bien integrado. Sin duda ninguna un gran champagne.
El Club Trésors de Champagne se creó en 1971, y es la primera asociación de elaboradores en la Champaña que busca defender un enfoque de la viticultura en base a los máximos estándares de calidad. Está formado por 28 elaboradores seleccionados de las mejores zonas de la región de la Champaña, reconocidos por la calidad de su trabajo. El club Trésors es la única organización en Champagne que selecciona a sus miembros de acuerdo a un conjunto de normas de calidad muy estrictas, y para que un champagne pueda etiquetarse como Special Club debe cumplir una serie de requisitos:
- Cada elaborador debe realizar totalmente sus cuvées en sus propias bodegas e instalaciones.
- Las uvas para elaborar dichos champagnes deben proceder de viñedos propios.
- Cada elaborador debe dedicarse a su trabajo con pasión y proteger la calidad y el carácter único de su propio terruño.
- Los enólogos y profesionales del vino que seleccionan las cuvées exigen una calidad irreprochable en lo que respecta al trabajo en el viñedo y en los vinos.
- Cada champagne está sujeto a dos catas a ciegas (una vez en la etapa de vino tranquilo antes del embotellado y de nuevo después de 3 años de envejecimiento en botella) por un panel de enólogos apasionados y distinguidos y por los propios productores.
- Un champagne Special Club puede elaborarse únicamente en añadas excepcionales.
- Sólo los elaboradores que hayan superado con éxito estos requisitos se consideran dignos de poner su champagne elegido en la botella única "Special Club", que sólo puede ser utilizada por los miembros del Club Trésors.
Desde 1750 la familia Gimonnet cultiva la vid en el pueblo de Cuis, en pleno corazón de la Cote des Blancs, y en los años 30 Pierre Gimonnet empieza a vinificar y elaborar con su propia marca. La familia Gimonnet dispone de 25 Ha de viñedos de Chardonnay en algunos de los pueblos más célebres y de más calidad de la Côte-des-Blancs, como Cuis (con rango de Premier Cru) y Cramant y Chouilly (ambos con rango de Grand Cru). De esta casa quiero presentarles el Pierre Gimonnet & Fils Special Club Brut Premier Cru 2004 (AOC Champagne, 100% Chardonnay, Pierre Gimonnet & Fils). Elaborado con un 60% de uvas procedentes de viñedos Cramant Grand Cru (cepas con una edad media de 40 años, y algunas de más de 80), 27,5% de uvas de viñedos de Chouilly Grand Cru, y 12,5% de bayas de viñedos Cuis premier cru; fermentación con control de temperatura, maloláctica, crianza de los vinos de 7 a 8 meses y posterior crianza en rima de más de 7 años, con un ligero dosage. Cuando lo bebimos, mostraba un color amarillo pajizo pálido muy bonito, con una burbuja muy fina y muy abundante. La nariz no se reveló muy intensa, pero si con complejidad, dando cítricos, ahumados, almendras y frutos tostados. En boca es elegante, fresco, con muy buena acidez, con recuerdos de esos aromas tostados y perfecta integración del carbónico. Un champagne muy bueno.
La familia Moussé tiene unas 5,5 Ha de terreno en la proximidad de la casa familiar en las cercanías de Chatillon-sur-Marne, con las que elaboran una pequeña gama de vinos basados en la Pinot Meunier. El champagne Moussé et Fils Special Club Brut 2006 (AOC Champagne, 100% Pinot Meunier, Champagne Moussé et Fils) se elabora con uvas seleccionadas por Cedric Moussé de tres parcelas de Cuisles. El mosto ha realizado la maloláctica y el champagne tiene una crianza en rima de 36 meses. Sólo llegaron 60 botellas de este champagne al mercado español, y yo pude disfrutar de una de ellas. Viste de color amarillo virando adorado pálido, con una burbuja muy fina y abundante, quizá algo desordenada. Nariz intensa, con frutillos rojos, tostados, avellanas y brioche. En boca es cremoso, con muy buena acidez, frutal, elegante y con una perfecta integración del carbónico. Un champagne enorme, el que más me gustó de los tres.
Tres champagnes soberbios, serios, elegantes, muy gastronómicos y para disfrutar en compañía de quien sepa apreciar la calidad. Abstenerse bebedores de Möet & Chandon.

sábado, 14 de mayo de 2016

Cata-Degustación Mayo 2016 en Bodega Selección

Ayer asistí a la cata mensual correspondiente a Mayo de 2016 en Bodega Selección de Alicante. Muchos vinos que no conocía y la cantidad de gente adecuada para poder catar y tomar notas con tranquilidad, por lo que fue una tarde-noche muy agradable e interesante.
Empecé la cata con un espumoso, otro semidulce de Moscatel de tierras levantinas, que parece que han decidido que elaborar vinos similares a los italianos Moscato d'Asti es un negocio rentable. El Tarima Sparkling Moscatel (DO Alicante, espumoso, Moscatel y Merseguera, Bodegas Volver) es un espumoso semidulce del Grupo Jorge Ordóñez elaborado mediante el método granvas, de color amarillo pálido con reflejos dorados y una burbuja un tanto desordenada; nariz con piel de uva y fruta tropical y en boca un dulzor comedido y carbónico integrado. Agradable sin más.
Dos blancos que no conocía y una nueva añada de uno ya catado anteriormente desfilaron por mi catavinos. Olcaviana Verdejo 2015 (VT Castilla, blanco joven 100% Verdejo, Bodegas Sierra Norte) es un vino de color amarillo muy pálido, con notas herbáceas, fruta blanca y jazmín, y un paso por boca frutal, amargoso y de buena acidez. Algo hueco pero no está mal, alejado de los verdejitos tropicales. Pasión de Moscatel Seco 2015 (DO Valencia, blanco joven 100% Moscatel, Bodegas Sierra Norte) viste de color amarillo pálido con reflejos verdosos; en nariz se revelan piel de uva, ciruela claudia, fruta blanca y algunas notas que me hicieron recordar a la Sauvignon Blanc; en boca es seco, frutal, algo glicérico y amargoso. Una Moscatel distinta, quizá por la altitud de los viñedos (700 metros). Seguimos con un blanco que me pareció muy interesante, Talva 2015 (VT Castilla, blanco fermentado y criado en barrica, Chardonnay y Sauvignon Blanc; Pago del Vicario) que viste de color amarillo pajizo claro con reflejos dorados pálido; nariz cítrica, con notas de la barrica y flores blancas; en boca es un vino graso, frutal, con acidez cítrica y un toque amargoso. Me pareció un buen vino que puede ser muy interesante para comer.
Uno de los atractivos de la jornada de ayer era la vertical de Caraballas (DO Rueda, blanco joven, 100% Verdejo de cultivo ecológico, Finca Las Caraballas) que habían preparado los chicos de Bodega Selección. Catamos las añadas desde 2011 a 2015, y este fue el resultado. Caraballas 2011 muestra ya un color amarillo alimonado intenso con reflejos verdosos; nariz intensa, con fruta madura, herbáceo y lichis, y en boca es algo graso, asomando un punto de dulzor amielado y manteniendo aún buena acidez; muy rico. Caraballas 2012 tiene un color pajizo intenso y una nariz más discreta, con cítricos, notas herbáceas y algo que me recordó a la piel de manzana; en boca es graso, de buena acidez, frutal y con un final algo más ligero; bien. Caraballas 2013 muestra un color alimonado pálido; en nariz predominan las notas herbáceas con fondo de fruta blanca y tropical; en boca es más ligero, seco, con una acidez viva y un amargor tenue al final; me gustó. Caraballas 2014 tiene un precioso color amarillo intenso; es mucho más discreto en nariz, donde se conjuntan la fruta blanca y los herbáceos, y un paso por boca más seco, con buena acidez y un tenue amargor muy agradable; más discreto en general que los anteriores. Terminamos con Caraballas 2015, de color amarillo pálido y revelando aromas de fruta blanca madura, notas tropicales y fondo herbáceo; en boca es algo graso, con acidez correcta, frutal y el más ligero de todos. No acababa de pillarle el punto a este vino, pero la verdad es que ayer me gustó bastante. Si tuviese que ordenar las añadas por mis gustos personales sería 2011-2013-2012-2014-2015. Creo que es un vino con buena capacidad de evolución.
Otro de los puntos fuertes de la cata de ayer era la presentación de los vinos de Malacuera Bodegas & Canallas, una bodega de la Ribera del Duero sita en Castrillo de Duero y creada por tres amigos que se autodenominan Los Canallas. Malacuera Rosado 2015 (DO Ribera del Duero, rosado, Tempranillo y Albillo) es un vino de un color rosa frambuesa muy bonito, nariz no muy intensa con frutillos rojos y notas herbáceas, y paso por boca seco, de buena acidez, con cierto peso y amargor final; un rosado bastante serio que no me disgustó. Malacuera Crianza 2012 (DO Ribera del Duero, tinto con crianza 100% Tempranillo) se elabora a partir de viñedos de 30 - 40 años de edad y tiene una crianza de 24 meses. Viste de color picota de buena capa con ribete aún violáceo; algo cerrado en nariz, reveló fruta roja, especias y ahumados; en boca es frutal, de buena acidez, secante y mineral; no está mal, pero creo que necesita tiempo y aireación. Malacuera Roble 2014 (DO Ribera del Duero, tinto roble 100% Tempranillo) es un vino de color picota intenso con ribete violáceo; nariz discreta de fruta negra, tostados y algún recuerdo floral; en boca es secante, de buena acidez y algo maderoso; no me entusiasmó. De los tres me quedo con el rosado, y el crianza se merece una prueba previamente jarreado.
Otra agradable sorpresa de ayer fue la presencia de varios vinos elaborados en distintas zonas del vecino Portugal. Caldas Reserva 2011 (DO Douro, tinto con crianza, Touriga Nacional, Alves de Sousa) viste de color picota granatoso de capa media baja; nariz marcada por la crianza, con fruta negra madura, especias y regaliz; en boca es secante, muy marcado por la madera que apenas deja salir la fruta; no me gustó. Dory Reserva 2012 (Vinho Regional de Lisboa, tinto con crianza, Touriga Nacional, Cabernet Sauvignon, Merlot y Petit Verdot; Adegamae) es un vino de color picota de capa media con ribete amoratado; nariz con grafito, fruta negra muy madura y cuero; en boca es frutoso, con acidez algo justa y cierto peso; dándole algo de tiempo puede estar bien, no me disgustó. Terminamos la visita al país vecino con Luis Pato Baga + Touriga Nacional 2013 (IVV Beira Atlántico, tinto, 60% Baga, 40% Touriga Nacional; Luis Pato); un vino de color picota granatoso de capa media baja; nariz muy agradable, con fruta roja y negra y especias; en boca es fresco, ligero y frutal. Con un carácter muy atlántico, me ha gustado bastante.
Otros vinos que me gustaron de esta sesión tienen orígenes tan dispares como Valencia, Cataluña o Chile. Álvarez Nölting Syrah 2014 (DO Valencia, tinito con crianza, 85% Syrah, 15% Tempranillo y Cabernet Sauvignon; Álvarez Nölting) es un vino con un bonito color cereza de capa media; nariz muy frutal, con notas lácticas y florales; en boca es fresco, ligero y frutal. Un vino muy rico, que a unos 14º puede ser muy divertido. Santa Digna Carmenère Reserva 2013 (Valle Central, Chile; tinto con crianza 100% Carmenère, Santa Digna, Grupo Torres) viste de color picota bien cubierto con ribete violáceo; nariz diferente, difícil de describir para mí, con fruta madura (arándanos, grosellas), punto especiado y balsámicos, en boca es muy agradable, frutal, sedoso y con una acidez correcta; me pareció muy rico. Terminamos con otro vino que fue, para mí, de los mejores de la cata: Somiadors 2014 (DO Empordà, tinto con crianza; Garnacha y Cariñena; 7 Magnifics, Grupo Torres) muestra un color picota de capa alta con ribete amoratado; nariz muy agradable de fruta negra y roja, balsámicos y especiados con un fondo mineral; en boca es frutal y muy mineral, con buen cuerpo y redondo; me gustó bastante.
Una de las mejores catas mensuales que recuerdo en Bodega Selección, en la que he descubierto muchos vinos, algunos para olvidar y otros para repetir.