domingo, 28 de septiembre de 2014

Mi Primer Barolo

Barolo es una de las DOCG más conocidas y famosas de Italia, y debe su nombre a la familia Falletti, marqueses de Barolo, que iniciaron en sus viñedos la producción de este vino. Localizada en la región del Piamonte, al sudeste de Alba, el territorio de Barolo comprende 11 municipios y los vinos acogidos a esta DOCG se elaboran exclusivamente con la casta Nebbiolo.
Para muchos, el Barolo es el mejor vino de Italia, y la Nebbiolo la variedad de uva con mayor entidad de ese país. Tradicionalmente eran vinos con elevada acidez y tanicidad, elaborados mediante largas fermentaciones y maceraciones, con períodos de crianza de cinco o más años en viejos toneles, y necesitaban al menos 10 años en botella para poder disfrutarse. Actualmente, los elaboradores llamados innovadores elaboran su vino con fermentaciones y maceraciones más cortas, potencian el uso de barricas pequeñas y un embotellado más precoz, con el resultado de unos vinos más afrutados y de disfrute más temprano.
La historia de la bodega Marchesi di Barolo se origina en 1807, y está directamente relacionada con la de la propia familia Falletti. Las instalaciones de la bodega histórica se encuentran en la ciudad de Barolo, en un edificio con vistas al Castillo del Marqués Falletti. Actualmente en manos de la quinta generación de la familia Abbona, Marchesi di Barolo controla aproximadamente 120 Ha de viñedos y produce vinos de las principales variedades autóctonas de Langhe, Roero y Monferrato. En su catálogo encontramos 10 gamas de vinos, que engloban Barolo, Barbaresco, Barbera d’Alba, Dolcetto d’Alba, Langhe y otros.
El vino que he podido disfrutar, y que casualmente había viajado conmigo desde Bolonia, es de la gama La Tradizione. Se elabora con uvas de viñedos situados en colinas de suelos arcillosos y calcáreos, con capas de arenisca y cubiertos por arena de cuarzo. Despalillado, prensado, fermentación a temperatura controlada y maceración de unos 8 días, tras lo cual es vino es trasegado a tanques de cemento también con control de temperatura, donde la fermentación maloláctica comienza de forma espontánea y se extiende a lo largo de dos meses. El vino es envejecido durante 2 años, una parte en barricas de roble de Eslavonia y la otra parte en barricas de roble francés, y luego reposa durante otros 12 meses en botella.
No sabía muy bien cuanto tiempo guardar este vino, pero Juancho Asenjo me señaló que era un Barolo básico de una buena añada, y que no merecía la pena darle mucho más tiempo de guarda, por lo que hace un par de semanas decidí descorcharlo y acompañarlo de un caprpaccio de vacuno y un risotto de setas. El Marchesi di Barolo Barolo 2007 (DOCG Barolo, tinto con crianza 100% Nebbiolo, Marchesi di Barolo) es un vino de color granate de capa baja, en cuyos reflejos asomaba algún teja. En nariz me resultó un vino tremendamente interesante, con una buena evolución en copa, mostrando aromas de alquitrán, flores marchitas, notas mentoladas, licoroso por momentos, y con apuntes dulzones y de fruta negra madura. En boca reveló una acidez viva, un cuerpo medio pero con peso y presencia, un tanino muy dulce y un final muy agradable de duración media.
Un vino muy rico, interesante y complejo, que maridó de maravilla con el carpaccio, y que ha hecho que me pique el gusanillo de probar otros Barolos. Claro que la cosa tiene su miga, porque no son vinos precisamente muy baratos.

6 comentarios:

  1. Interesante, si señor, nosotros también tenemos muchas ganas de probar un Barolo, pero no es fácil y como bien dices su precio no es barato, todos los que hemos visto superan los 80€, y tampoco las recomendaciones son de gente de la que tengamos mucha confianza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que hay cierta tienda asturiana donde puedes fiarte de las recomendaciones, y los hay desde unos 30 o 35€. Si os animáis, compártelo.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Bueno, a ver si nos animamos, compartirlo seguro

    ResponderEliminar
  3. Barolo es uno de los lugares donde antes o después todo aficionado al vino acaba haciendo parada obligada. En efecto, dos son los obstáculos, el precio y el tiempo de botella necesario para disfrutar verdaderamente de un buen barolo. Con Barbaresco pasa exactamente igual.

    Para salvar lo primero y conocer la esencia de la zona y su variedad estrella, una opción es comenzar por sus Langhe Nebbiolo. Cuando son buenos productores los que están detrás, encontraremos (Marchesi di Gresy, Elvio Cogno, Marcarini, Elio Grasso, Massolino, Voerzio, Brezza...) excelentes vinos que muchas veces proceden de viñedos situados dentro de la demarcación de Barolo o muy cerca, pero con cepas más jóvenes o peores orientaciones que invitan al productor a preferir dar una "categoría inferior" a su nebbiolo.

    En cuanto al tiempo de espera, la añada es fundamental. Por poner un ejemplo, la 2009, una añada no muy buena, está en un buen momento para beberse, mientras que a la 2008, muy buena, aun le faltan como mínimo esos 10 años que comentas. En todo caso, la elaboración tradicional (grandes foudres usados de eslavonia,... etc) es la que mejor se adapta a la tipicidad y a la autenticidad de la zona. Las prácticas de los innovadores (en las que no merece la pena perder el tiempo, en mi humilde opinión) no dejan de ser, en su mayoría, las mismas sandeces que hemos hecho en España empeñandonos en que lo que mejor iba a nuestros vinos era una elaboración idéntica a la de Burdeos, donde sí tiene un sentido.

    Actualmente la mejor tienda que hay en España para acceder a estos vinos es Enoteca Barolo, en Madrid. No tienen tienda on-line, pero sí un excelente catálogo en su web y por teléfono te lo ponen donde quieras.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariano.
      Gracias por tus recomendaciones. Precisamente estoy esperando un par de botellas del Cascina Nuova 2007 de Cogno que compré el otro día.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Genial Mariano, ya tenemos por donde empezar, muchas gracias

    ResponderEliminar