martes, 14 de febrero de 2017

Por la Bodega del Aldi

Supongo que resultará llamativo que después de dos entradas del blog hablando de vinos del nivel de los anteriores, comente ahora vinos adquiridos en el lineal de un supermercado. Pero aunque no suelo comprar el vino en grandes superficies, sí que de vez en cuando me pica la curiosidad y pruebo vinos, sobre todo internacionales, de los que traen las cadenas de supermercados y ponen a nuestra disposición a precios a veces sospechosamente baratos.
En este caso traigo para compartir con los lectores de este humilde blog cinco vinos adquiridos en la cadena alemana Aldi, de distintos orígenes y variedades, y de los que no me pidáis datos sobre productores, elaboración y demás, ya que estos suelen ser vinos elaborados para esta cadena, y no suelen aparecer en los portfolios de las bodegas.
Empezamos con un blanco, Jean Giner Chardonnay 2015 (IGP Vin Du Pays D'oc, blanco con crianza 100% Chardonnay, Jean Giner), un vino de color amarillo alimonado con algún destello oro pálido; nariz de intensidad media, con cítricos, ahumados, hinojo y flores blancas; en boca tiene buena acidez, con un tenue amargor y es algo graso; nada del otro mundo, pero no está mal.
Otro blanco, en este caso del Nuevo Mundo, fue el Neuseeland Sauvignon Blanc 2015 (Marlborough, Nueva Zelanda, blanco joven 100% Sauvignon Blanc), de color amarillo pálido con reflejos verdosos, mostró aromas comedidos de ciruela claudia, manzana y puntas herbáceas, y en boca es fluido, frutal, con una acidez correcta; lejos de un Sauvignon Blanc serio, pero agradable de beber.
De Alemania viene un tinto, el Dornfelder Trocken Barrique 2014 (Pfalz, tinto con crianza 100% Dornfelder), vestido de color rojo granate con ribete granatoso de capa media alta, con una intensidad aromática media donde aparecían fruta roja ácida, hierbas de monte y tenues recuerdos de la madera de la crianza, y que en boca es fluido, de buena acidez, frutal y fresco. Un vino sencillo, que me sorprendió y me ha gustado.
Seguimos viaje hasta Australia con el Southern Creek Prestige 2015 (SouthEastern Australia, tinto con crianza 100% Shiraz), vino de color rojo rubí de capa baja con ribete rubídeo; aromas de fruta roja, florales, pimienta negra y balsámicos, siendo el conjunto de intensidad media; paso por boca fluido, de buena acidez y con un tanino ligero; en general mejor nariz que boca.
Terminamos de vuelta en la vieja Europa, con un tinto Italiano, el Rubinaia Grande Amoroso 2013 (IGT Puglia, tinto con crianza, Negroamaro y Sangiovese) de color rojo rubí con ribete rubídeo; nariz de poca intensidad, con fruta confitada, lácticos y aromas terrosos; en boca tiene cierto peso, con una acidez justa, algo goloso, no tiene mal sabor, pero llega a cansar.

Cinco vinos de menos de 5 euros, algunos fáciles y agradables de beber, pero que no considero que sea necesario repetir.

4 comentarios:

  1. Prueba el Champagne. Por 13 pavos le pega un repaso tremendo a Moets y Cliquots

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariano.
      Me has hablado ya alguna vez del champagne del Aldi, pero aún no lo he probado. En cuanto lo haga, lo comento.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Nos cuesta encontrar artículos sobre vinos ecológicos de calidad, ¿podrías regalarnos un artículo de este tema?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.

      Si miráis en las etiquetas del blog, hay un epígrafe "Vino Natural" y otro "Ecológico". Ahí hay varios posts sobre vinos que cumplen estas condiciones, y alguna cosa más :)

      Saludos.

      Eliminar