domingo, 24 de febrero de 2013

Pequeña Reflexión Tras un Encuentro Esperado

Pierio Valeriano: Hieroglyphica.
Tomada de la web Veterodoxia.
Dos sabios del vino iban a volver a verse, en los dominios de uno de ellos, cerca de mí. No había sido invitado, pero las ganas de estar ahí me pudieron, y reconozco que forcé un poco las cosas.
Así que, al final, allí estábamos, Olga, Anush, yo...y los dos maestros, Rafael Bernabé y Joan Gomez Pallarès, en las entrañas de Bodegas Bernabé Navarro, probando todo lo que Rafa nos ponía delante, que puedo asegurar que es mucho y bueno. Muy bueno. Monastreles, Garnachas, Forcayats, tinajas, barricas, depósitos...Personalidad, suavidad, expresión de terruño y de viña, que darán que hablar por mucho tiempo.
De la bodega a la comida. Casa Elías, Xinorlet, ya mencionado aquí. Gachamigas, caracoles a la brasa, alcachofas a la brasa, revuelto de robellones con aceite de trufa (esta vez estuvo flojito, Luis) y ese soberbio arroz con conejo y caracoles marca de la casa. Desfilaron por la mesa Primitivo Quiles Raspay Tinto Brut 2006, AlfYnal 2010 y Beryna Selección 2006. No gustaron por igual a todo el mundo.
No hubo fotos, no hubo notas, no hubo sesudas catas, pero si hubo conversación y derroche de sabiduría. Y de ambas no he podido evitar sacar un pequeño pentálogo de conclusiones. La primera y más evidente: no tengo ni idea de esto del vino. La segunda: no todo es lo que parece, ni lo que se dice, en el mundo del vino. La tercera: casi nunca son buenas compañeras las posiciones radicales. La cuarta: encuentra tu camino;  primero bebe lo que te guste, luego escarba en cómo está hecho, aunque otros te digan otra cosa. La quinta, y quizás más importante: cuando los sabios hablan, limítate a escuchar.
Rafa, Joan, si pensáis que no tenía que haber estado allí, os pido disculpas por haberme metido en medio de vuestro encuentro. Nosotros al menos hemos pasado un día fantástico y si vosotros queréis, y los astros se alinean otra vez, no nos importaría repetir.

Mente humilde, afán de buscar, vida tranquila,
reflexión silenciosa, pobreza, tierra extranjera.
Estas cosas y la lectura suelen aclarar a muchos cuestiones oscuras.
(Bernardo de Chartres según autoría atribuida por John de Salisbury)

4 comentarios:

  1. Smiorgan:

    Aquí en México se les llama "colados" a todos aquellos que asisten a un lugar sin invitación. Pero tampoco quiere decir que seas persona non grata... Y como decimos por aquí; más vale pedir perdón que permiso :-) Creo que valió la pena. ¿o no..?


    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me colé exactamente Benjamín, digamos que casi hice que se me invitara :-)
      Saludos.

      Eliminar
  2. Gracias E por todo, compartimos vida, salud

    ResponderEliminar