jueves, 6 de diciembre de 2012

Dos Albariños Muy Buenos

Me da la sensación, leyendo revistas, paseando por webs y leyendo blogs, que hay una especie de renacer del interés por los vinos de las Rías Baixas, o de los "albariños" en general. Y veo con alegría, que se empieza a reconocer que los buenos albariños tienen potencial de guarda, que no sólo mejoran dos o tres años después de la vendimia, sino que algunos incluso están muy bien tras más de diez años. Ya sabemos que desde estamentos como la DO Rías Baixas se ha potenciado mucho la imagen de vino del año que tienen estos blancos, con el objetivo de ir vendiendo rápido la producción de la última vendimia. Pero por suerte, para el consumidor algo interesado las cosas parecen ir cambiando.
Los dos albariños, y les llamo así porque no son dos Rías Baixas si no dos blancos 100% albariño, son ejemplos de estos vinos y de su capacidad de crecimiento y desarrollo.
El famoso Raúl Pérez elabora en la bodega Forjas del Salnés, en Cambados, un albariño muy particular. Fermentado y criado en barricas de 750 litros, la mayoría usadas, durante unos 12 meses, para pasar luego a un curioso proceso de crianza en botella a 19 metros de profundidad en una cueva de la Ría de Arousa, donde reposa unos tres meses. Esta crianza, amén de unas condiciones de temperatura y humedad totalmente uniformes, no sé que más puede aportar al vino, pero ahí está. El resultado es uno de los vinos blancos más buscados de España. Sketch 2010 (Vino de mesa, blanco con crianza 100% Albariño, Raúl Pérez Viticultor) muestra un color amarillo alimonado, con reflejos dorados y verdosos. Tiene una nariz de buena intensidad, con fruta de hueso en primer plano, seguida de manzana, algún apunte mineral y evocaciones salinas. En boca es un vino muy agradable, de acidez que diría sólo correcta, levemente graso, frutal y algo amargoso, repitiendo al final esas notas salinas que anunció en nariz. Un vino Muy interesante, aunque para lo que es mi gusto en vinos 100% Albariño, eché de menos un pelín más de acidez. Tengo una segunda botella para dejarla evolucionar un poco más y ver hacia donde va.
José Antonio López se embarcó en 2007 en éste, su proyecto posiblemente más personal. Cultivo orgánico no intervencionista, fermentación y crianza de unos 12 meses en acero inoxidable con sus lías, dan origen a uno de los mejores Rías Baixas que he probado nunca. Tricó 2009 (DO Rías Baixas, blanco con crianza 100% Albariño, Compañía de Vinos Tricó) es un vino de color amarillo limón claro con reflejos verdosos. Nariz de buena intensidad, muy agradable y sugerente, donde de entrada se marcan algunas notas cremosas, para dar paso enseguida a la fruta blanca muy madura, al melocotón y a un punto herbáceo. En boca es un vino lleno, de acidez muy viva, frutoso, levemente graso y con un final mineral y salino muy persistente. Un vinazo que llena la boca, que sorprende, que satisface. Me encantó, y estoy seguro de que mejorará y crecerá aún más.
Un consejo: no beban estos vinos, sobre todo Tricó, con menos de dos o tres años, sería un infanticidio.

15 comentarios:

  1. Tengo un par de botellas de ese Tricó 2009, que son las que quedaban de oferta en una tienda que se las quería quitar de encima para dejar sitio a las nuevas añadas :-)

    Tricó es, de largo, el Rias Baixas (y albariño) que más me ha gustado.

    Saludos,

    Jose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.
      Pues estamos en las mismas, porque si no es el mejor, es uno de los mejores que he probado yo también.
      Esa oferta, pena que no fueran dos cajitas, no? Es lo de siempre, "albariño" = "del año". Esperemos que la cosa vaya cambiando, o no, que nos vayan dejando los más "viejitos" a nosotros :)
      Saludos.

      Eliminar
  2. Que el interés por el alabriño crece es un hecho pero de la misma manera que por el rueda, cada vez vinos más baratos y de poco interés. El consejo ya se encarga de subir producción/hectárea para poder subir el volumen y bajar precio, mala política me parece a mi.
    Sobre el Sketch felicitarte por tener dos botellas, menudo lujo. No se si tu habrás conseguido alguna pero lo de la crianza submarina es más un mito, quiero decir que lo que nos llega a nosotros es una parte que no ha pasado por el mar, eso tengo entendido.
    Tanto este como el A telleira son albariños maduros, corpulentos, potentes y si encima añadimos la calidez de las últimas añadas..., yo no los bebería hasta pasados unos cuantos años.
    Tricó me gusta mucho también pero como casi todos los albariños buenos, mejor con 3-4 años. Si obviamos los que llevan barrica, junto con Leirana, Pedralonga, Santiago Roma selección especial, albariño III de fefiñanes alguno más que seguro que me olvido, son los que más me gustan. Será casualidad que -menos leirana- haya trabajo de lías?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sibarita.
      Estoy de acuerdo en lo que dices al principio de tu comentario, pero no se, veo cierto movimiento de buscar mejores vinos y con más años por parte de los consumidores. El tiempo dirá.
      Yo creo que mis botellas de Sketch si estuvieron bajo el agua, y pude comprarlas a muy buen precio.
      Tricó? Como digo, de lo mejor que he probado, y totalmente de acuerdo, 3 o 4 años...o más. A los que mencionas, añadiría Señorans Selección de Añada, y cosas de Benito Santos. Yo llevo tiempo dándole vueltas a como la crianza con lías de personalidad y enjundia a los albariños. Creo que uva albariño de calidad + elaboración respetuosa + crianza con lías en acero = gran vino.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Hola S.

    Lamento desilusionar, pero me temo que 2010 lo más cerca que vio el agua fue desde la deliciosa localización de las viñas, en la Finca A Telleira, que es lo realmente interesante y que da carácter a este grandísimo vino.

    Por otro lado, mi experiencia personal me hace dudar un poco de dilatadas crianzas con lías y battonages diarios, y cada vez me gusta menos el inox más allá de su asepsia, que termina por ahogar a los vinos. He probado albariños de este corte muy expresivos en sus primeros años, pero que luego se caían en el vacío. Si se quieren hacer vinos de ese corte, creo más en elaboraciones tradicionales (que productores como la Sra. Lola o algunas bodegas portuguesas como Anselmo Mendes nunca abandonaron) basadas en usadísimos foudres o en cositas que se están haciendo con barro y hormigón que permiten respirar y que la vida continúe en el depósito. Claro, que para que esto funcione el trabajo en viña tiene que ser impecable y ahí solo aciertan los buenos de verdad... Por supuesto Rodri y J.Antonio están entre ellos.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariano.
      Va a ser que la información que me dieron sobre Sketch no la entendí bien.
      Con respecto a las lías, no tengo experiencia en estos vinos muy entrados en años, pero los que he probado con 3 ó 4, o como los de Benito Santos, con algunos más, si que me gustan. Me parece que esa crianza si que aporta cosas.
      Como anécdota, decirte que estando en Forjas con Rodri, hablamos del tema lías, y me dijo que en una cata profesional que se había hecho no recuerdo donde, el vino ganador había sido un Martín Códax Lías.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Creo que he oido esa historia ;), pero tampoco me sorprende. Son vinos muy exuberantes en sus primeros años, pero como la mayoría de los fuegos artificiales, acaban cayendo en la oscuridad. Insisto, es mi opinión y por tanto muy posible que me equivoque.

      Eliminar
    3. Bueno, habría que guardar algunas botellas varios años e ir viendo evolución. Pero si tu lo dices, yo de entrada te creo, porque no dudo de tu experiencia.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Bueno el Señorans selección añada es sobre sus lías en acero no??? y las añadas 2004 y 2005 están que se salen.

    Los dos que tu nos traes nos los probé, a ver cuando quedamos y compartimos botellas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ankabri.
      Efectivamente, el Selección de Añada tiene una crianza de más de 30 meses con lías.
      Cuando vengas por tierras alicantinas, compartimos. Pero Tricó es muy conseguible. Pruébalo y verás.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Mariano para acotar, a cuántos años te refieres cuándo hablas de que esos vinos se caen?, y la afirmación que haces, es en general, no?. Lo digo porque si hablamos de los vinos mencionados anteriormente, no sólo creo que no se caen sino que crecen con los años (hablo a 5 años vista más o menos) por eso te pregunto en cuantos años estás pensando. Si la afirmación es en general no digo nada.
    Ankabri, el selección de añada de 04 me pareció estupendo, el 05 no me gustó tanto y además creo que le falta tiempo, esa acidez es muy cortante. El que está tremendo ahora es el fefiñanes III año 09

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sibarita.
      Yo probé el Selección de Añada 2005 allá por el verano de 2011, y estaba impresionante, aunque con claro potencial de guarda.
      El mismo verano de 2011 probé el Fefiñanes III Año 2007, y me gustó bastante, pero en una cata de más de 30 vinos, no me marcó.
      Saludos.

      Eliminar
  6. Sibaritas Estoy contigo que a ese 2005, aún estaba para evolucionar, pero eso si, creo que es un albariño espectacular. El Fifiñanes como otros 3452345234 de vinos es de los pendientes que tengo :)

    ResponderEliminar
  7. Hola Jorge (y demás)

    Hablo en general, evidentemente hay gloriosas excepciones, y pienso en más de cinco años. Quiero decir que en algunos casos que no nombraré (y no es ninguno de los del post que nos ocupa), tras probar el 2002 de este tipo de elaboración, y después el básico de la bodega de la misma añada, resultó mucho más complejo y más entero el básico. A esto se une (y esto ya es un gusto personal) que disfruto mucho de la crudeza mineral y cítrica del albariño de verdad y los excesos de lías me estorban.

    De hecho se me ocurre que esa podía ser la temática de nuestra próxima cata veraniega en Asturias ;)

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariano.
      Yo también busco acidez cítrica en los buenos albariños, ya digo que la eché un poco a falta en Sketch. Pero, por ejemplo Tricó (aunque me han dicho que estoy equivocado, que se cría en acero pero sin lías) tiene una acidez crujiente. Sol de Señorans, al menos la añada que he probado yo, no pecaba precisamente de falta de acidez. ¿Aguantará más de 5 años? No lo se, pero yo diría que si.
      En cualquier caso, interesante debate. Hemos pasado de si albariños con o sin madera, a cono sin lías :)
      Saludos.

      Eliminar