lunes, 9 de abril de 2012

Chardonnay de Masas

Tengo la idea de que existen dos tipos de vino. Unos son los vinos en los que el elaborador intenta transmitir algo: terroir, personalidad, trabajo en bodega...Hace lo que quiere para expresarse a través de su vino. Y si encima el producto es de calidad, tiene éxito y se vende, que no olvidemos que es el fin último de quien hace vino, pues mejor que mejor.
Otros vinos son elaborados "para gustar", y me explico. Son vinos sin aristas, sin complejidades importantes, que no pretenden que quien lo beba deba hacer un esfuerzo para entenderlo. Vinos que buscan ser muy similares añada tras añada, y cuyo objetivo es hacer disfrutar y venderse bien.
El vino que hoy comento, creo que podemos englobarlo en esta última categoría. Es un vino del que he probado ya dos o tres añadas, que siempre cumple, con una calidad alta, y que desempeña muy bien el trabajo de acompañar comidas.
Ayer bebimos, con un curioso bacalao en tempura, una botella de Enate Chardonnay 234 2010 (DO Somontano, blanco joven 100% Chardonnay, Enate). Un vino que se elabora de forma que tenga las características que busca la mayoría del público: corta maceración pelicular, fermentación con levaduras seleccionadas en depósitos de acero con control de temperatura, clarificación y estabilización por frío. El resultado, un vino de color amarillo pálido con reflejos verdosos brillantes. Nariz de buena intensidad, elegante, con manzana, hinojo y frutas tropicales. En boca es un vino muy agradable, frutal, algo graso, con buena acidez y un final muy agradable. Apetece inmediatamente servirse otra copa.
Este vino ya ha ganado en dos ocasiones (añadas 2009 y 2010) la medalla de oro en el Concurso Chardonnay du Monde, y si bien no es un Chardonnay inolvidable, y creo que a muchos de los lectores de este blog no les entusiasmará, siempre que lo hemos bebido nos ha gustado mucho. Y eso ya es bastante.

9 comentarios:

  1. No siempre se puede (y creo que tampoco se debe) ir hacia vinos complejos. No olvidemos que, al fin y al cabo, el vino, además de ser un torrente de aromas debe ser un torrente de sensaciones (y no solo organolépticas).
    Yo en mis "tiros fijos" tengo vinos complejos, fáciles, caros, baratos... Tenemos la suerte de estar en una zona que produce mucho y buen vino y que si nuestra cartera y nuestras ganas pueden se puede importar de otras zonas.

    In vino veritas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jordi.
      Estoy de acuerdo contigo. Yo bebo lo que en cada momento me apetece, y muchos de esos vinos que llamo "para gustar" o "de mercado", pues me gustan y los disfruto.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Y estoy enamorado de la chardonnay. Concretamente en la D.O Alella se hace un blanco 100% chardonnay y un espumoso de la D.O. Cava de la subzona de Alella del mismo productor con el 100% de chardonnay. En concreto el cava es otro registro totalmente diferente del trio habitual en este tipo de vinos.
    Habrá que probar este vino que propones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo :)
      De Alella he probado poco, pero me gusta mucho el Marqués de Alella Pansa Blanca.
      La Chardonnay se vinifica de tantas formas distintas en tantos sitios, que ella sola es un mundo.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Smiorgan estoy de acuerdo contigo sobre este vino y los "para gustar" pero a mi esta clase de vinos ya ni me apetece beberlos, ya no te digo nada comprarlos.
    No es cuestión de vinos complejos o mas caros, para nada, sino de vinos con personalidad. Y eso que a mi me gusta probar y probar, cosas diferentes, de diferente zona, precio, uvas etc, sobre todo por el blog, pero la hora de beber ya no me sirve el "esta bueno" sin mas, o "al menos como con vino".
    Y no quiere decir que critique este vino o esta clase de vinos, creo que está bien que los haya y cumplen su función.
    Me gusta la Pansa Blanca de alella bastante (y tengamos en cuenta el precio)y el chardonnay de barrica me gustó mucho uno con años.
    Como dicen los entendidos para probar chardonnays hay que irse a Francia, estoy de acuerdo pero tampoco soy un "radical", hay bueno en todos los sitios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sibarita.
      Cuando dije que a algunos de vosotros no os hacía demasiada gracia este tipo de vinos, pensaba entre otros en ti :)
      A ver, yo también suelo disfrutar más con esos vinos que me dicen más cosas, que van más allá de la simple corrección, incluso los que tienen algún pecadillo, vaya. Pero estos otros vinos tienen su sitio, y deben existir. Y muchos de ellos me gustan. Creo que a todos a veces nos gusta tomar unas copas de un vino que, como dices, simplemente este bueno.
      Puede que tengas razón con la Chardonnay, pero así como de lo que más me ha gustado de esta uva viene de Chablis y de Champagne, recuerdo por ejemplo un Chardonnay sudafricano (Klein Constantia Chardonnay 2008) que me gustó mucho. Es una uva que se deja querer.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Creo Smiorgan que hay un tercer tipo de vinos. Aquellos en los que el que lo hace, tiene la suficiente humildad para no dejar que sea la uva, la viña, la que hable. Sin constituirse en domador de nada. Sin dejar que su ego prevalezca sobre la uva, sobre la tierra. Sin querer ser intérprete de nada, más que intentando no estropear lo que viene del campo.

    Este 2-3-4, de lo más aseadito. Pinreles en la pisci, libro de 500 páginas que olvidaré en 500 segundos y un traguejo, que hay sed ;-)

    Saludos,

    Jose

    ResponderEliminar
  5. Ooops. Donde dije "no dejar", debía decir "como para dejar"

    Saludos,

    Jose

    ResponderEliminar
  6. Hola Jose.
    Ese tercer tipo de vinos que propones yo lo englobaría también en el primer tipo que menciono, pero vaya, tmabién podemos aceptar esta moción :)
    Con el 234 coincidimos, es exactamente lo que pretende ser.
    Saludos.

    ResponderEliminar