martes, 28 de diciembre de 2010

Los Vinos Navideños (I)

El primer acto vinícola de las festividades decembrinas se ha saldado con una representación de vinos de tres países, que han tenido distinta fortuna en el envite. Ninguno creo que deje huella duradera, como el año pasado lo hizo ese fantástico reserva de Jean León, pero tampoco ninguno ha sido un gran fiasco.
En primer lugar, un descubrimiento, Moscato D'Asti de Casa Sant'Orsola 2009 (DOCG Moscato D'Asti, espumoso dulce 100% Moscato bianco, Casa Sant'Orsola). Amarillo dorado pálido con un mínimo perlaje. Nariz de buena intensidad, agradable, con manzana, miel y ese característico aroma a piel de uva de la Moscatel. En boca tiene un dulzor importante, que llega casi a empalagar, algo suavizado por el carbónico, pero estaría mejor con un poco más de acidez. Un vino divertido, que gustó mucho al sector femenino, y que se llevó bien con unos canapés de predominio dulzón.
Seguimos con un blanco, Albariño Paco & Lola 2009 (DO Rías Baixas, blanco joven 100% Albariño, Paco & Lola). Muestra un amarillo pajizo con algún reflejo dorado y verdoso, limpio y brillante. Nariz media, con fruta de hueso, manzana y cítricos; alguna nota floral, todo muy comedido. En boca es ligero, con una acidez muy justa. Un albariño fácil de beber, pero creo que algo falto de personalidad.
El tinto de la noche fue un vino que guardaba para una ocasión, Remelluri Reserva 2005 (DOCa Rioja, tinto con crianza, 90% Tempranillo, 5% Garnacha y 5% Graciano; Remelluri). Bonito picota de capa alta, brillante, con ribetes granate. Aromas muy elegantes, dominando de entrada los terciarios, sobre todo ahumados y especiados, pero sin ocultar una fruta negra muy madura, como confitada; al evolucionar en copa aparecen toffee y torrefactos. Cuerpo medio,con buena acidez y notas retronasales de ahumados y fondo frutal; tanino muy suave y redondo, con una duración media. Un vino complejo, interesante y elegante.
Los brindis corrieron a cargo de un champagne de pequeño productor, Gimonnet-Gonet Brut Blanc de Blancs Grand Cru (AOC Champagne, espumoso 100% Chardonnay, Gimonnet-Gonet). Amarillo pálido brillante y limpio, con un elegante perlaje muy fino y continuo. Elegante nariz, con manzana reineta, frutos secos y algo de pan tostado; muy agradable. En boca es seco, cremoso, con muy buena acidez y un carbónico muy bien integrado. Definiría este champagne como elegante y agradable.
En fin, un conjunto bien compensado con la comida servida, del que destacaría el Remelluri por su complejidad y elegancia y el Gimonnet-Gonet por su clase.

4 comentarios:

  1. Yo cené con una manzanilla PASTRANA pasada, un Pricum 2007, prieto picudo de Raúl Perez y un QUINTA MILU LA COMETA 09, que armonizó perfectamente con un cordero de raza asturiana...

    ResponderEliminar
  2. No he probado ninguno, Sibarita. Pero seguro que esa manzanilla estaba de escándalo, y lo que he leído de ese Quinta Milu suena muy bien.
    A seguir disfrutando.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Salvo por el blanco superpop, en el que solo se paga el diseño, todo muy bien escogido para todos los públicos. Chapeau!

    ResponderEliminar
  4. Hola Mariano.
    El Albariño fue un regalo, y si, le falta mucho. Enmendaremos la plana mañana :)

    ResponderEliminar