miércoles, 16 de junio de 2010

Tres Generosos

Reconozco humildemente mi desconocimiento sobre los vinos generosos españoles, tanto de la DO Jerez-Xérès-Sherry y Manzanilla - Sanlúcar de Barrameda como de la DO Montilla Moriles. Desconocimiento muy extendido entre la población, que solemos asociar finos y manzanillas con ferias andaluzas y poco más.
Lo cierto es que detrás de estos vinos se esconde un proceso único de elaboración y crianza, y a poco que estemos abiertos, descubriremos un mundo de matices, sensaciones y percepciones rico, complejo y delicioso.
Hace poco he podido probar y disfrutar con algunas cosillas del Equipo Navazos, que me parecieron exquisitas por complejas y bien acabadas. Más recientemente, he probado tres vinos de grupo González Byass, del que creo que sobra decir nada, y que me han hecho pensar en lo que me he estado perdiendo.
- Tío Pepe (DO Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda, Fino, 100% Palomino fino): color amarillo pálido, delicado y brillante. Aromas intensos, punzantes y francos, con frutos secos, notas salinas y recuerdos de crianza; una nariz compleja y potente. En boca es muy seco, lleno, alegre y refrescante. Largo.
- Oloroso Dulce Solera 1847 (DO Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda, Cream, Palomino Fino y Pedro Ximénez). Intenso color caoba brillante con destellos dorados. Nariz intensa y amplia, con recuerdos de pasas, caramelo y maderas. En boca es untuoso sin ser pesado, dulzor comedido y algún recuerdo salino. Muy largo.
- Noé PX Muy Viejo (DO Jerez y Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda, Pedro Ximénez, 100% Pedro Ximénez): Precioso color caoba muy oscuro con reflejos ambarinos oscuros. Nariz intensísima y compleja, con ciruelas, café, miel, dátiles y algo de frutos secos. En boca es espectacular, untuoso, goloso sin empalagar y a la vez fresco. Casi eterno.
Tres auténticos vinazos, con personalidades intensas y definidas. El Tío Pepe es un clásico entre los clásicos, al que nunca le había prestado la debida atención, y que se la merece y mucha. Fresco, agradable y divertido. El Solera 1847 es un vino para saborear con calma y disfrutar en cada fase. Siguiendo el consejo del comercial, lo probé con jamón ibérico...impresionante maridaje. Y el Noé, que decir de un PX de 30 años de envejecimiento. Uno de los vinos más alucinantes que he probado. Para sentarse con una copa y disfrutarla sin prisa, oliendo, saboreando y disfrutando cada trago. Para no perdérselo.

4 comentarios:

  1. Acabas de abrirte un mundo increible y, por cierto, a unos precios en ocasiones sencillamente ridículos.

    No dejes de probar el fino bien fresquito con un buen salazón (tipo mojama, huevas...) y unas almendras tostadas. De escándalo.

    Y del PX con un cabrales o un parmesano, ni te cuento...

    ResponderEliminar
  2. Hola, Mariano.
    Mientras más leo y pruebo sobre estos vinos, más alucinante me parece este mundo.
    Tomo nota de las recomendaciones.
    Y tienes razón, la RCP suele ser escandalosamente buena.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Sólo puedo decirte una cosa Smiorgan: la cagaste Burt Lancaster :-)

    Has entrado en un mundo que te atrapará de lleno (te lo dice un ferviente seguidor del riesling que unicamente es infiel a estos, si acaso, con los generesos), con esa RCP y sus sensaciones organolépticas tan marcadas a base de años y elaboraciones no tienen rival en ningún sector.

    En mi nevera no falta nunca una botellita de Manzanilla (de momento, de las baratas y clásicas, me quedo con La Guita y Solear), "creo" que me tira más que el Fino (mentira podrida porque cuando engancho una botella de Fino Marcharnudo de La Bota de.. mis ojos hacen chiribitas!).

    Dejadme añadir unos langostinos cocidos al tema del maridaje del Fino/Manzanilla, así cómo unas buenas lascas de Parmesano... Joer, no puede ser, salivando a estas horas de la mañana :-)

    Saludos y adelante con los generosos.

    OG

    ResponderEliminar
  4. Lo se, Oscar, lo se. Se que el mundo de los generosos te atrapa, y el caso es que quiero dejarme atrapar y aprender mucho más sobre ellos.
    Tomo nota de esos langostinos.
    Saludos.

    ResponderEliminar