domingo, 14 de abril de 2013

Cata-Degustación Abril 2013

El pasado viernes tuvo lugar en Bodega Selección de Alicante la cata-degustación mensual correspondiente a este mes de abril. Más de 25 vinos a disposición de los asistentes, de todos los colores y tipos. Y tengo que decir que, a pesar de no tener yo un día muy inspirado, me encontré con bastantes cosas interesantes.
Empezamos por los blancos, de los cuales teníamos variedad de castas, procedencias y elaboraciones.
Empecé con Pago del Vicario Blanco de Tempranillo 2012 (VT de Castilla, blanc de noirs 100% Tempranillo, pago del Vicario) es un curioso vino de color amarillo muy pálido pero con unos reflejos como si quisiera asomar un rosa delicado. Nariz marcada por la fruta blanca y de hueso, con puntas tropicales. En boca es seco, amargoso, de buena acidez, con punto de hinojo y de cítricos, y que sugiere muy delicadamente algo como de cerezas. Un vino realmente interesante.
Otro vino que tenía ganas de probar y aquí tuve la oportunidad fue Albir Muro 2008 (Vino de Mesa, región de Alicante; blanco con crianza, 40% Macabeo, 40% Malvasía, 15% Mersegura, 5% Moscatel de Alejandría; Celler la Muntanya). De color amarillo dorado, como amielado, muy bonito. Nariz difícil de describir para mí, con claras notas de la crianza, frutos secos, frutas amargas, terroso. En boca seco, amargoso, graso y largo. Un vino como ara probar con más calma.
El único Rías Baixas de la sesión es uno de los vinos que elabora Valdamor. Namorío 2012 (DO Rías Baixas, blanco joven 100% Albariño, Valdamor) tiene un color amarillo pajizo pálido. En nariz, frutosidad tropical, melocotón y puntas cítricas. En boca buena acidez, ligero, amargoso y con un deje herbáceo. La verdad es que no me dijo gran cosa.
Pude probar la última añada de uno de los rosados que más me gustó el verano pasado. Pago del Vicario Rosado 2012 (VT de Castilla, 100% Petit Verdot, Pago del Vicario) tiene un precioso color frambuesa brillante. La nariz es tremendamente frutal, con recuerdos lácticos y florales y alguna nota como de sudor. En boca es frutal (cerezas), fresco, con una muy buena acidez que lo hace muy refrescante. Me dio la sensación de que es más ligero que el 2011 y que hay una acidez más refrescante y menos carga de golosinas. Me gustó.
Pasando a los tintos, el primero que probé fue a la postre el vino que más me gustó de la tarde-noche. Abadal 5 Merlot 2008 (DO Pla de Bages, tinto con crianza 100% Merlot, Masies d'Avinyó). Un vino de color picota muy oscuro, con ribete amoratado. Nariz plena de fruta negra madura, balsámico, con cuero y algo de pizarra. Muy suave en su entrada en boca, frutal y sedosa, que deja paso a un tanino muy interesante y con una buena persistencia. Me ha gustado mucho este vino.
Un representante italiano, Ilico 2005 (DOC Montepulciano d'Abruzzo, tinto con crianza 100% Montepulciano, Azienda Agricola Dino Illuminati) se mostró de color ya virando a caoba en centro y ribete. Aromas muy terciarios, de caza, caramelo, alguna punta de fruta negra muy tenue y un efluvio salino. En boca muy suave, algo dulzón y sedoso pero manteniendo acidez. Un vino ya en franco descenso.
Otra Mencía que tenía ganas de probar, nos la trae Pago del Vicario desde El Bierzo. Men de Mencía 2008 (DO Bierzo, tinto con crianza 100% Mencía, Soto del Vicario) viste de color picota granatoso con ribete rubídeo. Aromas florales y vegetales de la Mencía, con notas especiadas. Boca frutal y fresca, con un final algo tánico. No está mal.
De nuevo de la mano de Pago del Vicario, otro vino que no había probado nunca, Pago del Vicario 50-50 (VT de Castilla, tinto con crianza, 50% Tempranillo y 50% Cabernet Sauvignon, Pago del Vicario) tiene un bonito color cereza con ribete virando a granate. Buenos aromas de fruta roja y negra,  puntito de pimiento, algo de especias y maderas. Boca con buen cuerpo y presencia, buena fruta y tanino presente. No está nada mal.
Sin salir de Castilla La Mancha, pudimos probar una nueva elaboración de una bodega ya comentada aquí en un post anterior. Corazón Loco Selección 2010 (DO La Mancha, tinto con crianza, 40% Tempranillo, 30% Syrah, 20% Petit Verdot y 10% Cabernet Sauvignon; Bodegas Iniesta) viste de color cereza con ribete cardenalicio, muy bonito. Nariz elegante, con buenas maderas, fruta roja, especias dulces y quizá una punta mentolada. En boca, suave, frutal, muy envolvente, con buen tanino y un agradable final ahumado. Un vino que se bebe muy bien.
Ya en Alicante, empezamos con un Finca Collado 2008 (DO Alicante, tinto con crianza, Cabernet Sauvignon y Merlot, Finca Collado). De color picota granatoso con ribete asomando el granate. Ahumados y balsámicos sobre un fondo de fruta negra y recuerdos de madera. Buen paso por boca, suave, frutal y ahumado, con buen final. Nada impresionante, pero se deja beber.
Moratillas Roble 2012 (DO Alicante, tinto roble, Monastrell y Petit Verdot; Francisco Gómez) es un vino ecológico de color granatoso, de capa muy baja. Nariz muy extraña, algo animal, con fruta roja, violetas tenues y algún tostado. En boca muy suave y ligero, frutal y floral, con tanino muy tenue. Mucho mejor en boca que en nariz.
Del mismo elaborador, probé Boca Negra Monastrell 2007 (Do Alicante, tinto con crianza 100% Monastrell, Francisco Gómez). De color picota con ribete granate, de capa media. Nariz especiada, ahumada, con fruta roja al fondo. En boca suave, frutal y con un tanino bastante integrado pero que se marca al final. No me dijo gran cosa.
Pasamos a Navarra, con el Condado de Almara Crianza 2008 (DO Navarra, tinto con crianza, 50% Tempranillo y 50% Cabernet Sauvignon, Bodegas Macaya). Vino de color cereza con ribete rubídeo, muy bonito. Nariz elegante, mineral, balsámicos, pimienta, cassis, virutas de lápiz. En boca suave, con ahumados marcados, pimienta y tanino muy elegante. Un vino con una nariz muy bonita y que se bebe bien.
Terminé la sesión con un semidulce, Rey Santo Semidulce 2010 (DO Rueda, blanco semidulce 100% verdejo, Javier Sanz Viticultor). De color que recuerda al oro pálido deslustrado. Nariz herbácea, con frutas blanca y lichis. En boca suave, con buena acidez y un dulzor comedido muy rico, y con mucha frutosidad. Agradable vino, del que me traje a casa una botelllita.
En resumen, buena sesión de cata, con varios vinos a destacar, como el Blanco de Tempranillo de Pago del Vicario,  y sobre todo el Abadal 5 merlot 2008, que está en un momento fantástico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario