domingo, 25 de marzo de 2012

Godello de Altura

La Godello es "la otra" uva blanca gallega. Produce unos vinos más sutiles y delicados que su explosiva y famosa paisana Albariño, con menos acidez chirriante y un poco menos de intensidad aromática, pero de una innegable elegancia y un sabor exquisito, que hacen que algunos se vayan pasando de la muy famosa, pero poco conocida en realidad, Albariño a la más silenciosa Godello.
Valdesil es una bodega familiar de la DO Valdeorras, cuya historia se remonta a 1855, cuando un antepasado de la familia planta la primera peza (pieza, parcela) de Godello en las colinas del valle del Sil. Desde entonces, las distintas parcelas sufren algunos cambios de dueño, hasta que en 2001, la familia empieza a recomprar y recuperar los viñedos, pudiendo enorgullecerse ahora de poseer las viñas de Godello más viejas de Galicia, las de la finca Pedrouzos. El conjunto del viñedo, pues, está formado por pequeñas parcelas, concentradas en su mayor parte en Córgomo y Portela. La viticultura llevada a cabo por la bodega incluye mantener la cubierta vegetal del suelo, mayor densidad de cepas por Ha, ajustar el portainjerto al tipo de suelo, y evitar los viñedos a alturas superiores a los 550 metros. Vendimia cuidadosa, con preselección en finca y transporte refrigerado, y vinificación por parcelas, con uso del acero inoxidable y el roble.
De esta bodega he probado, y adelanto ya que disfrutado, dos vinos. Cosas que tiene el ver por el rabillo del ojo un lote regalo en el espacio gourmet de esa tienda de logo triangular.
El primero de ellos es Valdesil 2010 (DO Valdeorras, blanco con crianza sobre lías 100% Godello, Bodegas Valdesil). Uvas procedentes de viñedos de una edad media de 30 años, situados en pequeñas fincas en laderas pizarrosas a unos 500 m de altura. Añada complicada, con heladas primaverales, brotes de mildiu y sequía importante después, con un 30% menos de uva de lo habitual. Vendimia manual, mesa de selección, maceración pelicular breve, fermentación con levaduras autóctonas y crianza de 4 meses sobre lías en depósito de acero inoxidable. Clarificación, estabilización por frío y ligero filtrado, para embotellar el vino en mayo de 2011. El resultado de este proceso es un vino de color amarillo pajizo brillante, reflejos verdosos y acerados, muy bonito. Nos da unos aromas de intensidad media, con piña, piel de manzana y jazmín. En boca se muestra fresco, frutal, levemente graso, percibiendo en la punta de la lengua un mínimo carbónico y dejando un final amargoso y salino muy agradable. Un vino altamente peligroso por lo difícil que es parar de beberlo.
Si el primer vino nos gustó, este segundo provocó exclamaciones de admiración desde el primer sorbo. Con uvas procedentes de viñas de 50 años situadas en once pequeñas fincas del pueblo de Portela, a unos 500 metros de altitud, se elabora uno de los mejores godellos que he probado nunca. Vendimia manual, mesa de selección, breve maceración pelicular y fermentación con levaduras autóctonas, en barricas de 500 y 350 litros, y en tinos de 2000 litros. Posteriormente, crianza en barricas durante 6 meses y en depósito otros 6 meses. Clarificación, estabilización por frío y ligero filtrado, para pasar a botella en febrero de 2011. Pezas da Portela 2009 (DO Valdeorras, blanco con crianza 100% Godello, Bodegas Valdesil) muestra un color amarillo pajizo más intenso, con reflejos acerados y dorados claro. A copa parada, los primeros aromas que notamos son de fruta tropical y cítricos, apareciendo tras agitar manzana madura y notas cremosas, que al dejar al vino evolucionar en copa, dan paso a ligeros herbáceos y recuerdos anisados. En boca es absolutamente delicioso, frutal, algo amargoso, con una acidez muy buena, ligeramente untuoso y con una buena persistencia. 14º de alcohol que no se notan en boca, sino en la cabeza, tras darte cuenta de que ya sólo queda un culín en la botella. Vinazo con mayúsculas que nos impresionó.
Como curiosidad, decir que Jancis Robinson ha incluido el Valdesil 2010 en una lista de sus 25 vinos blancos preferidos, publicada en el Financial Times. Y yo digo que estos son dos de los mejores varietales de Godello que he probado.
Aprovecho para mencionar de pasada unas conservas que han acompañado a estos vinos. La gama Gourmet de Conservas de Cambados, de las que hemos gozado los berberechos, los mejillones en escabeche y las almejas, son sencillamente impresionantes. Nada baratas, pero merecen sin duda ser probadas, y acompañadas de vinazos como estos.

4 comentarios:

  1. Tengo que volver a probar el Pezas da Portela, no me dijo tanto y tu ahora me has puesto en duda, podríamos variar opinión pero tanto me da que no. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ankabri.
      Ya sabes que sobre gustos...
      Igual yo he probado pocos Godellos, pero este desde luego es de lo mejor que he probado, junto quizá a un Madai 2008.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Probé hoy en Alimentaria el Pezas, fué prueba rápida pero me gustó. Quizá un poco mas maduro de lo que me gusta y con la madera por integrar en Boca pero desde luego es un muy buen vino, a ver como evoluciona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sibarita.
      Pues a mi este me pareció espléndido tal y como está. Ojo, decantado y bien de temperatura. Y aunque puede guardarse, no creo que mejore mucho más.
      Saludos.

      Eliminar