domingo, 3 de octubre de 2010

Divertimento aromático

Cuando alguien no aficionado al vino lee una ficha de cata ("aromas intensos a moras con notas de pimienta, eucalipto y pino"), normalmente arquea las cejas y piensa "anda ya, como va oler el vino a todo eso. El vino huele a vino".
Este sábado, en nuestra tradicional comida periódica, se me ocurrió proponer el juego de identificar aromas en los vinos. Para intentar asegurarme el éxito, tenía que elegir vinos de buena carga aromática y con olores claramente reconocibles. El tinto lo tenía claro, un maceración carbónica de Tempranillo, y para el blanco decidí llevar un vino de una de las castas más aromáticas con diferencia, Gewürztraminer. Así, nos plantamos en la comida con estos dos vinos:
- Viñas del vero Gewürztraminer 2008 (DO Somontano, blanco joven 100% Gewürztraminer, Viñas del Vero): amarillo pálido con reflejos acerados y verdosos. Nariz de buena intensidad, con manzana ácida en primer plano, notas especiadas y un fondo delicado de flores blancas y pétalos de rosa. En boca se mostró agradable, algo justo de acidez, muy levente untuoso y bastante frutal. Gustó bastante en la mesa, pero me defraudó un poco su menor expresividad aromática en comparación con los otros Gewürz que he probado.
 - Albiker 2009 (DOCa Rioja, tinto maceración carbónica, 95% Tempranillo, 5% Viura; Altún): precioso color cereza madura con ribetes violáceos. Buena intensidad aromática, con frambuesas en primer plano, que dan paso luego a las típicas notas de golosinas y nata. En boca, muy fresco, suave y agradable, con un retronasal frutal muy rico. Un fantástico maceración carbónica.
El juego flaqueó un poco con el Gewürz, ya que me esperaba que pudiese identificarse más claramente ese olor a pétalo de rosas que nos hace pensar en polvos de tocador y en la colonia de la abuela. Con el Albiker no hubo fallo, la frambuesa se reconoció al instante por al menos una persona, y al cabo de un rato, casi todos tenían en mente el olor a piruleta de fresa y nata o gominolas.
Me ha parecido una forma divertida de animar aún más una comida con amigos, ya de por sí entretenida, y de acercarles un poco más al fantástico mundo del vino.

2 comentarios:

  1. Smiorgan:

    Aquí llega toda la gama de Viñas del Vero, hace poco me pedían algunos vinos para regalar, y les recomendé el Gran Vos. Coincido en que el Gewürztraminer no tiene tanta expresividad en nariz.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola, Benjamín.
    Yo, aparte de este Gewürztraminer, he probado su Chardonnay de la gama Crianza y su Cabernet, ambos bastante correctos. No he probado el Gran Vos.
    Si puedes, hazte con alguna botella de Secastilla, su gama superior. Una garnacha deliciosa. El top de la bodega, Blecua, no lo he probado aún, pero me han dicho es que muy muy bueno.
    Y si, a este Gewürz le falta algo de expresividad comparado con otros que he probado.
    Saludos.

    ResponderEliminar