sábado, 9 de marzo de 2013

Cata-Degustación de Marzo

Ayer viernes 8 de marzo, tuvo lugar la cata-degustación mensual en Bodega Selección de Alicante. Dentro de los más de 20 vinos que se iban a poner a nuestra disposición, los principales reclamos para mí eran los tres vinos de Jorge Ordóñez que se iban a descorchar, y poder acercarme por primera vez a uno de los vinos de la conocida bodega Cepa 21.
Aunque el resultado global de la noche no fue todo lo bueno que me esperaba, aparte de un desfile de vinos marcados por su estancia en roble americano, si hubo dos o tres cosillas destacables.
Empecé la ronda con un par de rosados que no conocía. L'Alba Rosado 2012 (DO alicante, rosado 100% Syrah, Bodegas Faelo) tiene un color rosa cereza muy bonito. Muy fragante, con frambuesa y puntas florales. En boca es seco, un pelín ácido, frutal y algo amargoso al final. Diferente, pero no me entusiasmó. Abando Rosado 2011 (DOCa Rioja, rosado fermentado en barrica y con crianza con sus lías 100% Tempranillo, Bodegas Santalba) es de color frambuesa pálido. Nariz floral, con frutos rojos y recuerdos de la crianza sobre lías. Seco, fresco, frutal y con un suave tanino. Un rosado interesante que está a un paso de ser un tinto ligero.
De los rosados, directamente a los vinos de Jorge Ordóñez, que eran dos de Alicante y otro de Calatayud. Tarima 2011 (DO Alicante, tinto con crianza 100% Monastrell, Bodegas Volver) viste de color picota intenso con ribete violáceo. Nariz joven y frutal, con moras, frambuesas, grosellas y algo de cacao. En boca fresco, de buena acidez, retronasal con ahumados y un tanino dulce. No está mal, con mejor nariz que boca. Tarima Hill 2010 (DO Alicante, tinto con crianza 100% Monastrell, Bodegas Volver) es de color picota, de capa alta, con ribete donde asoma el granate. Había un velo de barniz que cubría los torrefactos y el cacao de la crianza, y un fondo de moras muy maduras. En boca se marca de nuevo la madera aún por integrar, con un final muy tánico que desluce el conjunto. Hay hechuras de buen vino que igual necesita más tiempo de botella y un buen jarreado. Para terminar con los vinos de Ordóñez, Garnacha de Fuego 2011 (DO Calatayud, tinto con crianza 100% Garnacha, Bodegas Breca) tiene un color picota de capa alta con ribete violáceo. Nariz muy curiosa, con fruta pasificada, chocolate y toffee. En boca es goloso, seco, con buen cuerpo y final algo tánico. Un vino diferente, pero que no es de mi tipo.
Pasé enseguida al otro vino que quería probar, Hito 2010 (DO Ribera del Duero, tinto con crianza 100% Tinto Fino, Bodegas Cepa 21), un vino de color picota, bien cubierto, con ribete granatoso. En nariz nos da fruta muy dulzona sobre torrefactos y tostados, con especiado dulce. En boca es frutal, algo goloso, de cuerpo medio, tanino presente pero no molesto; mejora mucho con el tiempo en copa. No está mal, pero puede llegar a cansar. No se hacia dónde evolucionará.
Una vez probado lo que no quería dejar pasar, fui catando de forma más o menos aleatoria otros de los vinos que estaban a nuestra disposición.
De los representantes riojanos no me llevé esta vez un gran recuerdo. Izadi Crianza 2007 (DOCa Rioja, tinto con crianza 100% Tempranillo, Bodega Izadi) viste de granate con ribete violáceo virando también a granate. En nariz dominan los cueros y ahumados sobre un fondo de fruta negra con notas animales. En boca se mostró seco, maderoso, con algo de fruta al final, y bastante tánico. Ceo que le sobra madera, no me gustó. Marqués de Legarda Reserva 2006 (DOCa Rioja, tinto con crianza 100% Tempranillo, Bodegas de la Real Divisa) está ya  virando a caoba en centro y ribete. Muy marcado por la reducción, que daba aromas de establo, y los terciarios, como cuero y notas de caza, apareciendo luego algo de fruta en licor y especiado fino. En boca es suave y ligero, mantiene acidez y tanino, y sigue estando marcado por los terciarios. Necesitaría un buen jarreo y tiempo de aireación, porque esos aromas tan animales esconden lo que puede ser un buen vino, aunque no es mi Rioja preferido.
Pasamos a Navarra para probar el Palacio de Sada Crianza 2009 (DO Navarra, tinto con crianza, 90% Garnacha, 10% Tempranillo y Cabernet Sauvignon; Bodegas Palacio de Sada), vino de color granatoso con ribete granate. En nariz, fruta roja, notas dulzonas de la crianza y un punto especiado. En boca, frutal, suave, de cuerpo medio, bastante redondo a pesar de un final algo tánico nada molesto. Me ha gustado; una Garnacha con un perfil muy diferente a la de Ordóñez.
De Castillo y León probé otros dos vinos, uno de la Ribera del Duero y otro de Toro. Viejo Mundo Roble 2011 (DO Ribera del Duero, tinto roble 100% Tempranillo, Bodegas Veganzones) es un vino de color picota con ribete violáceo. Nariz con cacao y ahumados sobre un fondo de fruta negra muy madura. En boca es frutal, seco, suave, final levemente tánico donde se marca de nuevo ese cacao. Un joven agradable. Por su parte, Piedra Azul 2011 (DO Toro, tinto joven 100% Tinta de Toro, Bodega Estancia Piedra) tiene un color picota intenso con ribete violáceo. Da en nariz fruta sobre todo negra y madura, con algo de fruta roja y alguna nota dulzona. En boca es frutal, de cuerpo medio, con buena acidez y un tanino marcado. Se deja beber y puede evolucionar bien un par de años.
Terminé el recorrido volviendo al mediterráneo. Moratillas 2007 (DO Alicante, tinto con crianza; Monastrell, Merlot, Cabernet Sauvignon; Bodegas Francisco Gómez) tiene un color cereza granatoso de capa baja. Nariz con algo de reducción, luego predominio de los terciarios (cuero, caza, especiado) con algo de fruta negra tenue. Ligero, aún con buena acidez, algo hueco. Un vino que calificaría de indefinido, no me gustó. Sin embargo, Barahonda Barrica 2010 (DO Yecla, tinto con crianza, 70% Monastrell, 30% Syrah; Bodega Señorío de Barahanoda) es un vino de color picota granatoso con ribete rubídeo. Aromas dulzones de fruta muy madura y como escarchada, con algo de fruta roja fresca y vainilla. Muy agradable en boca, frutal, algo goloso, especiado, buen tanino. No es un vino de relumbrón, pero me gustó bastante y creo que fue el vino más alabado de la noche.
En resumen, de todos los vinos probados no me importaría beber una copa de Viejo Mundo Roble, Abando Rosado, Tarima o Palacio de Sada Crianza; creo que Tarima Hill puede estar mejor en otro entorno, con tiempo y aire; y  para comprar recomendaría Hito y sobre todo Barahonda Barrica. Del resto no hay que hacer muchos más comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario