lunes, 27 de febrero de 2012

Dos Riberas Potentes

Cuando menos te lo esperas surge la oportunidad de probar uno de esos vinos que hace tiempo te rondaba por la cabeza. Así me ha ocurrido hoy en una comida, donde alguien ha decidido pedir una botella de Alión.
Alión es otro de los proyectos de Vega Sicilia en la Ribera del Duero. Elaborado con un 100% de uva Tinto Fino de viñedos de unos 30 años de edad, con crianza de 13 meses en roble Nevers, Alión 2006 (DO Ribera del Duero, tinto con crianza 100% Tinto Fino, Bodegas Alión) es un vino de un color picota oscuro, muy cubierto, intenso, de ribetes violáceos con un granate incipiente. Nariz de muy buena intensidad, densa, con fruta negra muy madura, especiado, ahumados y notas animales. En boca es un vino intenso, lleno, pero a mi entender muy marcado por la madera, que deja disfrutar poco de la acidez y la fruta, dejando un final que no está mal, pero que dista de ser lo que me esperaba. Quizá necesitaba más tiempo de aire y decantado, quizá algunos meses más de botella, pero la verdad es que, sin poder decir ni de lejos que es un mal vino, nos dejó a todos con el gesto un tanto torcido.
Y tanto nos torció el gesto, que decidimos seguir la comida cambiando de tercio. Sin salir de la Ribera, apareció por la mesa Valtravieso VT Tinta Fina 2006 (DO Ribera del Duero, tinto con crianza 100% Tinto Fino, Valtravieso). De 8 a 10 meses de crianza en roble francés y de 4 a 6 meses en botella antes de salir al mercado, nos dan un vino de color picota de buena capa, con ribetes aún jóvenes donde apenas asoma el granate. Nariz agradable y de buena intensidad, marcada por una fruta negra madura, balsámico, recuerdos de torrefactos y ahumados. En boca es un vino donde una acidez que no sobra, envuelve los 14,5º que dan una nota de dulzor, y donde la fruta discreta se entiende bien con un tanino perfectamente pulido. El final no es eterno, pero si muy agradable.
Vaya por delante que el VT se benefició de un decantado en condiciones y más tiempo para expresarse, pero también creo significativo que nadie insistió en repetir Alión, mientras que del Valtravieso desfilaron por la mesa dos botellas.

6 comentarios:

  1. Resumiendo a mi también me llama más el valtravieso, Alion depende de que añadas me gusta mucho pero tiene un precio alto y ellos si quieren saben como hacer para que no tenga esos desfases, un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hombre yo creo que un vino como alión necesita su tiempo, su ritual....

    ResponderEliminar
  3. Ankabri, en la mesa también gustó más en general, ojo, sin decir que no sea un muy buen vino.
    El precio, ya sabemos lo que da de si este tema :)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Sibarita, creo que es un vino que necesita decantación y aireación largas, y sospecho que un 2006 aún puede acabar de redondearse.
    Pero también creo que, igual peca un poco de esa moda ribereña de mucha extracción, mucha madera y mucho de todo.
    Aún así, creo que se merece una segunda oportunidad, en casa, con tiempo y calma.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Tienes un buen blog, bien detallado, ya veo que disfrutas con el mundo del vino, a mi me pasa igual que a ti.
    Te invito a participar en mi blog: Las Catas de Julio.
    Me gustaría que te agregara a mi blog, solo tienes que entrar en http://lascatasdejulio.blogspot.com/
    y pinchar en participar en este sitio.
    Gracias. Espero que te guste.

    ResponderEliminar
  6. Hola Julio.
    Gracias por el elogio.
    Ya me he pasado varias veces por tu blog, me ha gustado y me pasaré más veces.
    Saludos.

    ResponderEliminar