domingo, 28 de julio de 2013

Vinos de José Luis Arístegui

En 1930, el abuelo de José Luis Arístegui planta un viñedo en las laderas que rodean la casa familiar. Ese viñedo se mantiene en la familia, y hoy, con cepas de más de 70 años, es el eje en torno al cual gira la producción de las 6000 botellas de vino que elabora José Luis en su pequeña bodega de A Rúa.
Adega José Arístegui es la bodega más joven de la DO Valdeorras, habiendo empezado a funcionar en 2012, con la salida al mercado de la primera añada de los tres vinos que elabora.
Dos fincas: Trasdeirelas, con cepas casi centenarias de garnacha sobre suelo de pizarra con esquistos, obtenidos tras muchos años de “cabaduria” (cavar las viñas, año tras año para ir desmenuzando la pizarra); y la viña de Don Pepe, con cepas de una edad media de 75 años y suelo de arcilla ferrosa sobre un substrato de canto rodado.
La filosofía de José Luis en el viñedo es la observar e intentar mantenerlo vivo, dándole lo que pide. Evita en lo posible el uso de sistémicos en el viñedo, trabajando básicamente con azufre y sulfato de cobre. Vendimias manuales, selección de racimos y uso de levadura neutra para garantizar unas correctas fermentaciones, forman parte de las prácticas enológicas de Arístegui.
En total, la bodega elabora unas 6000 botellas, entre las tres etiquetas que salen al mercado, y que pude beber y saborear en casa.
José Arístegui Godello 2011 (DO Valdeorras, blanco con crianza 100% Godello, Adega José Arístegui) se elabora tras vendimia manual, refrigerado de la uva y posterior maceración de hollejos, fermentación en cuba de roble francés con control de temperatura, y posterior crianza en cuba de roble, con sus lías, durante 3 ó 4 meses. Así se elaboran unas 2000 botellas de un vino de color amarillo alimonado pálido con reflejos acerados. Muestra una nariz muy atractiva y directa, con mucha fruta blanca (manzana, pera), flores blancas y recuerdos de hierbas aromáticas. En boca es algo graso, de buena acidez, cítrico y herbáceo y con muy buen final, donde se adivina un punto salino y un leve amargor que le da persistencia. No es el Godello más espectacular que he probado, pero si es sincero y honesto, de repetir.
José Arístegui Mencía 2011 (DO Valdeorras, tinto con crianza 100% Mencía, Adega José Arístegui) tiene una producción limitada de 2000 botellas. Vendimia manual, selección de racimos, maceración en frío entre 4 y 5 días, fermentación en inox con control de temperatura, maloláctica en cubas de roble francés y crianza de unos 3 a 5 meses en cuba de roble y barricas de 400 litros. El resultado es un vino de color rojo cereza apicotado con ribete amoratado. Nariz de buena intensidad y franqueza, fruta muy madura, dulzona, notas como de cacao, muy floral y con un indudable olor a campo. En boca se mostró fresco, frutal, de buena acidez y con un tanino muy dulce. De beberse copa tras copa. Buen Mencía.
Para terminar, el vino top de la bodega. José Arístegui Traste 2011 (DO Valdeorras, tinto con crianza, 70% Alicante (Garnacha Tintorera) y 30% Mencía, Adega José Arístegui) se elabora con maceración en frío de 4 a 6 días, fermentación en inox con control de temperatura, maloláctica en cuba de roble francés y crianza de 6 a 9 meses en cuba de roble francés y barricas de 350 litros. Es un vino de color cereza picota con ribetes amoratados que muestran ya señales de evolución. A copa parada marca bastante los aromas ahumados y tostados, y tras agitar surge una nariz licorosa, con fruta sobre todo roja (frambuesa, grosella) y destellos minerales de pizarra y tierra húmeda. En boca es un vino sabroso, con muy buena acidez y carga frutal buen paso y final un tanto tánico que le aporta un toque rústico que me hace sonreír y que le da una persistencia media. Un vino interesante, que me ha gustado mucho, y del que no me importaría en absoluto beberme alguna más de las 1500 botellas a las que está limitada la producción.
Un elaborador honesto, comprometido con el terruño que heredó, y que saca al mercado unos vinos sinceros y de muy buen beber. Ah, y que ya se está hinchando a ganar premios, lo que espero que no le haga cambiar ni un ápice de su cercanía y disposición a darnos detalles de su trabajo a quienes se lo hemos pedido.



Adenda: han pasado ya 4 días desde la fatídica noche en la que una conjunción de malos hados cortó de raíz la vida de tantas personas que se dirigían a nuestra querida Compostela a celebrar la noche del apóstol.
12 años en esa ciudad marcan para siempre. 12 años en los que me hice como profesional y, en buena parte, me hice como persona. Muchos años celebrando esa noche del 24 con un grupo de queridos amigos, a los que por suerte, sigo teniendo (uno aún no ha dado señales de vida, pero va en su ser). Una desgracia que sí ha tocado de cerca a amigos de amigos, a los que he mandado y mando nuevamente un sentido abrazo.
Una tragedia que me temo que muchos quieren que acabe cerrando en falso. Muchos intereses señalando a una sola persona, y ni una palabra de por qué un tren de velocidad alta va por una vía convencional; de por qué un tren bandera y emblema de los ferrocarriles españoles, pasa por un trazado de la época franquista; de por qué esa maldita curva seguía ahí; de por qué hay tramos enteros de líneas de alta velocidad sin protección de última generación (por ejemplo, el recién inaugurado AVE Madrid-Alicante en su tramo desde Albacete a Alicante). ¿Tanta prisa había por salir en la foto inaugurando cosas? ¿Era más importante inaugurar y hacer política que hacer las cosas bien? ¿Esta desgracia llegará a quitar el sueño a los responsables, que los hay, más allá del maquinista ya juzgado y condenado? ¿Acabará esto como el otro maldito accidente del metro de Valencia?
Tras la tristeza más profunda, va surgiendo la rabia, y las ganas de que no quede ninguna pregunta sin respuesta y ningún responsable sin castigo.

2 comentarios:

  1. querido Smiorgan, interesantes estos vinos, pero mucho más tu apunte final. Creo que pensamos en muchas cosas los mismo, tanto en el vino como en lo político. Así que subrayo lo por tí comentado y huelga decir más.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Ankabri.

    Creo que si que estamos de acuerdo en muchas cosas, sobre vinos y sobre la vida.

    Si se te cruzan estos vinos, dales una oportunidad. Los tienes online en http://www.vidi-vinicoladeinformacion.es/ y en http://www.elsumiller.es/

    Abrazo.

    ResponderEliminar