sábado, 17 de marzo de 2012

Maceración Carbónica 2011


La maceración carbónica es una forma de vinificación en la cual los racimos enteros son colocados en los tanques de fermentación. En ellos, un 20% de la uva se rompe y sufre un proceso de fermentación alcohólica normal, un 20% de uvas se mantienen enteras, y por la ausencia de oxígeno y el ambiente rico en dióxido de carbono, sufren un proceso de fermentación intracelular; el 60% restante realiza ambos procesos, fermentación intracelular y posterior rotura con fermentación alcohólica. Este método de elaboración logra una gran carga aromática en los vinos, así como una intensa extracción de materia colorante, dando lugar a vinos de alta capa, brillantes y de colores vivos y jóvenes (cerezas oscuros, violáceos) con intensos aromas frutales, no siendo rara la presencia de carbónico residual.
Aunque a nivel mundial el más famoso de los vinos elaborados por este proceso es el Beaujolais Nouveau, en España es el método tradicional de elaboración de los vinos de cosechero riojanos, habiéndose extendido su uso por otras denominaciones de origen.
He probado varios vinos de maceración carbónica, destacando el R Punto, Terra del Mañá Maceración Carbónica (100% Monastrell, muy interesante) o Albiker, amén de varios Beaujolais Nouveau, de los que despunta sobre todo el de Dominique Piron. También he probado vinos elaborados mediante este proceso, con alguna crianza en madera, como el R Punto Con o el Seis de Luberri. Incluso algún Rías Baixas 100% Albariño elaborado con este método me ha llamado la atención.
Hace unos días he probado dos vinos de maceración carbónica 2011 que me han gustado mucho y que me han parecido mucho más interesantes que los famosos vinos jóvenes franceses.
Bodegas Fariña elabora el primer vino de maceración carbónica de la DO Toro. Maceración y fermentación durante unos 7 días a 20ºC en depósitos de fermentación de acero inoxidable dan origen a Primero 2011 (DO Toro, tinto maceración carbónica, 100% Tinta de Toro, Bodegas Fariña). Un precioso vino de color cereza picota, de ribetes violáceos, muy limpios y brillantes. Intensos aromas a frutas rojas (frambuesa), violetas y recuerdos lácteos (nata, yogur) muy discretos. En boca, muy fresco, frutal, sabroso y algo secante al final. Gustó mucho en la mesa.
La familia Monje Amestoy nos trae un vino elaborado mediante maceración carbónica con maceración de 8 a 10 días en acero inoxidable con control de temperatura a 28ºC. Luberri 2011 (DOCa Rioja, tinto maceración carbónica; 95% Tempranillo, 5% Viura; Familia Monje Amestoy) tiene un color picota bien cubierto, brillante, con jóvenes ribetes amoratados. En nariz destacan los aromas a frutas del bosque, frambuesas y los recuerdos de golosina tan característicos, pero menos marcados que en otros MC. El paso por boca en muy fresco y frutal, bastante lleno, con un final algo amargoso y seco. Muy agradable.
Dos vinos de maceración carbónica de la última cosecha, que me han sorprendido por ser más serios y contundentes, sin perder su faceta fresca y frutal. Vinos ideales para disfrutar con unas chuletas de cordero a la barbacoa con unas ramitas de romero añadidas a las brasas, o como nosotros, con un arroz de conejo, ajos tiernos y alcachofas, preparado en el campo al fuego de leña, junto con unas setas a la brasa.

8 comentarios:

  1. Smiorgan:

    El Beaujolais es el más famoso y el más conocido, aquí, de este lado del Atlántico, es más complicado, hay alguno mexicano que no recuerdo, pero estoy casi seguro que existe. He tenido oportunidad de probar cosecheros riojanos directos de la jarra, fresquitos... soberbios con un buen cocido. Lástima que aquí no lleguen.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Benjamín.
      Igual los distribuidores no ven un mercado claro para estos vinos por aquellas tierras. Y si que es una pena, porque a mi en veranito, en una comida campestre, o en con una comida ligera o incluso con platos a base de bacalao o algunos arroces de marisco van de lujo.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Hola Smiorgan
    No coincidimos en la visión de estos vinos. Desde luego ninguno me parece fresco y para mi gusto les falta acidez. El fariña me parece que está bien, pero de tan bien me parece que está que no me da mas, no me dice nada, ahora bien, en un chateo me lo salva con las pizarras que suele haber.
    El Luberri 2011 (te dejo mi cata)me sobra golosidad.
    Coindido en tu comentario sobre estos vinos, a mi me parecen que tienes mucho mas recorrido del que se les dá y en el caso del Erre punto tienen un plus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sibarita.
      Pues no coincidimos, no. A mi si me han parecidos frescos y con buena acidez. Y el Fariña precisamente es el que más se me ha "desviado" de los MC que había probado y el que más interesante me pareció. Pero bueno, para gustos están los colores, no?
      Saludos.

      Eliminar
  3. Yo coincido con Smiorgan en cuanto al primero. Eso si para mi este 2011, no es da las mejores añadas, prefiero la 2010, e incluso mejor la 2009.

    ResponderEliminar
  4. Hola Ankabri.
    Es la primera vez que pruebo Primero, así que no conozco otras añadas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. La verdad que he probado muchas añadas del primero, siempre me ha gustado me parece un vino divertido y pizpireto, pero como te digo este 2001 no me hizo tanto tilín y así lo puse en mi blog, Nos leemos :)

    ResponderEliminar