domingo, 5 de febrero de 2012

Presentación de Bodega Iniesta

El pasado viernes asistimos, en Bodega Selección de Alicante, a la presentación de Bodega Iniesta, el proyecto vinícola de la familia Iniesta en Fuentealbilla, en el corazón de La Manchuela.
Bodega muy joven, cuenta actualmente con 120 Ha de viñedo en suelos de fondo calizo con arcillas, yesos y margas sedimentadas posteriormente. Clima mediterráneo templado, con notables cambios de temperatura entre el día y la noche, lo que permite una maduración homogénea tanto de las castas blancas (Macabeo, Verdejo, Chardonnay y Sauvignon Blanc) como de las tintas (Tempranillo, Bobal, Cabernet Sauvignon y Syrah).
La filosofía que rige la bodega y que nos transmitió Juan José Muñóz, enólogo responsable de la bodega, es el mimo a la fruta, desde que es vendimiada hasta el embotellado, y el intento de obtener la máxima expresión frutal de la uva, para lo que cuentan con el sistema boreal, mediante el cual se inyecta nieve carbónica a -50ºC a la pasta de vendimia, logrando enfriarla hasta los 5ºC. Esto provoca una estabilización e inertización de la pasta, lo que permite maceraciones prefermentativas largas, con la finalidad de extraer todo el potencial aromático de las bayas.
Actualmente, Bodega Iniesta elabora dos líneas de vino. Los de la serie Corazón Loco son vinos jóvenes, frescos y sencillos, dirigidos a gente más joven que no suele ser consumidora habitual de vino; su sello es la frutosidad intensa y la frescura. Finca El Carril es la línea más seria de la bodega, para la que se usan las uvas de los viñedos más viejos, y en los que se hace un trabajo más intenso de elaboración y crianza.
Pudimos probar los 6 vinos de la bodega, los 3 de la serie Corazón Loco y los 3 de la gama Finca El Carril, pudiendo notar claramente las diferencias entre ambas gamas y la distinta orientación que se le ha dado a cada una.
Corazón Loco Blanco 2011 (VT Castilla, blanco con 3 meses sobre lías, 45% Verdejo, 55% Sauvignon Blanc) se elabora con una maceración prefermentativa corta, y una fermentación de 15 días en depósito de acero inoxidable con control de temperatura y levadura seleccionada. Vino de un color amarillo pajizo claro con reflejos verdosos y acerados. Nariz dominada por la fruta tropical, piña, plátano y lichis, algo dulzón. En boca es fresco, frutal, ligero, muy suave, con algo de amargor final y una punta de carbónico muy refrescante. Un vino sencillo, dominado por la frutosidad tropical que busca atraer a un tipo claro de consumidor, nada memorable.
Corazón Loco Rosado 2010 (VT Castilla, rosado, 50% Bobal y 50% Syrah) se elabora mediante 12 horas de maceración prefermentativa y 21 días de fermentación con levadura seleccionada y control de temperatura. De color frambuesa claro, brillante, con preciosos reflejos color cereza. nariz muy atrayente, con piruleta, cerezas, fresas y chicle. En boca es seco, frutal, refrescante, con una punta de carbónico y una punta de verdor que hace que pierda algo al final. En cualquier caso, el más interesante de los vinos de esta serie Corazón Loco.
Corazón Loco Tinto 2010 (VT Castilla, tinto joven, 90% Tempranillo y 10% Syrah) pasa por una maceración-fermentación de 2 semanas tras el paso por boreal, y fermenta durante 21 días con levadura seleccionada y control de temperatura. Es un vino de color picota oscuro, con ribete violáceo, joven y brillante. Aromas dominados por frutos del bosque, lácteos y notas florales claras (violetas). En su paso por boca es muy frutal, con buena acidez, ligero hasta el punto de ser algo hueco, y con un final secante que parece denotar algún verdor. Un tinto nada especial, que puede servir para chatear.
Con el siguiente vino ya empezaron las cosas a ponerse un poco más serias. Maceración prefermentativa breve, fermentación de 15 días con levadura seleccionada y control de temperatura a 14ºC y reposo de 3 meses con sus lías y bâtonnage frecuente, son los orígenes de Finca El Carril Blanco 2010 (DO Manchuela, blanco con crianza sobre lías 100% Macabeo). Un vino de color amarillo pálido claro y brillante, con reflejos pajizos claro. Aromas de buena intensidad, muy agradables e interesantes, fruta blanca (pera), hinojo y jazmín. En boca es agradable, frutal, seco, con una acidez muy buena y un retronasal marcado claramente por el hinojo, dejando un largo y agradable final. Un blanco más que interesante, para tener en cuenta.
Seguimos con Finca El Carril Valeria 2011 (DO Manchuela, blanco con crianza, 75% Chardonnay y 25% macabeo). Fermentado en barrica de roble francés nuevo de 300 litros durante 15 días tras una breve maceración prefermentativa, y seguida de una crianza de unos 4 meses en la misma barrica de roble, lleva tan sólo un mes embotellado. El resultado es un vino de color amarillo dorado pálido con reflejos dorados y verdosos, muy atractivo. En nariz, de entrada, se notan los aromas de la crianza y las lías, con avellana muy suave, ahumados tenues y fruta blanca madura. En boca es un vino muy frutal, fresco, con más cuerpo, buena acidez y algo untuoso que le da un final de buena duración. Un blanco agradable y que no está mal.
Terminamos la sesión con Finca El Carril Tinto 2010 (DO Manchuela, tinto con crianza, 60% Tempranillo, 30% Petit  Verdot y 10% Syrah), cuyo coupage final se obtuvo tras ir disminuyendo progresivamente el porcentaje de Petit Verdot. Maceración prefermentativa de una semana, fermentación de 21 días y maceración-fermentación de 2 semanas, con posterior crianza de 4 meses en barricas de roble americano nuevo de tostado medio. De esta forma se elabora un vino de color picota oscuro de capa alta, con ribete violáceo. La nariz está muy marcada por la Petit Verdot, es de buena intensidad, balsámico, especiado, fruta roja, mentolado, hojarasca húmeda y recuerdos florales. En su paso por boca se muestra muy agradable, con buena acidez, frutal, de cuerpo medio, con tanino algo marcado y de duración media. No está mal, mejor para comer que para copeo.
Una agradable velada, en la conocimos este joven proyecto que creo que aún necesita asentarse y pulir algunos de sus vinos. La gama Corazón Loco no me resultó demasiado interesante, salvo algo el rosado, pero creo que puede gustar a gente que toma alguna copa ocasional. Finca El Carril Valeria es un blanco agradable y que no está nada mal. Finca El Carril Tinto tiene una nariz más que interesante y puede ir muy bien para una barbacoa o una comida algo más elaborada con carnes blancas. Finca El Carril Blanco es un vino muy interesante y que merece hacerse con alguna botella para disfrutar en casa con más calma.

5 comentarios:

  1. He tenido la oportunidad de probar dos de estos vinos no hace mucho tiempo.
    Creo que tienes una errata en el corazón loco tinto, el coupage es 70 % tempranillo y 30 % Graciano. El Valeria no sería 2010?, es que no me salen los números si tuvo 5 meses de roble.
    Te dejo los links de mis catas:
    CORAZON LOCO 2010
    FINCA EL CARRIL VALERIA 2010

    ResponderEliminar
  2. Hola Sibarita.
    Los datos que pongo de los coupages son los que nos dió el enólogo en la presentación, y la añada juraría que la copié bien de la botella, aunque igual me he liado. Lo miraré.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Yo te lo digo porque me los pasaron de bodega en su día. El finca carril Valeria es 011 o 010?

    ResponderEliminar
  4. Acabo de mandarle un mail al enólogo sobe el Valeria, porque o en la web está mal el tiempo de crianza o yo anoté mal la añada.
    El coupage del Corazón Loco Tinto, he puesto el que nos dijo el enólogo en la presentación. A ver si se pasa por aquí y nos lo aclara.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Juanjo acaba de contestarme, Sibarita. Aclarado.
    Valeria si es el 2011, pasa 4 meses en barrica incluída la fermentación, y lleva un mes embotellado.
    Corazón Loco Tinto era originalmente Tempranillo y Graciano, pero se agotó, y sacaron un lote con Tempranillo y Syrah.
    Saludos.

    ResponderEliminar