sábado, 7 de enero de 2012

Fin de Fiesta con Sorpresas

Aparte de lo que dieron de si los días más señalados, y del siempre esperado rencuentro con la familia, estas pequeñas vacaciones en Galicia han traído algunas otras sorpresas más que agradables.
El día de reyes, después del entrañable momento familiar de abrir los regalos, nos permitió conocer dos nuevos vinos gallegos, interesantes y muy bebibles. El Señorío de Rubiós Albariño 2010 (DO Rías Baixas, blanco joven 100% Albariño, Coto Redondo) es un vino de buena intensidad, que de entrada dio una fruta frutita tropical que hizo temer lo peor, pero que dio paso a fruta blanca, cítricos y herbáceos bien presentes, con un paso por boca marcado por la frutosidad, la buena acidez y un rico amargor final. Un Rías Baixas a seguir. El segundo vino que conocimos ese día fue el Quinta da Peza Mencía 2009 (DO Valdeorras, tinto joven 100% Mencía, Quinta de Peza), un vino de buenos aromas florales y de fruta roja, con notas dulzonas y vegetales, que en boca es suave, fresco, algo golosón y frutal. No es complejísimo, pero se bebe muy bien.
Una gran casualidad de la vida fue, la misma noche del evento que más adelante comentaré, poder conocer un local que tenía muchas ganas de visitar, Descorche, en la calle del Hórreo de Santiago de Compostela. Un restaurante vinoteca de sólo unos meses de existencia, regentado por Diego, con el que resulta agradable, interesante e instructivo mantener una charla sobre vinos y música, mientras se saborea alguno de sus vinos por copas, y se escucha buen jazz. En mi corta visita, pude disfrutar una copa de Sampayolo Barrica (DO Valdeorras, tinto con barrica, Mencía y Garnacha; Sampayolo) un vino frutal, fresco,  muy agradable de beber. Y la sorpresa de la noche, compartir con un amigo una copa de un vino ya comentado y alabado en este blog, La Amistad 2010 (DO Alicante, tinto con crianza, 100% Rojal, Bernabé Navarro), frutas rojas, lácteos, vegetal, fresco, goloso, de trago largo. Un vino que de verdad no me esperaba encontrar por estas tierras, y que me dio una alegría. Diego, nos veremos más veces, no te librarás de mí fácilmente.
Por último, una reunión inolvidable, que me hizo disfrutar muchísimo. Por primera vez desde hace casi 10 años nos hemos juntado a cenar la mayor parte de los amigos que, en tiempos estudiantiles compostelanos, compartíamos mesa de póker, correrías nocturnas, desventuras y alegrías, y que, por circunstancias de la vida, no habíamos logrado desde entonces, poder salir a cenar y a tomar unas copas todos juntos. Si, los temas de conversación han variado, y ahora es inevitable la mención a los respectivos embarazos, hijos y demás, pero fue fantástico volver a mirar a mi alrededor y ver esas caras tan queridas. La cena, además, me permitió conocer un recomendable restaurante en Compostela, DeCocido, regentado por Luis, que se esmera en ir a buscar allá donde sea necesario la mejor materia prima y darle el trato que se merece para presentar una cocina de raíz tradicional. Atención al lacón prensado, la croca a la piedra y al queso de leche cruda que él mismo cura y que no quiso revelar dónde fue adquirido. Además, la cena dio mucho de si en el tema vinícola, destacando por encima de los otros vinos, el Petit Hipperia 2008 Edición Nº 1 - Alexander Walter  (VT de castilla, tinto con crianza; Merlot, Cabernet Sauvignon, Petit Verdot, Cabernet Franc, Syrah; Pago de Vallegarcía), un fantástico vino de ricos aromas de fruta negra madura, tostados dulces y especiados suaves, que en boca es redondo, sedoso y elegante.
En fin, un fin de fiesta impresionante para estos días de escapada gallega, que van a ser difíciles de superar.

4 comentarios:

  1. Por lo que te he leído en los dos últimos post te has galleguizado eh?.

    ResponderEliminar
  2. Hola Sibarita.
    Siempre que puedo intento disfrutar y conocer vinos da terriña. Por aquí es muy difícil conseguir cosas, salvo lo más conocido, así que cuando me subo a Galicia, aprovecho.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Pero mira que tengo sitios pendientes para visitar por terras galegas, a ver cuando consigo liquidar la hipotéca y le ataco de verdad a estos sitios tan maravillosos que hay.

    ResponderEliminar
  4. Mucho ha ido avanzando la oferta en Galicia, Ankabri. Desde que estoy fuera, cada vez que regreso me llevo una sorpresa.
    Saludos.

    ResponderEliminar