miércoles, 16 de febrero de 2011

Un Vino (delicioso) del Mosela

Llevaba yo ya un tiempo con ganas de disfrutar de nuevo de la deliciosa acidez y los aromas cítricos de la Riesling, y hace unos días se presentó de nuevo la oportunidad.
Tras pedir de entrantes unas fantásticas yemas de corral con tocino ibérico a la brasa, y una deliciosa pasta fresca con ceps rellena de requesón con trufa, aproveché la ocasión para preguntar a la sumiller por un Riesling, y aceptando su sugerencia, disfrutamos de un vino más que interesante.
Uvas procedentes de viñedos situados en el Mosela medio, de una muy buena añada 2007, que tras un leve prensado neumático, pasan a depósitos de acero inoxidable, donde fermentan con levaduras indígenas, para una posterior crianza de unos 6 meses. El resultado, este St. Urbans-Hof Riesling 2007 (DO Mosel, blanco con crianza en depósito, 100% Riesling, St. Urbans-Hof). Un vino de un bonito amarillo pajizo con reflejos acerados, algo glicérico, que en nariz muestra esa nítida fragancia cítrica de la variedad, lima, quizá algo herbáceo, notas amieladas, algún soplo terroso, y mínimamente los recuerdos de hidrocarburos de la Riesling entrada en años. En boca es una delicia; el ataque estimula los bordes de la lengua con una acidez fantástica, dejando a su paso una frutosidad importante, y de nuevo ese recuerdo amielado, para terminar con un agradable punto de dulzor que hace sonreír. Muy buena persistencia.
Navegando por la web de la bodega, hay mucha información sobre vendimia, elaboración, historia y filosofía de trabajo; recomiendo una visita pausada.
Una bodega y unos vinos que habrá que empezar a conocer y a seguir, aunque, ojo, estos vinos enganchan.

11 comentarios:

  1. Y luego hablas de los demas, yes un yonki, no paras, jejejeje

    ResponderEliminar
  2. ¿Que enganchan...? No sé por qué lo dices, je, je!!por aquí hay más de uno enganchado.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Doy fe, enganchan ¡Y MUCHO! :-)))

    Recuerdo que hace apenas 7-8 meses montamos una cata comparativa entre esa bodega que citas, Monchöff y Barzen... todos muy ricos, cada uno en su sitio!

    A seguir disfrutando de esa conjunción de fruta con acidez embriagadoraaa... :-P"""

    ResponderEliminar
  4. Un excelente riesling, sin duda. Yo lo probé y hablé de él hace ya algún tiempo.

    El "problema" es que al escapar al cuasi-monopolio de distribución de "Vinos Alemanes", no es facil de encontrar, al menos en el centro-noroeste...

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!

    Te invitamos a participar del concurs Blogger of the Month tinyurl.com/bloggerofthemonth
    ¡Envianos tu post y gana un viaje a Argentina!

    ResponderEliminar
  6. Mariano, eso es porque no has profundizado en la búsqueda de valores fuera del 'monopolio'... ;-))

    ResponderEliminar
  7. Hola, Guillermo.
    Pues aquí hay uno que empieza a engancharse. Y la culpa la tiene el que escribió el comentario siguiente al tuyo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Oscar, tu sabes que la culpa es tuya. Tu me hiciste probar esta uva y estos vinos. Gracias por ello :)
    Me apuntaría sin duda a una cata como esa. Lo que voy a intentar yo es profundizar en las diferencias entre los Riesling Alsacianos y los del Mosela, que me parecen muy diferentes.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Mariano, yo sólo lo he visto por aquí en la carta de un restaurante.
    No he mirado en tiendas, pero ancha es internet :)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. La cata que te comenta Oscar de Monchöff y Barzen, es la que te he dicho yo en el comentario que te he puesto en Verema, ya sabes, donde hay Riesling ahí está la nariz de Oscar, no se pierde ni una el tio!!

    Un saludo.

    ResponderEliminar