sábado, 9 de octubre de 2010

A Torna dos Pasás

Hay gente empeñada en dar un giro radical a los vinos elaborados en Galicia. O al menos dispuesta a seguir sus ideas y convicciones más allá de modas, ventas, recomendaciones económicas y demás. Eso es lo que puede uno pensar cuando lee que alguien como el colleiteiro Luis Anxo Rodríguez Vázquez, actualmente presidente de la DO Ribeiro, decide no sacar al mercado el año que viene sus dos vinos de gama más alta, y de escasísima producción, porque "quiere que pasen dos años en botella en vez de uno". En fin.
Hay vinos con los que su elaborador intenta expresar algo. Reflejar su terruño, dejar hablar a castas autóctonas y, al menos antaño, en peligro de desaparecer, o dejarnos ver su forma de hacer las cosas.
Para este vino, Luis Anxo utiliza un coupage de 4 castas autóctonas gallegas. Brancellao, de alta resistencia y baja productividad, que da origen a vinos varietales estructurados y de calidad. Ferrol, de aromas intensos y penetrantes, que produce vinos ácidos y de poca graduación. Caíño Longo, de maduración tardía, da origen a vinos intensos y frutales. Y Caíño Redondo, uva rústica de alta productividad, que se complementa bien con otras variedades.
Con estos mimbres, se teje un vino del que se elaboraron 4000 botellas numeradas y 100 magnum. Fermentado y macerado en depósitos de acero inoxidable con temperatura controlada, y criado en barricas de roble francés y americano de segundo uso. Ni filtrado ni sometido a frío. Es A Torna dos Pasás 2008 (DO Ribeiro, tinto con crianza; Brancellao, Ferrol, Caiño Longo y Caiño Redondo; Luis A. Rodríguez Vázquez): precioso color cereza con ribetes amoratados. A copa parada, gran  expresividad de fruta roja y negra, que tras agitar la copa se acompaña de un fino especiado, recuerdos balsámicos y minerales muy suaves. En boca tiene una acidez viva, con un paso fresco y frutal, nuevamente una muy leve mineralidad, y un suave tanino (algo verde?) al final. Alegre, fresco, vivo y expresivo, que te pone una sonrisa en los labios.
Este vino, como el Finca Teira de Manuel Formigo, los Patio de Samuel Cano, Las Tabaneras y otros, son vinos que me hablan, que me dicen algo que no siempre se expresar y transmitir más allá de una serie de sensaciones organolépticas, pero que nunca me dejan indiferente.

10 comentarios:

  1. Smiorgan, de donde has sacado toda es info que sacas de la bodega?.
    Como te comenté me encantó el Escolma de este tinto, ahora estoy con un Viña de martin 08 , acabo de comenzar, ya contaré.
    Sin duda, en breve cogeré una botella de básico para probarla.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Sibarita.
    Yo espero más adelante hacerme con los Escolma.
    La información sobre la elaboración la encontré en la web de Obeiro, sobre una cata de vinos de la DO Ribeiro. He intentado encontrar un mail donde preguntar a la bodega si los datos son exactos, pero no hay forma.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Smiorgan, ya te confirmo yo que, hasta donde se, todo esta correcto...

    Ya te lo digo en mi blog pero aqui te repito que este post tuyo es la leche. Los mas riguroso, estudiado y completo que he visto sobre un vino gallego amigo... genial

    Del vino ya no digo mucho mas que esta todo dicho. Solo que, como tambien te digo haya, creo que si la paciencia nos diera de mas, seguramente lo mejor de estos vinos lo descubriremos despues de unos años. Veremos...

    ResponderEliminar
  4. Hola, JL.
    Me sonrojas con el elogio, amigo.
    He intentado aprender un poco sobre estas castas autóctonas tan desconocidas para mí, y procurar transmitir esa información.
    El aportar datos sobre la elaboración de un vino, creo que nos ayuda a todos a aprender y a entender lo que tenemos en la copa, para así poder valorarlo en su justa medida.
    Con respecto a la paciencia, desde que acerqué mi copa a la nariz la primera vez y luego tomé el primer sorbo, me dije: "esto el año que viene será espectacular".
    Saludos y gracias.

    ResponderEliminar
  5. Jose Luis que el A torna 2 pasas Escolma puede mejorar por supuesto, pero que el 07 está ya mismo de la leche tambien.
    Tengo que deciros que el Viña de Martin 08 no me gustó tanto, echo de menos un poco de madurez. Me gustó pero no me convenció, tambien tendrá evolución por delante

    ResponderEliminar
  6. Insisto en que, en cuanto pueda, me haré con algún ejemplar de esos Escolma, que me picais entre los dos. Aunque como mi tienda de cabecera para estas cosas ya no está disponible...
    Ya nos darás detalles de lo que no te convenció de ese Viña de Martín, Sibarita.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Me uno al 100% a la felicitación de José Luis hacia este post, menuda documentación bien planteada: sin alargar, precisa y efectiva, ¡chapeau!

    Abres una brecha en mi mente cuando dices que estos vinos, junto con los Patio y otros, te dicen cosas que otros (quizá) no son capaces.
    No por nada, pero a mi me ha pasado también últimamente con un vino que, sin ser mi preferido de la casa en años anteriores, cuando lo he probado las dos o tres últimas veces me ha dejado casi boqueando cómo una merluza fuera del agua... se trata del Blanco de Dominic, Clos Dominic. Hay quien dice que le recuerda algo su aroma al blanco de Samuel, y no van mal encaminados, la pureza de las levaduras allí presentes no engañan y hablan, cómo bien decías, de una forma difícil de explicar.

    Lo dicho, enhorabuena por el post, ahora sólo falta que me des el precio del susodicho y que, más pronto que tarde, esos vinos lleguen a este rincón de la península que tan olvidado está de vinazos gallegos.

    Un fuerte abrazo.

    OG

    ResponderEliminar
  8. Hola, Oscar, cuánto tiempo!
    Gracias a ti también por los elogios.

    Hay vinos que tienen un algo que, al menos yo, no se expresar como quisiera. No llega con recitar una lista de aromas, sabores, postgustos y retronasales. Tienen algo más, que creo que sólo probándolos se llega a captar. Si lo conjuntas con los detalles de su elaboración, la experiencia se hace aún mejor.

    El precio...soy un desastre, pero no lo recuerdo. Lo compré donde compraba todas estas cositas, en un tienda de Cee (pequeña en tamaño, enorme en calidad humana y material) desgraciadamente ya cerrada. Pero quizá José Luis podría darte precios y formas de encontrarlo.

    Un abrazo, Oscar.

    ResponderEliminar
  9. Me uno a los elogios del Post... y a los de A Torna. Vinazos con todas las letras los tintos de Luis Anxo.

    No me canso de decir (aunque algunos sí se cansarán de oírmelo) que A Torna dos Pasás Escolma 2002 es el mejor Tinto Español que he probado hasta ahora. Sé que no es mucho decir, viniendo de un ignorante de mi calibre, pero sí prentendo transmitir la capacidad de evolución que estos vinos pueden tener en la buena línea que apuntas.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  10. Hola, Mariano. Y gracias.

    Discrepo de ti en lo de tu ignorancia, pero estoy de acuerdo en que este es un vinazo, que destila personalidad sorbo a sorbo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar