domingo, 28 de febrero de 2010

Testicular

Hace algún tiempo hablábamos en un blog sobre los nombres de los vinos. Decíamos que hay vinos con nombres tradicionales, modernos, elegantes, sugerentes, poéticos, curiosos, graciosos, malsonantes...
Este sábado, nos llamó la atención y nos hizo gracia el nombre de este vino, que acabamos pidiendo al ser informados de que el Pago de Los Capellanes Roble que queríamos, se había terminado. El vino en cuestión tiene el curioso nombre de Cojón de Gato, debido a que una de las variedades que entran en su composición, recibe ese nombre.
El Cojón de Gato 2008 (DO Somontano, tinto con crianza; Syrah, Merlot, Cabernet y Cojón de Gato; Lamarca) es un vino de intenso color picota bien cubierto, con ribetes violáceos asomando los granates. Nariz agradable y de buena intensidad, con frambuesa, vainilla y otras notas especiadas al fondo. En boca es goloso, suave, algo falto de acidez, con un retronasal afrutado y un tanino final suave y bien integrado.
Un vino agradable de beber, aunque su leve falta de acidez y su golosidad pueden cansar un poco.
Curioso nombre para un vino y para una variedad de uva.

10 comentarios:

  1. Smiorgan:

    Con que no sepa igual a su nombre...
    Sin duda una jugada de mercadotecnia un tanto arriesgada, para el público más conservador.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Smiorgan,

    Efectivamente es una técnica de márketing como cualquier otra. Se trata de una empresa que trabaja con bodegas creandoles una marca y poníendola en el mercado:

    http://www.lamarcawines.com

    Por cierto, el parecido estético con Paco&Lola o con Lar de Paula, no es casualidad...

    Cuando probé el Cojón (y algún otro de Latalmarca) me dijo más bien poco. Me da que han gastado más en creativos de publicidad que en prestar atención a la viña (pero eso ya es una opinión personal)...

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola, Benjamín.
    Desde luego, es un nombre que a más de uno echará para atrás, aunque a otros, como a mí, les picará la curiosidad. Eso sí, el nombre de la uva es un nombre tradicional, así que...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Mariano.
    Ya decía yo que esa botella me recordaba algo, la de Paco y Lola, claro.
    Ya había visto visto lo de Lamarca, y que trabajan con varias bodegas. Lo que no sabía era que se dedicaban a crear imagen.
    El vino no es desde luego una cosa memorable, pero vaya, no me disgustó, aunque se hace algo pesado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Como más de una vez he comentado, desde pequeño escuchaba hablar de este tipo de uva y alguna he distraido en huerto ajeno, merced a mi abuela que era quien me educaba en mi infancia en cuestiones campestres. Es decir, tradicional, eslo.

    Saludos,

    Jose

    ResponderEliminar
  6. Hola Jose.
    Yo ni había oído hablar de ella, pero mira, nunca es tarde.
    Me has traído recuerdos de mi infancia, visitando huertos ajenos y probando su fruta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Cuando lo probé de forma rápida si que me llamó un poco la atención para comprarme una botella y echarle ago de tiempo.
    Cuando lo haga os comentaré...
    Smiorgan, que nada sobre los 10 €?

    ResponderEliminar
  8. Sibarita, lo probé en un Restaurante, y creo recordar que rondaba los 15€, así que en tiendas andará por ahí.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Yo este vino lo probé en un restaurante de pueblo (www.restaurantlamola.com)cerca de casa, y el precio en carta era de 9,50€. Se ve que la crisis está poniendo muchos productos donde realmente siempre deberían haber estado. El vino es curioso, aunque no pasa de eso a mi entender. Para una comida agradable un vino fácil, normal, tampoco se le puede pedir más. Felicidades por el blog, siempre interesante.

    ResponderEliminar
  10. Totalmente de acuerdo en tu apreciación sobre los precios y sobre este vino en concreto.
    Muchas gracias por el elogio al blog y gracias por pasarte por aquí y comentarnos algo.
    Saludos.

    ResponderEliminar