domingo, 17 de enero de 2010

Finca Teira


Hoy tocó hacer los honores al primero de los caldos gallegos que hicieron el viaje desde Cee. Este fue recomendación y obsequio de José Luis, y ha sorprendido gratamente.
Hace poco que estoy redescubriendo la DO Ribeiro. O mejor diría descubriendo, porque nunca profundicé en ella, más allá de los típicos blancos facilones y algún tinto de supermercado. Y si las cosas van a ir por donde marca este vino, le auguro un futuro prometedor.
El vino en cuestión es el Finca Teira 2008 (DO Ribeiro; Tinto joven; Caiño longo, Sousón y Brancellao; Manuel Formigo de la Fuente). Un tinto joven de bonito color picota, con ribetes violáceos y capa media-baja. Aromas de buena intensidad, agradables, con mucha mucha fruta roja en primer plano, algo de flores y quizá ¿regaliz?; una nariz muy agradable. En boca es muy sabroso, con una acidez viva que hace que apetezca más, y con un final no muy largo donde se nota una cierta rugosidad verde, que no llega a ser en absoluto desagradable.
Un vino que muestra una juventud y un nervio deliciosos, que ha sido una grata sorpresa y nos ha gustado mucho. Repetiremos.
La cosa terminó probando una curiosidad de Bodegas Agro de Bazán, una ocurrencia de Manuel Otero. Un blanco de vendimia tardía 100% Albariño.  Un otoño excepcionalmente seco hizo que se dejaran sobremadurar unos racimos, que se vendimiaron en Diciembre de 2007. De esa idea nacieron unos 1000 litros de Agro de Bazán Derradeira Vendimia. Un vino muy curioso, con un precioso color dorado claro con reflejos dorados brillantes. Aromas intensos, complejos y elegantes, con fruta blanca madura, flores, notas cítricas y un punto dulzón. En boca tiene una acidez viva, quizá pelín excesiva, aunque quiere asomar el azúcar, y notándose algo de carbónico; largo e intenso final. Es el segundo albariño de vendimia tardía que pruebo, y me resultan muy curiosos, agradables e interesantes.

4 comentarios:

  1. Me alegra un montón que te gustara este FincaTeira porque a mi me tiene subyugado. Cada vez me gustan mas los vinos que acuden a lo básico, a lo racial, pero finamente, suavemente como este. Plenos de "músculo" sin necesidad de "hacer pesas"... no se si me explico...

    Algo parecido a ese Agro de Bazán se esta ahora mismo dejando envejecer en el mismo Salnes. Manuel Otero siempre ha sido un innovador en Rías Baixas... lástima que después de la novedad se decidiese por hacer con alguno de sus grandísimos vinos "mas de los mismo". Espero poder probar este Vendimia tardía que dices...

    ResponderEliminar
  2. Racial quizá sea una buena forma de resumir este vino. Y creo que se por donde vas con lo del músculo.
    Mi incultura vinícola no me permite describir correctamente todas las sensaciones que transmite este vino, pero me ha gustado mucho el como se sale de la línea más o menos estandarizada de hoy en día.
    Iremos a por más.
    Algunos vinos de Otero me gustan mucho, y le tengo cierto cariño a esa bodega. Este Derradeira Vendimia es curioso. No hay muchas botellas, y yo tengo dos ;) así que...jajaja
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Eso del Albariño de cosecha tardía suena bien. En realidad se me han antojado los dos. Por más que he buscado no encuentro nada, hace poco hubo una promoción de vinos gallegos en una tienda estilo ECI. Seguiré buscando.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Benjamín, no se como andan de distribución estos vinos. El albariño fue comprado en la bodega, y el Finca Teira te lo podrá decir mejor JL de La Vitualla, pero yo no lo había visto hasta ahora.
    Saludos.

    ResponderEliminar